Son 10 millones de conciencias

La consigna de los 10 millones de votos no puede interpretarse como una meta electoral. Constituye un objetivo político de carácter estratégico que nos ubica en la batalla por la defensa y consolidación de la Revolución Bolivariana. Se trata de comprometer, organizar y activar 10 millones de Conciencias Revolucionarias.

Estas elecciones Presidenciales se desarrollarán en un contexto social y político muy complejo. Un contexto cargado de contradicciones sociales que nos debería ubicar en el debate sobre la necesidad de profundizar los cambios, definir las bases del Socialismo para el Siglo XXI, la construcción de un nuevo Poder Popular y asumir la lucha contra la ineficiencia, la corrupción y la burocratización.

Las circunstancias y el momento histórico presagian una campaña electoral con profundo contenido ideológico. Un debate abierto, diáfano, democrático y productivo sobre las características y posibilidades de construir una sociedad más democrática donde impere la justicia social y se respete la condición humana.

Se equivocan quienes piensan que la campaña electoral se convertirá en una simple evaluación de la gestión de Chávez como Presidente de la República. Más bien, servirá para evaluar los cambios y la necesidad de profundizarlos porque el pueblo Venezolano ha demostrado que este Proceso no tiene marcha atrás. La relegitimación adquiere una determinante dimensión social que fortalecerá la Revolución Bolivariana.

La campaña electoral de Chávez estará orientada por la brújula del pueblo hacía la construcción del nuevo Poder Popular con el impulso decisivo de los Consejos Comunales bajo la intermediación organizativa de las fuerzas políticas comprometidas con la Revolución Bolivariana. De allí que parte del saldo positivo del Proceso Electoral quedará circunscrito a la reconstrucción del tejido social.

Por otro lado, la campaña servirá para confrontar dos formas de pensar, percibir e interpretar un modelo de sociedad mas justa. La confrontación será entre la inhumana visión del neoliberalismo y la perspectiva socialista en el contexto de la realidad Venezolana. La confrontación será entre exclusión social y Participación activa de los ciudadanos en los asuntos públicos como garantía de atención a sus necesidades, expectativas y aspiraciones sociales.

Por todo lo anterior afirmamos que quien vote por Chávez lo hará con plena conciencia de su apoyo a la lucha por una Transformación Social mas profunda. Plena conciencia de la necesidad insoslayable de enfrentar cualquier forma de intervención que violente nuestra Soberanía Nacional y plena conciencia de la urgencia histórica de construir un Modelo de Sociedad que sustituya el agotado Capitalismo Neoliberal, castrante, inhumano y estandarte de la exclusión social.

Quien vote por Chávez deberá tener claro que esto no significa un apoyo o compromiso alguno con la ineficiencia, la corrupción y el burocratismo exacerbado de Gobernadores, Alcaldes y otros funcionarios públicos que por no comprender el momento histórico que vive el país se han convertido en un obstáculo para avanzar y profundizar los cambios necesarios.

Desde esta perspectiva, afirmamos y reafirmamos que mas que 10 millones votos se trata de 10 millones de Conciencias Revolucionarias para relegitimar el Proceso de Cambios y Transformación Social y defender la Revolución Bolivariana.

No tiene sentido quedarse en el análisis electoral de los números vacíos. Es necesario darle contenido ideológico a la campaña para fortalecer el compromiso político y desarrollar la conciencia vigilante del Proceso… SON 10 MILLONES DE CONCIENCIAS REVOLUCIONARIAS…

Darío Morandy
C.I: 4.717.403


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6382 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: