"La unidad a toda costa"

Una vez más y en forma prioritaria, el PSUV de cara a las elecciones del 2012 exige unidad a sus militantes por encima de todas las posibles divergencias.  Lo cual me hace rememorar como desde el inicio de este proceso que se inicia con la llegada por primera vez del presidente Chávez al poder, es una constante  del principal partido de gobierno llámese MBR200, MVR, o ahora PSUV, el caracterizarse por ser un movimiento básicamente electorero.  Se entiende en los partidos revolucionarios la unidad de acción ante eventos determinados, como una necesidad interna de suspender las discusiones ideológicas de las diferentes tendencias de pensamiento, dentro de un contexto general común dirigido a una finalidad determinada cual sería  la consecución del socialismo, es decir el cese temporal de las discusiones internas en torno al cómo construir el socialismo. Lo anterior  no cataloga con respecto al Partido Socialista Unido de Venezuela. En su interior no se debaten diferentes variables de una misma ideología, es más, a excepción de la discusión a nivel nacional para configurar el articulado de sus estatutos, en el PSUV no se debate nada que no tenga que ver con él como ganar o no perder elecciones. Cualquier intento de discusión por parte de grupos internos dentro del PSUV cuyo contenido tenga algún tipo de critica ideológicamente consistente acerca de los fracasos en el plano electoral, o sencillamente críticas a la mala conducción por incompetencia o corrupción de la administración política económica regional (por lo común ambas cosas a la vez), es acallado por los buros regionales del partido, con el eufemismo de que no es el momento adecuado para entablar dichas discusiones, y así van corriendo la arruga de los fracasos, la corrupción y la mala gestión de personeros impuestos desde las alturas. El Presidente del PSUV, es decir el presidente de la República Hugo Chávez,  en meses pasados intentó reorganizar internamente al partido ante el reclamo popular, nombrando nuevos Vicepresidentes Regionales que se encargarían a su vez  después de escuchar a las bases del partido proceder a la elección de los nuevos Equipos Políticos Regionales, no puede ser más decepcionante  el resultado que conozco de primera mano en la Región Oriental del país que es donde resido, el Vicepresidente Regional del PSUV en este caso el dirigente nacional del PSUV Diosdado Cabello, permitió el ejercicio abreactivo de las bases en contra de  los antiguos Buros y Directivas de los PSUV Estadales, procediendo luego (haciendo caso omiso de las opiniones adversas emitidas), a elegir a dedo los nuevos miembros direccionales con otros personeros sacados de los mismos “Buros”  y Directivas previamente cuestionadas por la militancia. 

En realidad es una verdadera hazaña el como se ha logrado mantener en el poder un partido socialista de esta “consistencia”, para no emplear el término despectivo que por respeto a los verdaderos revolucionarios que a pesar de todo en el militan. Los factores que han contribuido a la permanencia del Presidente Chávez en el poder no tienen que ver con el aporte de la mayoría de estos personajes “rojos rojitos” que forman parte de las altas esferas tanto regionales como nacionales del PSUV o dentro del gobierno en todos sus niveles, expertos en trepar a punta de adulancia y cuya preocupación fundamental se centra en sus propias apetencias personales. No, la actuación de estos personajes resta en vez de sumar a la hora de contar votos si es esta la meta que se espera. Solo el tesón del mismo Chávez, su carisma, su cercanía con las gentes, su identificación con las necesidades de las mayorías, y sin lugar a dudas la colaboración de una minoría de verdaderos revolucionarios, es lo que ha logrado el que este proceso se sostenga. Sin embargo hasta cuándo es posible mantener una situación donde los abundantes aportes del Ejecutivo para el desarrollo de las misiones o de cualquier tipo de obra de interés social se quedan en el camino, o bien tardan el doble, triple o más de tiempo en ejecutarse, sembrando al país de obras inconclusas por doquier, donde el crecimiento en cobertura de la Educación y la Salud no se compagina con el deterioro de la calidad de las mismas, donde el cobro de peaje o comisión, por alcaldes, concejales u otros funcionarios es una condición previa a la ejecución de cualquier proyecto. Donde estos mismos personajes conservan su entorno clientelar con el premio y castigo a los empleados públicos, del “conmigo conservas tu puestecito, sin mi o contra mí lo pierdes”.

Otro de los factores que ha contribuido a que este gobierno se mantenga en el poder ha sido la ventaja hasta ahora y cada vez menor, de tener una oposición de peor calidad si así se puede llamar a la de los oportunistas infiltrados en las filas del gobierno, aunque en el fondo tanto esta como estos son lo mismo, con la diferencia de que al menos los infiltrados simulan estar de acuerdo con el discurso revolucionario, en cambio a la oposición se le hace difícil disimular por lo cercano, y por tener en su fila a los principales actores, el hecho de que de volver regresaríamos a todo lo que significó la aberración representada por la cuarta república, con sus raíces de dependencia política y económica, falta de solución a los problemas de la mayoría, e igual corrupción a la actual en los niveles administrativos. Sin embargo, ¿qué va a pasar si continúan las aberraciones antes nombradas en la dirección del actual gobierno?, la gente se va olvidando, y las nuevas generaciones, que no vivieron en carne propia lo que fue la cuarta república, ante una realidad que no se compagina con el discurso revolucionario, pueden reaccionar favorablemente a los cantos de “ballenas”…….perdón de sirenas, profusamente desplegada mediáticamente por la oposición, como de hecho ya está sucediendo en una escala que aun espero siga siendo minoritaria. Para terminar quisiera que alguien me explicara ¿cómo puede mantenerse la unidad entre los verdaderos revolucionarios exentos de toda ambición personal, aceptando cualquier posicionamiento que se le asigne adonde pueda ser útil al proceso revolucionario, y la cantidad de oportunistas que utilizan cualquier medio para posicionarse en lugares donde el provecho personal es la meta para sus bastardas apetencias? Aunque espero una explicación más elaborada, es mi criterio que hasta ahora este “menestrón” ideológico solo se ha logrado gracias al liderazgo del presidente Chávez, quien mantiene un elevado nivel de credibilidad fundamentalmente en los  estratos poblacionales populares, además del temor de los verdaderos revolucionarios a que una ruptura pueda desencadenar el triunfo de esa oposición signada por el estigma antipatriótico que fundamentalmente la caracteriza.

arnaldocogornoc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Arnaldo Cogorno. C.


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a124770.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO