Teoría Revolucionaria y dirigencia revolucionaria (I)

El Sistema-Mundo dominado esencialmente por el modo de producción Capitalista en su fase Imperialista, se encuentra en proceso de crisis acumulativas y recurrentes de períodos cada vez más cortos que indican grandes posibilidades de  implosión del todo el Sistema.
Carlos Marx, avizoraba este tipo de situaciones durante el período de desarrollo y expansión del Sistema Capitalista,  en ese largo y tortuoso camino el Capitalismo se enfrentaba a sus propias trabas (Que no son pocas) y ubicaba las Crisis como un elemento que perturbaba el ritmo de desarrollo del Capitalismo, aun en tiempos recientes las crisis no pueden evitarse aunque sean previsibles, esto responde a diferentes problemas que no ha sabido resolver el Capital, a saber una de las principales causas de las Crisis es la sobre producción, que inunda los mercados de mercancías que sobrepasa la capacidad de consumo de las poblaciones, lo que obliga a paralizar ipsofacto la producción y genera automáticamente la contracción de las economías.

La sobreproducción y sus consecuencias es la cara oculta de la falta de planificación y organización de la producción de Empresarios e industriales que se lanzan a las aventuras comerciales sin estudios reales del mercado, sin pulsar las competencias, crean necesidades superficiales y se cruzan con otros problemas del Capital que profundizan las Crisis como el desempleo y la deuda que genera la contracción del Consumo, creando un cuadro crítico y complicado que se va expandiendo a todo el sistema no importa el lugar de origen e inicio del problema de sobre producción.

Igualmente Istvan Meszaros, en su famoso libro “Mas alla del capital” describe la incontrolabilidad del Capitalismo como la fatalidad de un sistema que e incapaz de autocontrolarse debido a su naturaleza voraz y depredadora, el capital necesita auto regenerarse permanentemente las crisis de sobreproducción trastocan sus estructuras de reproducción del Capital y bajan las tasas de ganancias lo que conlleva a que las crisis se profundicen arrastrando al capital financiero y al Capital productivo.

A su vez la crisis afecta todas las estructuras que componen el sistema, Estado, Sociedad, la Política y sus relaciones sociales.
En el caso venezolano, la Crisis Mundial repercute en el ingreso disminuido de Divisas debido a las características propias del modelo económico que es de carácter rentista, somos un país mono productor, toda la economía está basada en la renta que produce la exportación de petróleo y en menor medida otros minerales y algunos otros tipos de producción, nuestro país importa mas del 70% de los productos que consume, lo que permite develar un bajo nivel del desarrollo productivo que nos coloca como país dependiente económicamente.

Así mismo se reproduce la característica rentista de la economía venezolana en los diferentes aspectos de la vida social del país, las pugnas políticas por el poder se resumen en conquistar el poder Político, la presidencia de la república y del Estado para hacerse de una cuota de la renta petrolera para seguir con la acumulación de Capital por parte de las clases dominantes y por otro lado las fuerzas revolucionarias del Chavismo controlando el poder para lograr la justicia social, superación gradual y definitiva de la pobreza, reducir la desigualdad y enrumbar el país hacia una independencia económica tratando de superar el Rentismo Petrolero.

En este campo de la Lucha política y revolucionaria se abre una brecha para la definición ideológica de un modelo socialista que a todas luces no ha podido constituirse como una alternativa sólida ante la oferta de restauración neoliberal que propone sin anunciarlo la derecha venezolana.

La crisis venezolana ha tocado fondo y no se vislumbra una salida clara especifica de la misma sin que ambos bloques históricos no se confronten sin resultados catastróficos por la resolución del conflicto, de allí el rompecabezas que genera la derecha en su abanico de propuestas las cuales pasan por la salida del presidente Constitucional Nicolás Maduro, lo que imprime a sus propuestas un hálito de ilegitimidad y anti política, ya que la oposición no propone un plan que genera la solución a la crisis Económica y todo se refiere a un salto al vacío, el Nihilismo, lo catalogaba Chávez, como una forma irresponsable de no comprometerse con el futuro del país y acceder de manera fácil al poder, para satisfacer a la clase Burguesa del país y la restauración Neoliberal.

Del lado Revolucionario se difumina la teoría revolucionaria que había impulsado el comandante Chávez y se inicia un plan de desarrollo productivo pragmático de mediano y largo plazo de corte Capitalista para dar respuesta a la crisis Económica en un momento en que los sectores populares aun resistiendo el desabastecimiento, acaparamiento, las sofocantes y traumáticas colas y la inseguridad que a diario azota el país, ya no soportan las consecuencias de la crisis económica y no se avizora en el horizonte una pronta salida a la crisis de desabastecimiento de productos alimenticios de primera necesidad.

Una profunda descomposición social que se le atribuye a la crisis Económica, que describe una realidad no bien analizada, producto de la aplicación de políticas monetarias alejadas de postulados ideológicos socialistas, el comportamiento del proceso de adquisición de divisas preferenciales se convirtió en una estructura de reproducción social y cultural del modelo Burgués Liberal rentista, los beneficiarios de esas políticas monetarias, abandonaron la cultura productiva para dedicarse a viajar y obtener Dólares que una vez de vuelta al país lo convertían en Bolívares en el mercado paralelo que les reportaba enormes ganancias.

Estos beneficiarios lograron de manera fácil y rápido una capacidad de movilidad social que los colocó fuera de los márgenes de la pobreza y abrazaron las posibilidades de un estrato superior y fue una consecuencia lógica, su voto por la derecha en las elecciones de diputados el 6D, se convirtieron en conservadores, se identificaron con la clase por lo cual habían ascendido, una asimilación por alienación Cultural que les permitió la estructura creada por la revolución.
La corrupción se convirtió en otro elemento que ha instalado la descomposición social, se evidencio en el programa de la Misión Alimentación, ya bastante información y documentación se ha presentado y las medidas correspondientes para suprimirla se han adoptado.

Así mismo se mostraron fallas en la fiscalización de ventas y distribución de alimentos, que generado un nuevo sujeto hijo de las practicas reproductivas de la conducta depredadora del capitalismo “El Bachaquero” que en su ejercicio comercial es un azote para las clases populares, la reventa de productos de primera necesidad es el gran negocio que asocia tanto a productores, distribuidores, mayoristas y detallistas pero es el “Bachaquero el rostro visible al cual el pueblo se resiente con el Gobierno, al ver sus prácticas con impunidad y sin ninguna o poca atención por parte de las autoridades.

El Bachaqueo es posible, solo por que los socios principales de la cadena de especulación, productores, distribuidores, mayoristas y detallistas concurren en el hecho ilícito que afecta a la ciudadanía, se ve como un problema irresoluble, pero demandado por el pueblo como urgente debe el Gobierno atender con prontitud.

Tanto el plan de desarrollo productico, como el plan de distribución de alimentos que ejecuta el gobierno tienen sus debilidades para la coyuntura actual, aunque aparezcan dando frutos, no abarcan sus beneficios a las grandes mayorías y aunque a largo plazo sea posible que las cubra, estamos dejando un hueco que astutamente aprovecha la derecha para seguir socavando las bases de la revolución, la oposición, con el apoyo de Washington nos tienen el tiempo contado, medido y no esperarán la recuperación económica del país ni el fortalecimiento del Chavismo para ejecutar sus planes golpistas.

La teoría Revolucionaria comprende, que en momento de Crisis del sistema se generan las condiciones que propician una época Revolucionaria, se percibe así en el seno de la población Venezolana, pero la oposición nos lleva una ventaja comparativa desde la subjetividad, han manejado sus herramientas mediáticas de manipulación Psicológica para posicionar la Tesis de la caída e inviabilidad del modelo socialista, han trasladado a la revolución las causas de la Crisis económica, han posicionada la idea del estado fallido, corrupto e ineficiente, para generar condiciones de caos, hasta el punto de que la población desee la salida de Maduro, ante esta situación las acciones revolucionarias no han tenido un efecto reversivo de la misma.

Vimos como Evo señalaba luego de la pérdida del referéndum para reformar la Constitución Boliviana que permitiría la reelección indefinida, Exclamando que   “Nos derrotó Twitter”   así mismo sucedió en Argentina y está sucediendo en Brasil, porque, en definitiva las causas de esta situación es la misma que en Venezuela, estamos luchando contra nuestros enemigos de clase, con las armas melladas del capitalismo.

La Crisis nos brindó la oportunidad de impulsar propuestas alternativas y no la aprovechamos, huimos hacia atrás y nos vemos embuídos en un retorno hacia propiedades capitalistas “El desarrollo de las Fuerzas Productivas” como un elemento detonante de la industrialización del país, cuestión que el mismo comandante Chávez fustigó cuando decía que “Para transitar el Socialismo no había que esperar que se diera el desarrollo de todas las fuerzas productivas y que estas a su vez entraran en contradicción con las relaciones de trabajo, no, no es necesario” entonces estamos estableciendo un nuevo ciclo de reproducción social del Capitalismo con el plan de desarrollo productivo.
Pero entendiendo el nivel de la crisis y hasta donde nos hemos sumergido, cualquiera podía decir que “Era lo necesario” “No nos queda otra alternativa” pero volviendo a la teoría revolucionaria, podríamos desmontar esas tesis claudicantes por propuestas alternativas avanzadas para salir de la crisis.

En primer lugar hay que precisar con exactitud la tesis de Carlos Marx al referirse al determinismo capitalista, “Al llegar a una determinada fase de desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas. Y se abre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica, se revoluciona, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella...  F. Engels Carlos  Marx. Contribución a la crítica de la economía política.
Primer fasciculo, Berlín Franz Dunker, 1859

Esta determinación del Capitalismo, mal interpretada dio pie a que muchos reformistas asumieran posturas conservadoras y desarrollistas, pero que claramente identifica el centro del conflicto ubicándolo en el seno de la sociedad entre las contradicciones de clases, de allí que al retomar la teoría revolucionaria es necesario reivindicar la exposición Marxista en su enunciado y plantearse alternativas populares para profundizar la teoría Socialista, lo demás sería un salto al vacío.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6374 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a226689.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO