Zulia: ¡qué vergüenza!

Tomando prestada la frase de Alberto Nolia, muchos zulianos han demostrado ser “ignorantes sin lagunas”, unos individuos sin consciencia política, moral, ni social alguna. Esto ha quedado más que comprobado con los resultados de las pasadas elecciones del 26 de septiembre, en las cuales una vez más, la mayoría de los zulianos han admitido que saben cómo poner la torta y con velitas y todo. Me explico: 

1.- La falta de raciocinio, moral, educación y el odio hacía Chávez que llevan consigo, - gracias a la disociación psicótica inducida por medios de comunicación social, - especialmente Globovisión – se evidenciaron en los resultados de las votaciones de este estado, ya que como todo el país pudo observar la mayoría de los zulianos escogieron los peores candidatos que tenían a su alcance, desde asesinos hasta gente que sólo representa la vuelta a la 4ta republica. Y lo peor del caso es que siempre ha sido así, ya que desde la independencia de Venezuela, el Zulia fue el último estado en sumarse a ella.

La mayoría  de su gente lamentablemente desde esos tiempos hasta ahora, es reacia al cambio, sin importar que sea para bien, y cada vez que tienen la oportunidad de escoger un mejor camino, terminan escogiendo el peor, para muestra varios ejemplos actuales: la elección de Manuel Rosales para la alcaldía de Maracaibo, él cual al vérselas negras por ladrón, salió corriendo a esconderse bajo el gobierno alcahuete de Alán García en Perú, dejándonos con un alcalde sustituto, Daniel Ponne, que no ha robado más porque no le ha dado más tiempo; el Gobernador Pablo Pérez, que sirve como muñeco para complacer a las oligarquías del Zulia, a las órdenes del norte y al narcotráfico; el alcalde del Municipio Cabimas que se llama así mismo cachorro del imperio y dice a voz populí que él siempre ha sido buen candidato pero que como alcalde no sirve, pero igual la gente sigue votando por él. Estas son sólo unas muestras, de lo que la mayoría de este pueblo ha escogido para sí, ¡Pena les debería dar!, escoger individuos que sólo se dedican a robar y a orquestar complots en contra del gobierno nacional, cuando lo que deberían estar haciendo es procurándole una mejor calidad de vida a su pueblo, pero si esto es lo que escogen, esto es lo que se merecen. Malo es que como en todo, caemos justos por pecadores, sí, pero al vivir en democracia, aceptamos el voto popular, ¡pero hasta cuando Señor por favor!

Aquí nada funciona, estamos estancados en el pasado, viviendo como si no fuéramos parte del país, con la delincuencia por las nubes, lo único que nos falta es que los ladrones nos lleven cargados como hormiguitas, la policía es hasta peor que los propios ladrones; vivimos en el olvido, cuando pudiésemos vivir mucho mejor. Y es que es inconcebible para mí que ¡teniendo tantos recursos y tanto potencial humano con sentido de la moral y la honestidad, tengamos que vivir así! 

2.- Las instituciones tanto de gobierno regional, como las instituciones del gobierno nacional que funcionan dentro de este estado están plagadas de individuos de que forman parte de la oposición, aunque en realidad para mí, ni oposición son, son simples escuálidos que odian a Chavéz y todo lo que él representa. ¿Hasta cuándo se va a permitir esto? ¡Ellos viven del gobierno y muerden la mano que les da de comer! Por favor, Presidente, Ministros, Ciudadanos de moral que forman parte del Gobierno actúen. Esta situación existe en todas las instituciones gubernamentales, ninguna se salva, empezando por PDVSA – que estamos esperando para depurarla ¿otro golpe de estado? – Corpozulia, Enelvén, Seniat, y hasta el Banco Central de Venezuela, del cual puedo dar fe pública, ya que la sub sede Maracaibo nada en escuálidos, y tal vez los que se salven de ese adjetivo puedan ser los altos gerentes, y es mi humilde opinión que esa gente roja roja roja no es, más parecen morados, por no decir que son rojos por fuera y azules por dentro, pero por defender su puesto y su salario – que nada bajo es – dicen que son patria o muerte. 

3.- La dirigencia del partido PSUV en el Zulia deja mucho que desear y mucho en qué pensar. No digo con esto que todos los dirigentes del partido sean malos e ineficaces a la hora de realizar su labor; pero es obvio que se necesita más y mejor gente del partido para cumplir las labores y lograr las metas. Ciudadanos con moral, dignos, con ideología política de izquierda firme, preparados, e instruidos realmente en lo que queremos lograr con la Revolución, no personas que dicen ser del partido y ni siquiera saben ¿qué es el Socialismo?, o ¿qué es lo que queremos alcanzar como país? y que todavía a estas alturas no pueden rebatir el argumento escuálido de que este gobierno nos lleva hacía un comunismo. Están mal señores, a estudiar todos juntos, y si no quieren que vengan de otras ciudades a decirles que es lo que hay que hacer, porque les mancillan su “honor de maracuchos” entonces prepárense bien y den el ejemplo. 

4.- Muchas cooperativas en el Zulia no funcionan, en lo absoluto, los cooperativistas son escuálidos disfrazados, montan la cooperativa, reciben los recursos, y se los roban, y cuando mucho, menos de la cuarta parte la emplean para el objetivo que dicen tener. Aunado a esto, en muchas ocasiones emiten presupuestos bajos para ganar licitaciones y después que las ganan no hallan de donde sacar el dinero para ejecutar las obras y su respuesta es: estamos parados porque no tenemos recursos. ¡Ladrones es lo que son!

Además de que se han visto casos en los cuales las cooperativas hacen firmar a sus empleados cartas de renuncia por adelantado, para que en el momento en que algún ente gubernamental les pregunte porque sus empleados desde hace años no son miembros ya de la cooperativa, - como deberían ser – ellos sacan esas cartas de renuncia y dicen que no son miembros debido a que renunciaron y en algunos casos, las firmas de los empleados en dichas cartas han sido falsificadas.

Otra de las tretas que aplican estas “maravillosas” cooperativas zulianas son las de no pagarles a sus empleados a través de la misma cooperativa, sino por una empresa aparte y no entregarles recibo alguno de pago, para que cuando el trabajador cese sus labores con ellos por las buenas o por las malas, y quiera dirigirse a la inspectoría del trabajo no tenga pruebas de nada de lo que argumente.

Por otra parte, les pagan de acuerdo a lo que ellos llaman paquete, - lo cual es totalmente ilegal - dentro del cual supuestamente les deducen del sueldo, Seguro Social Obligatorio, LPH, paro forzoso y demás y resulta que ni siquiera los inscriben en el IVSS y todos los aportes se los roban. Y para más colmo ni vacaciones les dan, y por supuesto, menos aún se las pagan, y los trabajadores que prefieren que les paguen su sueldo completo porque han caído en cuenta que las deducciones nunca llegaban a su fin, en el momento del cese de la relación laboral, no obtienen ni liquidación ni nada, con la excusa de que todo estaba incluido en sus sueldos. En conclusión explotan a sus trabajadores tal cual viles capitalistas.

Por lo tanto, ojo gobierno con las cooperativas, son una buena idea, pero mal aplicada en la mayoría de los casos en este estado, están llenas de supuestos vivos que sólo quieren robar y no prestar ningún servicio eficaz ni para la comunidad, ni para los entes gubernamentales como PDVSA que las contratan.  

Después de todo lo que he dicho, sólo me queda finalizar este artículo, con un verdadero sentimiento de pena ajena y de vergüenza por la manera de actuar de mis coterráneos, ya que siempre he sentido un profundo apego por mi tierra natal y además espero que todas las críticas aquí expuestas no caigan en saco roto, que sean escuchadas, y que se logre la revisión y la rectificación  de las mismas.      


Maracaibo, Venezuela

vmga18@hotmail.com

Twitter: @alegov



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2703 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO