Caracas Rojita

Es necesario, por supuesto, analizar la jornada electoral parlamentaria para determinar los factores fundamentales que incidieron en sus resultados. Calificar, tanto la movilización, la organización y la estrategia electoral del partido, como también la eficacia del trabajo permanente de las instituciones regionales y locales y la fortaleza de su relación con las organizaciones sociales en el avance de la construcción del poder popular.

“En Caracas, capital del Estado y uno de los nuevos feudos de la oposición, ha sido ganada por la izquierda gracias a los 7 diputados del PSUV-PCV frente a 3 de la oposición. “Al alcalde ultra-derechista Antonio Ledezma y sus intentos de privatizar espacios públicos le han pasado factura. El alcalde revolucionario de uno de los distritos más poblados de Caracas, Jorge Rodríguez y las bases del PSUV y del PCV han sabido, vistos los resultados, sacar provecho de la nula gestión de Ledezma” (argenpress). Pareciera correcto pensar que estos 7 diputados no han sido elegidos solo por su prestigio individual y su propia estrategia electoral, sino que además hay un contexto favorable determinado por la existencia de una política coherente para solucionar los problemas de la ciudad: El Plan Caracas Socialista, donde la estrategia fundamental ha sido la construcción del poder popular y el rescate del espacio público.

Las organizaciones populares (comunas, consejos comunales) así fortalecidas, han puesto un freno a la manipulación ideológica de la derecha y su partido, los medios de comunicación.

Nuestros diputados electos deben olvidarse del protagonismo y la pantallearía y tomar plena conciencia de su papel. Vamos a desvirtuar el parlamentarismo burgués que ya caducó. Incrementar la significación del poder popular, vincularse a las asambleas populares para discutir las políticas del Estado y elaborar las leyes, es el arma para derrotar el leguleyismo y la retórica de la oligarquía opositora. Reafirmemos el protagonismo del pueblo que hoy pugna con los partidos en el logro de la participación política que se les había escamoteado.

El PSUV debe dar ahora un vuelco cualitativo en su praxis política. Abandonar el carácter electorero y compenetrarse con los problemas de las comunidades, “sentirlas como el mismo aire que respiran”. Asumir su papel de instrumentos del poder popular. Es también la manera de contar con militantes conscientes, comprometidos y deslastrados de los vicios funestos que retardan el avance del proceso.


vargasmchela@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1662 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109400.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO