PPT: Compromiso revolucionario con perfil propio

Para nadie es un secreto que las relaciones de PPT con Chávez tienen su génesis en un Proyecto Político que se hizo público el 04 de Febrero de 1.992, con una derrota militar que se convirtió en una determinante victoria política y abrió el camino hacía la Revolución Bolivariana.

En 1.993, para darle continuidad a la lucha, planteamos que la única salida para resolver la crisis nacional era la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. En 1.995 le presentamos al país los lineamientos de nuestra propuesta para Refundar la República. En 1.997, consumada la división de la Causa R, nos constituimos en un Partido Político de izquierda, humanista y revolucionario Asumimos los planteamientos teóricos de Alfredo Maneiro sobre la Democracia Revolucionaria. En enero de 1.998, durante dos días, la I Asamblea Nacional del PPT debatió sobre la pertinencia política y social de la candidatura de Hugo Chávez a la Presidencia de la República. Decidimos apoyar a Chávez por convicciones político-ideológicas aunque apenas tenía el 8.5 % en la preferencia electoral mientras que Irene Sáez aglutinaba el 46%.

PPT se convirtió en la bujía que le dio impulso social a la candidatura de Chávez y ayudamos a definir una estrategia de alianza política que condujo a la conformación del exitoso Polo Patriótico. Ante los crecientes ataques que satanizaban a Chávez la dirigencia del PPT no vaciló en asumir una férrea defensa en la calle. Ya en julio, el triunfo de Chávez era una realidad, solo faltaba elaborar políticas y definir estrategias para defender la victoria.

Luego vino el inicio del Proceso Constituyente con la instalación Asamblea Nacional Constituyente y PPT mantuvo una postura y criterios políticos que permitieron enriquecer la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela con aportes que defendían nuestro planteamiento de Refundar la República y enfrentar el avance de las políticas del neoliberalismo. Concluida esta etapa del proceso comienzan ataques y descalificaciones contra la dirigencia de PPT llegándose a señalarnos como aliados incómodos de quienes es necesario salir porque ya no hacían falta. Se hizo evidente la pretensión hegemónica del Proceso.

Se acentuaron los ataques y provocaciones del Miquelenismo contra el PPT, en mayo del 2.000 la ruptura era inminente. En una decisión apresurada e inoportuna PPT decidió retirarle el apoyo electoral a Chávez y mantener el compromiso con la defensa e impulso del Proceso de Cambios y Transformación Social. Fue muy alto el costo político que tuvimos que pagar por nuestra independencia política y la preservación de la organización con perfil propio.

El reencuentro posterior con Chávez, ubicó a los mejores cuadros políticos del PPT en funciones de alta responsabilidad dentro del Gobierno Nacional. Aristóbulo Isturiz, Alí Rodríguez Araque, María Cristina Iglesias, Bernardo Alvarez, entre otros, se convirtieron en referencia de eficiencia y compromiso revolucionario dentro del Gobierno Nacional.

En los momentos más difíciles hemos asumido la defensa incondicional del Proceso y el Presidente Chávez. El 11 de abril los dirigentes de PPT fueron los últimos en retirarse de Miraflores y los primeros en regresar con la fuerza del pueblo que permitió el retorno del Presidente Chávez y la derrota del Golpe Fascista. Durante el sabotaje petrolero defendimos el Proceso en la calle sin reservas y sin escatimar esfuerzos. Reafirmamos nuestro compromiso con la Revolución Bolivariana cuando asumimos el reto de la Batalla de “Santa Inés” y la Misión Florentino que permitió ratificar a Chávez como Presidente de la República y relegetimar la Constitución Bolivariana.

En Guayana enfrentamos la traición, la corrupción y la perversión política encarnada por Rojas Suárez, su “Gabinete desechable y sus Legisladrones. El tiempo nos dio la razón. A Rangel Gómez le brindamos un incalculable apoyo político durante la campaña electoral y nunca hemos participado de las decisiones que se toman desde el Gobierno Regional. Oportunamente advertimos que ese Gabinete carece de sabor a pueblo y compromiso revolucionario. El tiempo nos vulva a dar la razón. La ineficiencia, la incompetencia y la ausencia de compromiso revolucionario están haciendo mucho daño a Guayana. Haremos las críticas, observaciones y propuestas necesarias cuando el momento político lo permita. No hipotecamos nuestros principios, sin embargo no podemos perder de vista el objetivo estratégico que en este momento pasa por alcanzar los 10 millones de votos que se convertirán en 10 millones de conciencias para ratificar a Chávez como Presidente de la República.

Ante las pretensiones de desacreditar al PPT y descalificar a su dirigencia regional debemos ratificar que como organización revolucionaria mantenemos nuestra autonomía política, marchamos con perfil propio y asumimos los principios de Calidad Revolucionaria y Eficacia Política magistralmente expuestos por Alfredo Maneiro y frecuentemente invocados por el Presidente Chávez. No podemos renunciar a la tarea histórica de organizar al pueblo hasta construir un nuevo Poder Popular con el impulso de los Consejos Comunales de Planificación.

Somos Militantes de la Unidad y trabajamos incansablemente por construirla desde abajo. Allí nos encontramos con nuestros iguales del MVR, PODEMOS, Liga Socialista, PCV, MEP, Círculos Bolivarianos, Asociaciones Civiles, Cooperativas, Comités de Tierra Urbana, Red de Educadores, Movimiento de Mujeres, Organizaciones Civiles de Vivienda, Movimiento de Jóvenes, Consejos Comunales y demás organizaciones sociales que constituyen la verdadera fortaleza de la Revolución Bolivariana. No despreciamos las organizaciones políticas, ni las organizaciones sociales porque hemos logrado comprender que la grandeza del Chavismo está en devolverle el contenido social a la política y darle orientación política al movimiento social.

Los ataques contra el PPT tienen que ver con el crecimiento que estamos experimentando en toda la geografía nacional y particularmente en Guayana donde nos convertimos en la referencia mas seria, honesta y coherente del verdadero Chavismo. No podemos perder de vista nuestro objetivo estratégico, pero tampoco podemos darle tregua a la corrupción, a la ineficiencia, al burocratismo y a los farsantes que se disfrazan de revolucionarios y lo único que hacen es trabajar para su enriquecimiento personal.

Sabemos que la unidad se forjará desde abajo. El momento político nos exige trabajar incansablemente por la construcción del Poder Popular y la enfrentar la batalla por los 10 millones de votos que deben traducirse en 10 millones de conciencias por la reelección de Chávez y la defensa de la Patria… una Patria donde todos podamos vivir con dignidad… Una Patria Para Todos… Por eso, marchamos con Perfil Propio…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5634 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: