Socialismo: ¿Inglés, Yanki o Sueco?

Hace pocos días, un estudiante de la universidad me preguntó cual de estos países preferiría como modelo del socialismo para el siglo XXI en nuestro país, es decir, Inglaterra, USA o Suecia.

Ante tan confusa y ambigua interrogante, me “atreví” a preguntarle: ¿Qué tiene que ver socialismo con la realidad económica y cultural de estos países?

Con aparente seguridad, el joven me respondió: Porque en cualquiera de las tres naciones hay metro, ferrocarriles, se fabrican vehículos, aviones, motocicletas, armas, explosivos, ropa, computadoras, hay modernos hospitales públicos y privados, universidades públicas y privadas, iglesias de diversos signos, casi toda la gente come sus tres comidas, hay empresas privadas, mixtas y hasta algunas son poseídas por el Estado, hay casinos, bingos, loterías, burdeles, cadenas de hoteles, club privados y gremiales, bancos privados y del Estado, se cobran tasas e impuestos, hay centenares de medios privados de comunicación para difundir el socialismo de mercado, en fin el grado de miseria es reducido, el nivel de vida en general es superior que en los países que los profesores llaman del tercer mundo, hay grandes cadenas de negocios debidamente organizadas para distribuir y vender alimentos y productos de primera necesidad, en fin todo esto se me parece mucho a lo que se ha comenzado a ofrecer y a realizar en Venezuela, aunque debo reconocer, mi estimado profesor, que hay diferencias de matices, entre el socialismo sueco, el norteamericano y el inglés.

Después de escuchar al muchacho, sigo confundido y le pregunto: ¿Por qué Ud. habla del socialismo de esos países? ¿no será que Ud. confunde este término con otro que los teóricos llaman capitalismo? ¿Se ha dado Ud. cuenta que estos términos en cualquier diccionario de economía política son definidos como antagónicos? ¿Es que acaso los resultados de la aplicación del índice de Gini en esos países y en Venezuela no es sustancialmente diferente? ¿Es que Ud. me quiere tomar el pelo o es que ...?

No había terminado la pregunta, cuando salta de la silla mi interlocutor y me riposta: mire Ud. yo no estoy loco, estoy completamente cuerdo, lo que pasa es que parece que Ud. no ve ni lee los medios privados y públicos de comunicación en venezuela, ¿Es que acaso no se ha dado cuenta que las principales arterias de circulación en las grandes ciudades del país están llenas de vallas con mensajes para que consumamos todas las mercaderías que vienen de los países que los profesores llaman desarrollados? ¿Ud. cree profesor que hay alguien en este país que está ofreciendo algo radicalmente diferente a la estructura económica socialista de los países que ya le nombré? Dígame, por favor, hay alguna perspectiva para que la tasa de acumulación de capital deje de estar concentrada en pocas manos y que la banca deje de ganar las inmensas fortunas que hasta ahora viene disfrutando? Ayúdeme mi maestro, a salir de la duda, ¿Qué es más bonito vivir en USA, Suecia o Inglaterra, cual de estos se acerca más al socialismo del siglo XXI? Por favor, desásneme, explíqueme ¿cuales son las diferencias sustanciales en lo económico, lo financiero y lo social entre el socialismo del norte y el socialismo que se ofrece para el siglo XXI en mi país? Se lo ruego, mañana tengo un examen, y en realidad estoy más enredado que un perro con tres esféricas...

Amigo mío, déjame decirte que yo también lo estoy, en consecuencia, lo único que puedo sugerirte son dos acciones: la primera, que no presentes mañana la prueba y la segunda, que le escribas a los integrantes del gabinete económico de nuestro gobierno bolivariano para que te expliquen si realmente existe una diferencia sustancial entre el capitalismo o “socialismo”, de los países “desarrollados” y el socialismo que se está ofreciendo para el siglo XXI. Consúltales si ¿sólo basta con hacer puentes, carreteras, metros, hospitales y otras obras de indiscutible necesidad colectiva, o hacer crecer el P.I.B. para que podamos hablar que estamos entrando en una sociedad socialista? Pídeles que por el amor a Dios o a Luci, que te expliquen como es que nos estamos liberando del FMI, como dicen algunos periodistas, casi todas las instituciones siguen contratando préstamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D.), que la banca privada ahora gana más dinero que en el capitalismo salvaje de Caldera y CAP y se sigue recibiendo asesorías en materia de finanzas públicas por parte de organismos controlados por lo que tu denominas el socialismo norteamericano. En fin, ayúdate con las sabias opiniones de los expertos oficiales (recuerda que no vale consultar a los profetas del desastre, ya todos sabemos de sus nefastas recetas) y por favor no dejes de comunicarme lo que te respondan, toda vez que yo también quiero aprender y desasnarme. Gracias, por ayudarme a comprender, al menos o al igual, que aquel sabio griego cuando exclamó “yo solo sé que no se nada” (yovic01@cantv.net)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4397 veces.



Yolí J. Núñez Oberto


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: