¿Qué fue lo que ocurrió en CADAFE?

En el año dos mil tres, durante las presidencias del ingeniero Nervis Villalobos en CADAFE y Ángel Navas en FETRALEC, se firmó una Convención Colectiva; la cual, en sus fundamentos, ha regido prácticamente hasta ahora. Se destacan en ella las declaraciones de principios de ambas partes en negociación.

FETRALEC declaraba que: “En consideración a la existencia de una nueva Carta Magna de la República Bolivariana de Venezuela, que establece… la cogestión... la existencia de una Ley Orgánica del Servicio Eléctrico que contempla que... ‘las actividades que constituyen el servicio eléctrico se realicen bajo los principios de equilibrio económico, confiabilidad, eficiencia, calidad, equidad, solidaridad, de no discriminación y transparencia’… que CADAFE y sus Empresas Filiales… son Empresas de carácter estratégico, tanto en lo social… como en lo económico… y defensa de la nación… Las partes reconocen y asumen que es un derecho constitucional de los Trabajadores y del pueblo participar en la formación, ejecución y control de la gestión del Estado y sus instituciones… convienen en constituir a todos los niveles de la administración y gestión de la Empresa los “COMITÉS DE GESTIÓN”, integrados por representantes de los Trabajadores y de las autoridades en sus distintos niveles, que tendrán como atribuciones planificar, ejecutar y controlar la gestión de la Empresa…”.

Por su parte, los directivos de CADAFE declararon que: “Asumimos los cargos para los cuales nos designaron, comprendiendo plenamente la responsabilidad que tenemos frente al pueblo venezolano, en este crucial momento de su historia, caracterizado por la inmensa dificultad que confronta y por el verdadero peligro que representa para sus intereses la consolidación de los programas de privatización de los sectores estratégicos de la economía nacional; de allí que, se nos impone como misión primordial, Refundar la Industria Eléctrica Nacional …

“A partir de ahora, nadie podrá quedar excluido de la gigantesca discusión que a lo largo y ancho del país debemos protagonizar en procura de hacer de la refundación de la industria un esfuerzo colectivo. Así pues, Directivos y Trabajadores del sector público… tienen la palabra para decir el destino del sector eléctrico que no puede ser otro, que la materialización de los postulados constitucionales y los lineamientos trazados por el Jefe de Estado.

“En este contexto, la implacable lucha contra la corrupción administrativa, que erradique para siempre la impunidad y haga florecer una nueva ética social; la inaplazable construcción de la Contraloría Social de CADAFE y sus Filiales… la configuración de dispositivos que garanticen una periódica y auténtica rendición de cuentas… la ampliación del régimen jurídico a objeto de fortalecer la institución de la Cogestión de los Trabajadores, como el factor esencial del nuevo modelo organizacional de las empresas eléctricas....

“Cabe en este orden de exposición señalar que la conformación de esta Junta Directiva de CADAFE, representa un compromiso y un giro importante en las políticas de gestión de las Empresas del Estado. La incorporación de Dirigentes Sindicales comprometidos con la democratización y la necesidad de construir la Contraloría Social de las empresas, forma parte de una progresión dirigida al logro de una gestión ética, eficiente y hacia la recuperación técnica y financiera de CADAFE y sus Filiales…

“Debe acompañar a este proceso, el impulso de una ética del servicio eléctrico y de sus oferentes, como empresa y funcionario particular, que esté a tono con la demanda nacional de transparencia en la gestión pública, y sea capaz de aprobar el escrutinio de los auditores institucionales y, sobre todo, la Contraloría Social. Es fundamental para la Junta Directiva una sana, correcta y transparente administración de los recursos. En este sentido, es necesaria la participación de todos para prevenir, evitar, erradicar y castigar la indebida utilización de los recursos. A tal fin, se impulsarán los mecanismos de información, control y denuncia. Teniendo en cuenta estas orientaciones, se establecen como áreas prioritarias:

“Garantizar el servicio eléctrico, en el marco de la seguridad nacional, respondiendo eficaz y oportunamente a la actual situación de déficit de generación, ello sin dejar de lado los planes para recuperar, desarrollar y diversificar el parque de generación de la empresa, con especial énfasis en Planta Centro y los desarrollos hidroeléctricos de los Andes. Todo ello, con el objeto de ofrecer un servicio permanente y confiable…

“La congruencia con tal visión implica que, desde la Junta y los más altos niveles gerenciales, se modelen comportamientos de eficacia, ética, respeto y honestidad, en función de una política de Recursos Humanos que reconozca y valore al personal, entendiendo el papel fundamental que tienen los trabajadores en la recuperación de la empresa y en la vigilancia del buen funcionamiento de la misma…

“Cumpliendo los mandatos de la Constitución, la Junta Directiva de CADAFE se compromete a hacer viable y concreta la cogestión con los trabajadores, propiciando organismos y mecanismos de participación conjunta a todos los niveles. Es auténtico, en Caracas al primer día del mes de abril del año dos mil tres”.

En cumplimiento de lo anteriormente acordado, Ángel Navas fue designado Director Laboral y FETRALEC propuso un número sustancial de los gerentes que aún permanecen dentro de la empresa, Algunos directivos de la Federación “interpretaron erróneamente” el contenido de la Convención Colectiva e iniciaron en su “área de control” una era de “desprofesionalización” acusando a la mayoría de los profesionales universitarios con trayectoria dentro de CADAFE, de ser culpables de la situación crítica en que se encontraba, y muchos fueron sustituidos por “trabajadores” (profesionales universitarios inscritos en el sindicato respectivo; algunos de ellos recién ingresados a la empresa, otros sin la experiencia necesaria).

Hago los señalamientos anteriores, porque en el remitido de FETRALEC, firmado por Ángel Navas, se señalan a los gerentes actuales como culpables de la situación interna, siete años después del inicio de la cogestión contemplada en la CONVENCIÓN COLECTIVA, en la cual se deja claro que los gerentes no estarán cubiertos por ella; al parecer, tampoco aquellos profesionales universitarios que no están inscritos en FETRALEC; aun cuando sean defensores de la Constitución, las leyes que rigen el sector eléctrico y los principios declarados arriba.

He pagado muy caro, laboral y profesionalmente hablando, por advertir que íbamos ineludiblemente hacia la actual situación del servicio eléctrico, y plantear soluciones concretas que la hubieran evitado; o paliado –un caso es el de la Central “La Vueltosa”; si estuviera concluida, los estados andinos no serían objeto de racionamientos–. A pesar del nuevo ataque de que seré objeto, considero que designar nuevos “gerentes”, sólo por el compromiso sindical o político, sin la experiencia adecuada, agravaría la situación.

Una salida viable para garantizar la confiabilidad del servicio sería permitir al capital privado que invierta en generación térmica; porque lograría en un año aquello que “la cogestión” no pudo en siete. Esta posibilidad de inversión está contemplada en la Ley Orgánica de Servicio Eléctrico vigente, heredara del gobierno de Caldera y “maquillada” para que Chávez la ratificara. ¿No se dieron cuenta de que esta ley, más una crisis provocada, nos conduciría hacia una inevitable privatización, total o parcial? ¡Los verdaderos culpables, serán los primeros en abandonar el “portaviones” que los condujo al puerto del beneficio personal; en detrimento del proceso por el cual presumieron luchar!


luiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4379 veces.



Luis E.Rangel M.


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: