No importa quien gane las próximas elecciones

Hace poco Jesús Silva R., escritor en Aporrea, escribió un artículo titulado:

”El final del odio entre opositores y chavistas”

Donde entre otras cosas dice lo siguiente:

”Como las etnias africanas de hutus y tutsis que se mataron los unos a los otros y protagonizaron una de las contrataciones más brutales entre pueblos hermanos, hay locos en Venezuela que pretenden que hagamos lo mismo entre chavistas y antichavistas para luego conquistar el gobierno en un país lleno de cadáveres.”

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a263379.html

Me gustaría resaltar una cosa que creo es muy importante con respecto a este comentario.

Es algo que creo que todos los Revolucionarios seguidores de Chávez deberíamos saber, entender, y tomar en cuenta cada vez que  pensamos sobre el tema del chavismo y la oposición, sobre los conflictos abiertos que han existido entre estos dos grupos desde que Chávez fue electo por primera vez en el 1998, y cada vez que pensamos en apoyar o votar por una u otra banda, o por algún candidato en particular.

Aun antes de Chávez, y durante unos 500 años aquí en Venezuela también existieron estos conflictos entre “chavistas” y “opositores,” pero eran normalmente conflictos silenciosos, o sea, eran conflictos donde un grupo de personas (la mayoría) se subyugaba voluntariamente o forzadamente a otro grupo de personas (la minoría).

Estos conflictos silenciosos eran (y siguen siendo) encubiertos y perpetuados con/por nociones colonialistas como:

… indio, salvaje, ignorante, negro, esclavo, siervo, superior, blanco, Dios, bruja, mono, los cerros, rancho, choza, puta, homosexual, Diablo, dinero, rico, pobre, feo, inferior, jefe, obrero, dueño, inteligente, estúpido, flojo, empleado, enemigo, mío, tuyo, propiedad, sirviente, país, fronteras, guerra, robar, paz, prosperidad, riquezas, potencia, economía, raza, etc.

Eso ha sido así desde hace unos 500 años.

Pero, antes de eso, durante miles de años aquí en Venezuela se vivía básicamente sin esos conceptos colonizadores --- así como en el resto del Sur del planeta --- y por eso (ver más abajo) se vivía generalmente en paz, sin conflictos mayores.


LA PROPIEDAD

En base a mis estudios, el concepto colonizador más responsable de todos los conflictos es el concepto de la propiedad.

Hablo de la propiedad en absolutamente todas sus formas, ya que sin excepción, cualquier concepto de “esto es mío y eso es tuyo” crea conflictos, automáticamente.

Es matemáticamente imposible que no sea así ya que en algún momento de escasez, catástrofe natural, o mala suerte, el hecho de que alguien tenga algo mientras que el otro no lo tenga, causará con 100% de certeza algún conflicto, pequeño, grande, o monumental (como las guerras).

Ahora, sí hablamos de la propiedad privada por ejemplo, digamos una casa, muebles, o un teléfono celular, es muy fácil entender que el hecho de ser propietario de estas cosas implica automáticamente que a uno le podrían robar lo que tiene, pero si hablamos de ideas, o conceptos, o de invenciones, creaciones, y nociones, entonces se hace bastante más difícil entenderlo.

Pero es lo mismo.

Esto se evidencia por ejemplo en la creencia en Dios, en las convicciones políticas, o en diferentes escuelas del pensamiento, donde uno adopta como propiedad privada diferentes formas de percibir y entender la vida.

Bueno, fue este concepto fundamental de la propiedad --- lo cual implica fronteras, país, fuerte, pobre, superior, inferior, rico, pobre, etc. --- que llevó a una de las masacres (genocidio) más grandes de la historia moderna, entre los hutus y tutsis en Ruanda, donde en 1994 entre 500.000 y 1.000.000 ciudadanos de una banda (y sus aliados directos o indirectos) fueron brutalmente masacrados y violados por otros ciudadanos que se oponían políticamente a estos.

Pero, antes de las invasiones europeas, y durante siglos, y posiblemente durante miles de años --- así como aquí en Venezuela --- los tutsi y los hutus vivían pacíficamente juntos, sin fronteras (no existían países), y se casaban entre ellos.

Ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Rwandan_genocide
Ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Origins_of_Hutu,_Tutsi_and_Twa

NOTA IMPORTANTE: Una de las cosas que ocurrió en Ruanda fue que los que masacraron a otras personas utilizaron la información que contenían las cedulas de los ciudadanos para decidir si morían o vivían. Los colonizadores europeas habían integrado la raza (tutsi, hutu, etc.) a la cedula. Lo menciono ya que aquí en Venezuela, una parte de la población tiene el carné de la patria (invento colonizador de Maduro y compañía), mientras que otra parte no lo tiene, y eso en sí ha creado automáticamente una división psicológica básica entre chavista y opositor, así como entre hutu y tutsi.


CONCLUSIÓN

Entonces …

Creo que es muy importante saber, entender, y siempre recordar que todos los conflictos, y particularmente aquellos conflictos violentos --- como el genocidio en Ruanda y las guarimbas de la oposición aquí en Venezuela ---, son el resultado de la colonización, y particularmente el resultado de la perpetración del concepto de la propiedad.

Ahora …

Eso dicho, suponiendo que la Revolución Bolivariana busca crear una sociedad más justa y humanista, socialista y comunal, una de las razones por la que la Revolución Bolivariana actual bajo Maduro no puede funcionar exitosamente es sencillamente porque Maduro promueve el concepto de la prosperidad, el cual es un concepto colonialista que implica la propiedad (ver lo que sigue).

Creo que es muy importante siempre recordar:

- que toda clase de prosperidad implica la propiedad ya que la prosperidad supone tener más cosas que lo mínimo, o sea, más dinero, más muebles, mejores carros, buenos teléfonos, ropa de marca, más comida, más ideas, más entretenimiento, más mujeres u hombres, más satisfacción, mejor whisky, etc.

y

- que el concepto de la propiedad es la principal razón o detonador de los conflictos.
 
Bueno:

- quería aclarar el hecho de que la terrible violencia de 1994 en Ruanda, entre hermanos negros colonizados, no fue por culpa de los “negros” que vivieron pacíficamente durante siglos antes de la colonización, sino que fue culpa de los “blancos” colonizadores y de sus conceptos colonizadores

- quería comparar el caso de Ruanda con el de Venezuela, en el sentido de que aquí en la Venezuela de hoy, y aunque Chávez hizo [todo] lo posible para alejarnos de los conceptos colonialistas, todavía somos una tremenda colonia, mentalmente, espiritualmente, y físicamente, y por eso corremos siempre el riesgo de experimentar la violencia y la guerra civil

- quería  sugerir de tomar esta realidad en cuenta al votar, digamos para poner a Maduro y a los otros candidatos en su real ubicación con respecto a lo que dicen y hacen, y con respecto a ellos mismos dentro del marco de la realidad.

Básicamente, de lo que yo puedo constatar en este momento, el candidato Maduro está haciendo/ofreciendo lo mismo que están ofreciendo los candidatos opositores --- paz, prosperidad, potencia económica, bla, bla, bla ---, o sea, están ofreciendo la perpetración del colonialismo, solo que en el caso de Maduro él lo encubre con la imagen de Chávez al frente.

Creo que lo importante para nosotros los Revolucionarios seguidores de Chávez, es de retomar el poder anticolonialista en algún momento --- tal vez en las siguientes elecciones --- para liberarnos de las cadenas de los conceptos colonizadores que han estado creando conflictos desde entonces, y que han estado sistemáticamente y continuadamente destruyendo el mundo desde hace unos 500 años.

”El final del odio entre opositores y chavistas” de Jesús Silva R. jamás podrá existir al votar por Maduro --- o cualquier otro candidato actual --- ya que Maduro promueve abiertamente los conceptos colonizadores que precisamente crean estos conflictos.

En fin, por eso digo que en esta etapa Revolución Bolivariana, no importa quien gane las próximas elecciones.

N.B. En los tiempos de Chávez, aunque existía ese “odio entre opositores y chavsitas,” Chávez hacía [todo] lo posible para erradicar de nuestras cabezas (los chavistas) cualquier noción de odio o venganza por ejemplo, o de violencia hacia la oposición.  Mientras tanto, los líderes de la oposición hacían [todo] lo posible para que sus seguidores odien a cualquiera que no sea de su banda, a comunistas, socialistas, o lo que sea, pero en particular a los chavistas, pero, al pasar el tiempo, y con la relativamente buena gerencia del país por parte de Chávez, y su paciencia con la oposición, los seguidores de la oposición fueron poco a poco haciéndose menos violentos, hasta que Maduro ganó las elecciones en el 2013, y otra vez empezó ese odio irracional opositor, pero esta vez con más violencia que cuando mandaba Chávez.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2421 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a263411.htmlCd0NV CAC = Y co = US