"El arado y el mar"

General, gracias por traer el espíritu del 4 de Febrero

No hay dudas, el espíritu del 4 de Febrero es el motor de la Revolución Chavista. Chávez encarnó aquella inmensa demostración de desprendimiento, de sentido social por sobre la mezquindad, de lo individual realizándose en lo colectivo. En aquel "por ahora" resumió el sentido de responsabilidad y la vocación de lucha de la nueva espiritualidad que esa madrugada nacía. Esa es la base espiritual de esta Revolución: desprendimiento, vocación de lucha, sentido del deber social, voluntad de crítica y, por sobre todo, amor profundo por el humano, por los humildes, por la Patria.

El 4 de Febrero, Venezuela recuperó el rumbo bolivariano que fue deformado por las oligarquías; el 4 de Febrero, junto a aquellos héroes, estaba El Libertador, Zamora, Fabricio…

Imbuida de ese espíritu comenzó a elevarse la Revolución, así venció en Abril y al sabotaje petrolero. Se emprendió el vuelo hacia un nuevo mundo, hacia el Socialismo donde todos podamos vivir como hermanos, donde la fraternidad derrote a la competencia y el amor al odio. El ejemplo de Chávez nos guió, se fundió con el pueblo humilde y como un todo comenzó la sanación de las almas intoxicadas de capitalismo. El proceso fue truncado con el magnicidio biológico; al quedar sin líder, la Revolución sufrió un duro golpe y el rumbo se extravió.

Así, regresó la lógica del capital, la voracidad por la ganancia fácil, el sentido de sociedad se rindió frente al individualismo, volvió lo que pensamos que nunca volvería, la ética del capitalismo: todo se vale si da ganancia, se fragmentaron las metas, una nube oscura cubrió las almas y comenzó el éxodo hacia el pasado, la desbandada arrolló lo alcanzado. El silencio por la perplejidad impidió la resistencia, en nombre de Chávez se traicionó a Chávez, el Plan de la Patria fue falseado, el Cuartel de la Montaña está de luto, nadie discrepa, y el que lo hace es condenado.

En estas circunstancias surge un General y alza su voz, relata lo que todos ven y nadie se atrevía a decir; rompe la nube oscura y abre un sendero a la luz del 4 de Febrero. Fue valiente, digno de aquella tradición que rompió con lo establecido, y de la que él, sin dudas, fue uno de los autores intelectuales. ¿Qué lo guió? Sólo podemos suponerlo. Quizá su solida formación bolivariana, quizá su amor por Chávez y su obra, o el deseo de no ser cómplice del entierro nuevamente del sueño centenario, o quizá no ser cómplice de un nuevo San Pedro Alejandrino, un nuevo Gólgota.

Las declaraciones del General fueron cortantes como una acción militar, como el 4 de Febrero. La noticia aparece en el Correo del Orinoco del 19 de mayo. El General, en una charla en la Escuela de Formación de la Asamblea, dijo:

"Venezuela se encuentra en una profunda crisis de la que sólo podrá salir con el concurso de todos (…) Para poder restaurar la moral de la República es necesario convocar una constituyente ética".

En menos palabras no se podía hacer un diagnóstico tan preciso de la sociedad, y proponer una solución. Se abre así un periodo de profunda discusión y acción dentro de la Revolución.

Ojalá a este General no lo ignoren o, lo que es peor, no lo ataquen como han hecho con otros altos personajes del chavismo; ojalá se oiga su grito desesperado y se inicie la recuperación del vuelo que comenzó el 4 de Febrero.

Gracias General en Jefe Jacinto Pérez Arcay, por su valentía y desprendimiento.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3472 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a208041.htmlCd0NV CAC = Y co = US