¿Quién reemplazará a Maduro? Maduro no es la Revolución, la Revolución somos nosotros

Más y más Revolucionarios estamos hablando de que hay que reemplazar a Maduro.

Los violentos opositores quienes apoyaron la violencia opositora del 2002-2003 y del 2013-2014, dejando a decenas de inocentes muertos y miles heridos, hablan de un golpe de estado militar contra Maduro, o de una confrontación violenta.

Mientras, los menos violentos de la oposición venezolana hablan de su destitución a través de la Asamblea Nacional, o con algún instrumento legal, o de destituirlo al incrementar el nivel de saboteo en el país, con el fin de crear aun más descontento social, esperando que así Maduro renuncie al puesto, llevándonos a nuevas elecciones presidenciales, las cuales la oposición estaría casi segura de ganar bajo las actuales circunstancias.

Entre los Revolucionarios aquellos y aquellas con ideologías radicales de izquierda, tipo teórico, los cuales empezaron a criticar a Maduro y a su gobierno poco después del comienzo de su mandato en el 2013, hace tiempo que tratan de “sacar a Maduro” al atacarlo a menudo sin mucha justificación, particularmente en aquellos momentos cuando la violenta oposición destrozaba el país en el 2013 y 2014.

Mientras tanto, los Revolucionarios seguidores de Chávez, quienes hasta hace poco apoyábamos a Maduro, ya que Chávez nos había pedido de elegirlo y apoyarlo, estamos pidiendo que Maduro deje el lugar a alguien más competente, y más efectivo, con más bolas, pero que también no sea un prepotente ni un mentiroso así como se ha descubierto que lo es Maduro.

Esto no lo digo con prejuicio o malicia, lo digo porque es la verdad.

Después, por supuesto, hay los politiqueros, los oportunistas, y los corruptos de siempre, dentro y fuera del gobierno, y dentro del PSUV y otros partidos políticos, los que les besan el trasero a cualquiera que les sea conveniente en el momento para chupar la sangre del Pueblo y desviar fondos, quienes ahora andan con la boca cerradita, diciendo nada, como samuros o vampiros, esperando el derrame de sangre, para después volver a realinearse con los poderes que salen vivos del desastre.

Así me parece.

Pero la gran pregunta ahora --- y no mañana --- es:

“Si Maduro se va, quien lo reemplazará?”

¿Capriles Radonski, María Corina Machado, Ramos Allup, o algún otro psicópata de la bancada opositora?

No, no señor, eso sería equivalente a hacer de Venezuela un campamento de Nazis, donde mientras que la minoría, es decir los carceleros y sus jefe, comen bien todos los días, y tienen todo lo que necesiten y desean, el resto de la población carcelaria, es decir, los encarcelados, comen los restantes, son malnutridos, viven uno sobre el otro por falta de espacio, y hacen todo el trabajo sucio para la minoría.

Es más, bajo ese sistema Nazi venezolano, como fue antes de Chávez durante alrededor de 40 años, al que se atreva abrir la boca para exigir algún derecho, lo mandan a asesinar. Así seria Venezuela bajo el mando de la vil oposición venezolana.

¿Alguno de los actuales ministros del gobierno?

No lo creo, Maduro botó a un montón de los más efectivos ministros de Chávez --- o se fueron por no entenderse con Maduro, o algo así tal vez, no sé --- y los que quedaron, en general no dicen nada, andan calladitos, como que no se atreven a criticar como lo hacían con Chávez, posiblemente por miedo de perder sus puestos.

Bueno, ese no es el tipo de líder que necesitamos, necesitamos a líderes que estén dispuestos a arriesgar sus propios puestos dentro del gobierno para enfrentar a las adversidades sin miedo, sin prepotencia, sin mentiras, oportunamente, y honestamente, y no veo que ninguno ministro actual seguidor de Maduro tenga esas cualidades.

¿De los viejos ministros que Maduro botó, o que salieron durante la presidencia de Maduro, o los chavistas que hoy ocupan puestos en las alcaldías o gobernaciones, u otras instituciones, o de la Asamblea Nacional?

No sé, posiblemente que sí, pero la mayoría ya son bastante avanzados en la edad y me parece que han encontrado su lugar donde terminarán sus carreras, entre ellos por ejemplo, Ameliach, Alí Rodríguez Araque, Giordani, etc. (hay muchos).

Es más, los que han sido los más efectivos dentro del proceso Revolucionario también tienen una personalidad y un carácter muy fuerte, y son personas que parecen ser más propicias para llevar a cabo proyectos y mandatos especializados, que para dirigir un gobierno entero con todas sus porquerías de mecanismos internos corruptos.

También hay los ministros, ministras, chavistas, etc., un poco más jóvenes, como Iris Varela, Diosdado Cabello, o Tania Días, quienes trabajaron durante el mandato de Chávez y Maduro, y también hay bastante de ellos, pero me parecen más bien que aunque sean muy efectivos en sus ámbitos de actividad, no parecen tener la combinación personalidad/carácter/carisma/envergadura necesaria para hacer un mejor trabajo que Maduro, o tienen caracteres demasiado fuertes, o explosivos, lo cual no les permitirían ser efectivos manejando la gigantesca y corrupta maquinaria gubernamental.

NOTA: Hasta ahora he estado suponiendo que realmente hay gente que quisiera el puesto de Maduro, pero también es posible que NADIE lo quisiera, por ejemplo yo no lo quisiera, ¿Para qué romperme la cabeza y desarrollar ulceras al tener que lidiar con tanta porquería?

¿Usted quisiera el trabajo de Maduro?

Bueno, seguimos.

¿Será que hay alguien de algún otro partido político aliado al chavismo que pudiera liderar nuestro país efectivamente y exitosamente en Revolución?

Me parece que no, los pocos que he escuchado expresarse con respecto a la situación del país y todos sus problemas, caen esencialmente en tres categorías:

1- Los que siempre andan quejándose de todo, pero no presentan soluciones concretas que quepan dentro del contexto general actual,

2- Los extremistas de las ideologías izquierdistas, que no conocen la realidad sobre el terreno,

3- Los izquierdistas que se creen más inteligentes que “El Pueblo,” y que se creen más hábiles que todos los otros seres del universo.

Pero, hay dos personas que no he mencionado, quienes todos conocemos, y quienes también han demostrado ser muy efectivos en más de un ámbito de actividad social/burocrático/empresarial, de manera constante, bajo Chávez y bajo Maduro, y esas personas son:

Aristóbulo Istúriz y Rafael Ramírez.

ARISTOBULO

Tengo la impresión que con respecto a Aristóbulo, Chávez no lo sugirió ya que:

1) siempre fue un excelente ministro, y es muy difícil encontrar y quedarse con buenos ministros, y/o

2) por ser una persona con un carácter tal vez demasiado explosivo, y/o

3) por ser un demasiado buen hablador.

Ser un buen hablador no es malo en sí, dependiendo de la intencionalidad, y el momento en el cual se habla, pero posiblemente Chávez tuvo esa percepción de él, y pensó que Aristóbulo tal vez pudiera cometer errores con respecto a lo que dice y no dice, no lo sé … pero … irónicamente … ese es el gran problema con Maduro.

Maduro dice cosas, pero no las hace, o hace otra cosa en vez, o dice mentiras, y habla mucho sin decir nada, y eso es lo que ha esencialmente llevado a la Revolución al punto donde nos encontramos hoy.

Pero, una cosa muy positiva de Aristóbulo, por lo menos en público, es que nunca ha actuado con prepotencia, como Maduro, parece ser una persona humilde y verdadera, pero el problema es que eso nunca se sabrá hasta que la persona esté al mando del país, así como ocurrió con Maduro, donde al comienzo creo que todos pensamos que iba a ser una persona humilde, pero resultó totalmente lo contrario.

Bueno, también existe la posibilidad de que Aristóbulo le haya dicho a Chávez que nunca quisiera ser presidente.

Dejo esto así, para la reflexión, y sigo aquí abajo con Rafael Ramírez.

RAFAEL RAMIREZ

Con respecto a Rafael Ramírez, creo que existen muchas características y cualidades positivas.

1- Tiene mucha experiencia dentro de la maquinaria gubernamental.

2- Tiene mucha experiencia en el ámbito de la industria, el negocio, etc.

3- Tiene mucha experiencia en los asuntos de la diplomacia y relacionados con otros países.

4- Parece ser una persona intelectualmente honesta.

5- Parece entender perfectamente lo que es el chavismo y la Revolución, y que un líder Revolucionario debe estar subyugado a la Revolución.

6- Obviamente, sabe cómo dirigir efectivamente, y cómo gerenciar sistemas socioeconómicos muy complejos.

7- Es carismático, tiene una personalidad que inspira la calma y la confianza.

8- Parece ser un muy buen negociador a niveles muy elevados del comercio, acuerdos multilaterales, la banca, los tribunales, etc.

9- Parece ser una persona humilde de alma y corazón, pero simultáneamente parece tener la fuerza de carácter para transformar palabras en acciones oportunas.

Ahora, no he dicho todo esto con el fin de excluir a nadie --- excepto a los líderes de la podrida oposición venezolana --- sino que les presenté algunos pensamientos preliminares, los cuales ciertamente no incluyen otros candidatos posibilidades, pero decidí hablar sobre este tema porque es evidente que Maduro no seguirá en el poder por mucho tiempo más.

Digo yo, si no ponemos en marcha nuestros cerebros y nuestros corazones ya, como Revolucionarios, hoy, ahorita mismo, antes de que sea demasiado tarde, y si no enfrentamos esta realidad inmediatamente, de que necesitamos urgentemente un reemplazante para Maduro, podríamos poner en grave riesgo nuestra Revolución.

Hay que estar claro sobre el asunto:

Maduro no es la Revolución.

El PSUV no es la Revolución.

La Revolución somos nosotros.

Y nuestros líderes deben ser siempre subyugados a la Revolución, y no viceversa, como lo hace Maduro, o como hemos permitido que lo haga.

Si nuestros líderes no son capaces de subyugarse a la Revolución, ¡fuera!

Creo que Rafael Ramírez, y posiblemente otros posibles reemplazantes de Maduro, entienden esto perfectamente. Maduro no lo entiendo, y nunca lo entenderá, creo yo.

Entonces, voy a repetirlo aquí, para que se nos quede en la cabeza como un eslogan:

Maduro no es la Revolución, la Revolución somos nosotros.

¿Quién reemplazará a Maduro?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3554 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a223864.htmlCd0NV CAC = Y co = US