Las ideologías presentes en la revolución bolivariana

¿Están las ideologías presentes en la Revolución Bolivariana en su estadio subliminal? De lo que si estamos muy seguros es que Nico es un obrerista convencido lo cual tiene su importante significación en lo conceptual-ideológico a ser no solo considerado sino analizado en conciencia revolucionaria. Es probable que también podrían estar presentes en algunos líderes revolucionarios tendencias ideológicas anarquistas, trotskistas, libertarios, neo-capitalistas de izquierda, aburguesados mayameros, capitalistas diosochescos, liberales de izquierda, centristas ni-ni, gramscistas, marxistas, maoístas, bernsteinianos, marxistas-reformistas, fidelistas, estalinistas, althusserianos, entre otras expresiones del pensar conceptual-político-ideológico.

En las derechas también se exponen pensares ideológicos que giran alrededor de las tendencias que se han venido, históricamente, desarrollado desde Ronald Reagan hasta las actuales circunstancias bajo la presidencia de Barack Husseim Obama, es decir, para su mejor comprensión, irían desde el liberalismo absoluto reagoniano pasando por los adscritos a la globalización clintoniana en su expresión neo-liberal para poder trasladarse al regreso de la Historia del Capitalismo Liberal manchesteriano en la figura de Donald Trump cuando se rescata al estado-nación y al desarrollo del capitalismo nacional. Es decir, de las tendencias fracasadas del "empresario-político-presidente" al "empresario-presidente-militar-nacionalista", curiosamente.

Sí nos vamos al desarrollo del capitalismo británico en sus primeras expresiones desde los tiempos cuando la comunidad sefardita holandesa se trasladara a la City londinense, cuando el desarrollo del proceso de acumulación gracias a las bienhechurías de las colonias y semi-colonias, en su más contundente exposición en praxis del capitalismo liberal con el control absoluto de la masa obrera de cualquier edad laboral, el capitalismo se vería en la imperiosa necesidad de expandirse y verse en la necesidad de darse un cuerpo jurídico-legal (Tratados y Acuerdos internacionales de obligado complimiento por la gracia de Dios y las armas) al proceso del desarrollo de aquel capitalismo expansivo en sus imperativas necesidades de crecimiento económico-financiero sostenido hacia el concepto conocido como "imperialismo", pareciera, en las actuales circunstancias post-Obama, que el capitalismo como concepto fundamental socio-económico se ha visto en la necesidad de regresar a sus orígenes históricos con y en la presidencia de Donald Trump junto a su eterno socio británico.

En ese orden de ideas, nos consideramos que, actualmente, aparentemente, están presentes, subrepticiamente, un río de ideologías en el actual proceso revolucionario venezolano donde, curiosamente, el catalizador fundamental que nuclea tendencias es el "ideario bolivariano" cual es el obligante adobado histórico-ideológico de la Historia Patria, esa historia de "libertadores, héroes y caudillos" con un interesante y poco desarrollado, en su estudio, pensamiento telúrico-llanero cual es, sí se quiere comprender, la base fundamental presente en el inconsciente colectivo del ser social venezolano por rebelde.

Es por ello que el rescate a las realidades de los pueblos originarios en los espacios histórico-geográficos de Venezuela, el rescate a las realidades presentes en nuestro histórico-territorio-venezolano de los originarios seres sociales africanos del hinterland africano bien en su expresión económico-cultural de la esclavitud, bien en sus realidades de "negros alzados" (Yaracuy: Pica del Chino, Farriar, etc., a título de orientación), la objetiva presencia del hispano-sefardita-conquistador, del castellano-andaluz como gobierno impuesto y las presencias de vascos de origen, han ido conformando un pensamiento nacional (consciente e inconsciente colectivo) que tuvo su mayor y mejor expresión en los llanos venezolanos como lo demuestra Miguel Izar en sus investigaciones históricas. Las referencias actuales y frecuentes de Maduro Moros de José Tomás, "el catire", Boves, asturiano, y José Antonio Páez, barinés de nacimiento, son un ejemplo significativo de la complejidad del "pensamiento criollo y autóctono" del pueblo venezolano (¿crisol antropológico de pensamientos e ideologías?)

Pero entrémosle al trapo de lo conflictivo. Para el conocimiento histórico venezolano incluyendo a la Iglesia católica nacional no es un secreto que la corona borbónica tuvo y mantuvo el descuido, sí así se lo quiere considerar, de no atender "la religiosidad católica" del territorio de la provincia por un espacio de tiempo de, aproximadamente, unos cien años. Ello significó, en esa simbiosis teológica de lo autóctono con lo traído, como, por ejemplo, el denominado como "bautizo de agua" junto al azabache, cuales, como expresión primaria de religiosidad criolla, continúan en su total vigencia nacional. Es decir, cabe la muy dura pero objetiva pregunta: ¿es el pueblo venezolano, un pueblo católico en su expresión tradicional no solo europea sino andino-americana? Ello, es decir, la obligante respuesta es de necesidad para poder comprender el real significado en el marco del campo de las ideas de cómo el aparato ideológico de la revolución debería tratar a su cuerpo social.

Vladimir Padrino López en su discurso sobre los 200 años del natalicio de Ezequiel Zamora reiteraba sobre el fundamento principal de la sociología castrense cuando se refería al origen de pueblo que tiene el componente militar venezolano y era, por ello, que nos consideramos que ese componente militar actual despertado, de nuevo, por el Comandante Chávez Frías, se identifica, plenamente, con lo real-social-popular del sector invisibilizado venezolano lo cual es de fundamento principal en el análisis de la ideología revolucionaria actual en curso.

Esa realidad sociológica, de nuevo el Comandante Chávez Frías, ha venido siendo adobada tanto con lo histórico-significativo de la figura de Simón Bolívar como Libertador es su praxis referida a la Independencia de la Patria como con su pensamiento contentivo en el "ideario bolivariano" tanto en sus escritos como en toda la simbología pertinente del caso: bandera, escudo, himno, lugares emblemáticos, etc.

En ese orden regresamos a las expresiones de los pensares ideológicos propuestos al comienzo del presente escrito para los sectores revolucionarios, fundamentalmente. En ese marco referente nos obligamos a preguntarnos sobre la propuesta editorial referida al campo de las ideas que promueve el Ministerio de la Cultura como el órgano fundamental de lo revolucionario-ideológico del proceso revolucionario bolivariano y socialista. Es decir además de la literatura y poesía, ¿debería Cultura promover las ediciones de textos tradicionales en lo ideológico de estudio obligante acordes con el proceso socialista actual tanto en lo nacional como allende nuestras fronteras? ¿Existe un estudio en el marco del campo de las ideas del ideario zamorano denso y significativo que permita inducir en el consciente colectivo nacional la noción de Patria Libertada e Igualitaria?

En ese mismo discurso en referencia, cual debería ser motivo de estudio y análisis, regresando a Padrino López, cuando el general en jefe se refería, directamente, a "…los nuevo oligarcas…"; concepto sociológico, político, económico e ideológico cual, a su vez, Maduro Moros, inteligentemente, decretó en su real fundamento como Presidente constitucional que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tiene que ser y expresarse como una fuerza armada anti-oligárquica. Perfecto y "…aprobado…", como dice Maduro Moros con énfasis en orden ejecutiva; pero no solo es necesario identificar al componente social oligarca sino definir, explicar y enseñar su significado en el marco referente de "la ideología pertinente de izquierda" para dejar la amplitud del respeto correspondiente tanto para tirios como para los troyanos. Por cierto, la decisión histórica de rescatar el liqui-liqui como traje protocolar para los más altos actos conmemorativos de las fechas patrias tendrá una repercusión ideológico-nacional fundamental en el propio proceso revolucionario bolivariano y en la "unión cívico-militar".

Es decir, en nuestra consideración, han llegado los tiempos de explicar los cliché, los eslogan, las frases hechas para demostrar las calidades intelectual-ideológicas de los sectores sociales revolucionarios.

En ese orden de ideas permítasenos llamar la atención a dos realidades concretas de carácter histórico. La primera es la defensa de Leningrado durante la invasión alemana-nazi-fascista a la Rusia soviética, patria liderada y dirigida por Joseph "el padrecito" Stalin. Es evidente que el valeroso y sacrificado proceso de resistencia rusa contra las tropas alemanas, probablemente, se sustentó en dos factores fundamentales: el amor a la Patria y la ideología estalinista. La segunda realidad es el proceso de propaganda que iría desarrollando el Partido Comunista Chino desde, prácticamente, su propia fundación en julio de 1921 hasta el triunfo revolucionario del 1º de octubre de 1949, propaganda dirigida y en su expresión, fundamentalmente, en afiches colgados en todos y cada uno de los pueblos, liberados o bajo el control de las "Potencias Extranjeras", en su primera etapa, para, posteriormente, dirigir "sus cañones ideológicos" a las políticas de Chiang Kaishak y el militarismo de derechas apoyados por las mafias blanca y verde chinas. Es decir, nos volvemos a preguntar sí lo impreso logra alcanzar el consciente colectivo, sí lo impreso logra sensibilizar el inconsciente colectivo del ser social venezolano en las actuales realidades. Por ejemplo, en la avenida Panteón se puede observar un graffitti en frase que reza: "…la corrupción no es socialismo…". Es evidente que no solo es barato sino impactante y certero en su mensaje subliminal por evidente.

Es de muestra que cuando nos acercamos a las Librerías del Este la oferta en literatura y poesía es extraordinaria, necesaria e importante; la oferta de textos políticos como, a título de ejemplo, el de Rafael Quintero López titulado: "Una lectura latinoamericana de Nicolás Maquiavelo" (7ma. Ed. Caracas, 2016, pp. 120), es fundamental para el análisis del Poder como poder político pero, por ahora, aún no hemos podido obtener una gama de texto de contenido referido al campo de las ideas desde marxismo hasta Enrique Dussel junto a textos necesarios por obligantes al "pensamiento bolivariano".

Es en ese contexto que, gracias a Dios, el Centro Nacional de Historia, dentro de sus lógicas limitaciones, viene proveyendo al lector inquieto textos de Historia Patria además de ofrecer oportunidades de investigación, seminarios, maestría y doctorado que, en un futuro, permitirán dirigir una oferta histórica en el marco del análisis que enriquecerán al pensamiento revolucionario venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a241016.htmlCd0NV CAC = Y co = US