Somos gobiernos, limpiemos la casa. La historia nos dará la razón

Bien Presidente, después de la traición de algunos enchufados en el gobierno revolucionario, no nos queda más recursos que tapar los agujeros antes del que el chaparrón nos siga inundando. Asepsia, Presidente. No escatime esfuerzo ni se deje dominar por su instinto del amor. 

Usted Presidente salvó  a la revolución de una verdadera debacle. Usted  subió a camiones a carrozas en busca de los votos y ellos, los políticos ¿qué hicieron presidente para convencer a la gente que retornar al pasado era algo cruel y malvado para la patria? ¿Por qué están de nuevo Allup, Borges, Mendoza. Velásquez y otros traidores golpistas? ¿Qué clase de seres humanos somos los venezolanos? Se les vio desganados, fríos  dominados por un miedo que no sabemos de donde carajo emergía, No; no intento ponerle  más leña a la candela, No soy leñador para hacer cosas con el árbol caído, pero soy REVOLUCIONARIO. 

No es justo que esta traición pase incólume. En los sitios del trabajo del Estado hay muchos muertos trasegando huesos y vendiendo corona, Los viejos adecos y copeyanos, los que por un BONO instaron a los obreros a no votar por la revolución, están por ahí, en los ministerios, en los institutos. En el INCES los obreros hablando de “si no pagan el bono no le doy mi voto a Chávez” y eso fue lo que sucedió.  Los mercachifles de la política, los ignorantes de la cursilería novelesca, que cumplen funciones de vigilantes de la revolución, nada hicieron para paliar esta situación. 

Muchos de ellos se plegaron a la “protesta”, un bono, ¿qué justificaba un bono? ¿Qué era lo que habían hecho para merecerlo? No soy sindicalista, pero, ¿para que sirve un sindicalista que no trabaja y no da ejemplo? Sembraron el caos en las oficinas del INCES, en Los Cortijos a las 9 de la mañana es que se comienza a trabajar  y el público que va en busca de una solución a equis diligencia, se queja. La burocracia es terrible. El escualidismo flamea como una bandera pirata. En todos los ministerios hay desidia, se hacen fiestas por cualquier cosa y se deja la responsabilidad de un lado. 

La revolución puede  transitar la ruta con verdaderos revolucionarios que den ejemplo. He ido algunas veces a el edificio del Minci en la planta baja donde se otorgan los PNI y puedo dar fe de  la amabilidad y la decencia de un señor joven que ahí labora cuya conducta es la de un excelente empleado de la administración  pública, pero igualmente puedo decir que en otros lugares no es así. Algunas radios comunitarias ni hablan de la revolución en sus espacios. Eso es salsa y rock todo el día. Muchos directores de esas radios comunales se han sembrado en esas emisoras y se creen los amos de las mismas. Imponen  criterios y conductas de la Cuarta República. Hace falta que se haga una evaluación de algunos de esos medios. 

¿Cómo es posible que en Anzoátegui nos hayan dado una felpa de tal naturaleza? ¿Por qué si hace poco ganamos esa gobernación hoy vemos con horror que la oposición se hizo con todos los diputados? No hablemos del Zulia; a la revolución le ha costado conquistar este espacio petrolero, pero 12 diputados  a 1 y eso por lista es el colmo. A nuestros aliados los comunistas tenemos que hacerles ver que se están a nuestro lado deben trabajar. ¿A cuántos de ellos se observó por los barrios desmintiendo a los medios privados en su afán de meterle miedo al pueblo con un supuesto comunismo? No es hablando paja en una esquina con un librito debajo del brazo como los comunistas van a aportarle algo a la revolución. En la campaña observamos como los escuálidos se dedicaron a rayar las cabinas de teléfono con grafittis diciendo que “Chávez nos quiere llevar al terrible comunismo”, ¿por qué el PCV no se dio una vueltecita por esos lugares a desmentir la trapisonda con ídem mensajes escritos pero de la realidad? 

Vamos a echarle corazón a este proyecto social. No sigamos TRAICIONANDO más a un hombre como Chávez, seamos fieles a la dignidad.

aenpelota@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1492 veces.



Ángel V. Rivas

Limpiabota, ayudante de pintura, articulista, Productor Nacional Independiente, editor de El Irreverente. Animador del programa Gigantes del Romance, autor del libro Pacto Satánico y poeta en estado de frustración.

 legavicenta@gmail.com      @legavicenta

Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109110.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO