PDVSA: Ley de Entrega y Perspectiva 2021

El inesperado desenlace de las elecciones norteamericanas, podría dar un giro brusco al entorno geopolítico y energético mundial, particularmente en sus relaciones en la región asiática con KSA, Irán, Rusia y China. Mientras la administración Biden podría endurecer las relaciones con Rusia-KSA, las relaciones comerciales en el eje Irán-China podrían verse relajadas. De hecho, Irán ya ha anunciado que se prepara para aumentar producción.

Contrastando la proyección OPEP de crecimiento económico mundial de +3.1% de Enero’2020 con las cifras más recientes de -4.3%, el desplome de la visión 2019 versus actual 2020 totaliza un [-7.4%]. Para remontar crecimiento desde dicho nivel, hasta el proyectado Noviembre’2020 de +4.4% para 2021, se requeriría que las mayores economías mundiales, desarrollen crecimiento equivalente al +11.8% desde el nivel actual, para poder estimular el consumo, lo cual resulta iluso por ahora, particularmente considerando que la zona EU se adentra en su segunda ola de corona virus, mientras que los EEUU en su tercera ola.

Existe el intangible de por medio de la respuestas de las distintas economías y por ende del consumo, a la permanencia o no de los efectos de la pandemia o su relajación, bajo la óptica de la aparición y disponibilidad de múltiples opciones de vacunas. En todo caso, no se espera que los efectos de un eventual éxito de las mismas en el control sustancial de casos de Covid-19, se haga sentir mucho antes de antes de Q2’2021.

La situación se complica desde la óptica de los países productores OPEP+, dada la creciente necesidad de ingresos por las que atraviesan la mayoría de ellos, incluidos KSA, Libia, Irak, Nigeria, EAU y Rusia, máxime ante la propuesta vigente de extender recortes equivalentes al 8% del suministro global, al menos hasta Marzo’2021. Todos dichos países excepto KSA, muestran reticencia a adherirse o continuar con las políticas de recorte, dado su creciente déficit fiscal. Mientras tanto Libia continúa incorporando producción a los mercados hacia 1.250.000 BPD, mientras que sus exportaciones crecieron sobre 200% solo en Noviembre.

Pero además, la inclinación de KSA a contribuir a dichos recortes luce circunstancial, dada la afinidad o compromiso que poseen con el gobierno de Trump, cosa que pudiera cambiar con la llegada de Biden. La visión de mercado a menos por ahora, apunta hacia la continuidad de las variables estructurales vigentes, que mantendrán los precios del barril en un rango similar al nivel actual al menos hasta entrado Q2’2021, con mercados saturados y economías debilitadas, que podrían desembocar en una eventual guerra de precios.

LEY DE ENTREGA Y BLOQUEO:

No esperó mucho N. Maduro luego de las parlamentarias, para comenzar a justificar la aplicación [https://twitter.com/einsteinmillan/status/1336406510319136770?s=11] de la ley antibloqueo. Como quiera que el gobierno la presente, sean alianzas productivas o privatizaciones, la realidad es que de ambas maneras se estaría al margen de la transparencia, al margen del control institucional y de espaldas al país. Nadie garantiza que en realidad los resultados sean beneficiosos para los Venezolanos, más allá de una pequeña minoría de usuales traficantes de poder. Para el infortunio de esa minoría, la ley antibloqueo podría estar limitada por la coyuntura energética global y los propios intereses de subsistencia de sus aliados Rusia, China e Irán, por sobre el interés de reflotar Venezuela.

Se espera que la necesidad de inversión y gasto en PDVSA muestre una fuerte expansión durante 2021, impulsando el costo de producir el mismo barril, reduciendo los márgenes y el flujo de caja. Si a lo anterior añadimos los descuentos y condiciones leoninas que muy posiblemente exigirían esos "supuestos inversionistas" por causa del peligro que asumirían por exponer sus capitales en Venezuela en medio de sanciones compulsivas, incertidumbre y creciente riesgo político, el neto-PDVSA se reducirá mucho más allá del actual.

De lograr algún acuerdo, este será cuestionable y desventajoso para nuestro país, ya que la entrega/transacción/asociación que involucraría nuestros recursos y activos, muy posiblemente implique relación con capitales de origen cuestionable, capitales producto de la corrupción política. Del cobrar y darse el vuelto, además de negociaciones bajo condiciones desventajosas, ocultas y amparadas por la funesta ley antibloqueo. Pero desafortunadamente la mesa esta ya servida y Venezuela vivirá con certeza la misma historia de depredación, vivida una y otra vez.

VENEZUELA:

No se espera un giro brusco en la política norteamericana hacia Venezuela; quiza gradual. El sector petrolero en los EEUU constituye cerca de 8% de su PIB y 6% de su fuerza laboral. El desequilibrio en las variables macro y microeconómicas dentro de los EEUU ha sido severo y Biden aspirará a preservar su propio sector petrolero, impulsado por la conveniencia política en los estados sureños y del "midwest", en los que los demócratas han mostrado debilidad estructural.

Bien por descuido o bien por estar agobiado por problemas post electorales, se observa un relajamiento de las sanciones hacia Venezuela, que le han permitido respiro en operaciones de mezcla, mejoramiento y producción, mediante una masiva importación de crudo y refinados durante los meses de Octubre en adelante.

La expectativa de producción promedio para 2020 apunta hacia una cifra @ F/A de 560/490 MBD versus 1.015/792 del 2019, según formato OPEP directo/secundario. Por el lado de las exportaciones, el promedio-año señala hasta ahora unos 630 @ 660 MBD, muy por debajo del promedio 2019 de 962 MBD. Mientras la caída en producción 2020 versus 2019 promedia 41%, el desplome en las exportaciones promedia 34%.

El ingreso bruto petrolero revisado, se estará en consecuencia ubicando en el entorno de los $2.860 millones, lo que se pudiera traducir en un aporte neto que apenas rozaría los $80 @ 100 millones, insuficiente para cubrir tan siquiera los gastos corporativos. El alza observada en las exportaciones a partir de Octubre será transitoria, ya que está soportada básicamente en inventarios y no en crecimiento de producción activa desde el campo.

Por si sola PDVSA estará lejos de lograr mejoras sustanciales tal que proyecte su producción hacia cifras cercanas o por encima a los 2 MMBD. Aparte de no poseer el nivel requerido de actividad (taladros activos Octubre y Noviembre cero), el estado de abandono y decadencia de bienes e infraestructura de manejo, procesamiento y transporte de producción es lúgubre. La industria tampoco posee por lo pronto la capacidad financiera para lograr tal nivel de aceleración requerida por si sola.

Por la vía de la autogestión, no se esperan cambios sustanciales ni en cuanto a producción, ni tampoco en cuanto a "exportación-sostenible", más allá del promedio año antes señalado.

Para 2021 PDVSA se adentrará hacia una mayor necesidad de ingresos, impulsado no solo por la necesidad de un país cada vez más sediento de divisas, sino por los crecientes gastos operativos producto del continuo y profundo abandono y deterioro de los distintos activos de nuestra industria petrolera.

Por mucho que lo intente Aissami, las mentiras en la empresa petrolera no las puede decir cualquiera que no la conozca bien y ese no es su caso. Hace unos días atrás mintiera al país asegurando que el 100% de nuestras refinerías estaban operativas[https://www.aporrea.org/energia/a297942.html], N. Maduro lo desmiente y admite [https://maduradas.com/lo-acepto-venezuela-necesita-gasolina-importada-complementar-maduro-admite-lo-poco-produce-pdvsa-insuficiente/] que la industria petrolera Venezolana no está en capacidad de producir la totalidad del combustible que demanda en el país; es decir unos 37.000 BPD (bajo restricción) @ 97.000 BPD (libre circulación), cuando la capacidad instalada de producción total de "gasolinas" es de cerca de 300.000 BPD.

Mas allá de la usual practica de desinformación de T. Aissami, las refinerías continúan en modo errático arrancando y paralizándose inadvertidamente. Para la semana del 7 de Diciembre, todas las refinerías Venezolanas estaban paralizadas y hoy solo la refinería Cardón permanece activa con unos 25.000 BPD. Para vergüenza de los Venezolanos, PDVSA espera la llegada de técnicos iraníes, porque no posee el conocimiento puertas adentro para dar soluciones. Con "obreros y tarifados" no se maneja una industria petrolera.

Tan solo unos días atrás [https://twitter.com/pdvsa/status/1334299556616540163?s=11], en un intento más por confundir y manipular la realidad, ese mismo ministro daba como un hecho histórico la reparación de un simple compresor en Santa Rosa-Anaco, cosa que antes era reportada por supervisores de campo; con o sin repuestos hechos en casa. Antes era lo usual, ahora en esa decadente PDVSA, es lo extraordinario.

Desconoce Aissami, que a pesar de haberse invertido sumas mil millonarias desde 2006-08 hasta 2015-2016, esa planta de Santa Rosa ha estado parada desde al menos 2012, por descuido de las administraciones de PDVSA GAS, que han estado más pendientes de la corrupción [https://www.noticiascandela.informe25.com/2017/01/informe-detalla-irregularidades-graves.html]; [https://www.noticiascandela.informe25.com/2016/12/opinion-el-atractivo-negocio-de-los.html] que de hacer su trabajo. Esa gente se dedicó como todo corrupto, a vender proyectos y "tirar tubos" antes de tener el gas, porque allí es donde esta la plata. Hoy repiten la misma esencia. Vender proyectos, pero sin producción.

El mal asesorado ministro asegura que el gas de Santa Rosa es el más rico de Venezuela, sin percatarse que la producción de dicho campo es de condensado retrogrado y no de gas natural, y que si de riqueza se trata, el gas (asociado) de NDM o el de Cardón IV posee mucha mayor nivel que el de Santa Rosa en las condiciones actuales.

Desconoce Aissami que la producción de Santa Rosa apenas en 2010 era de 400 MMPCD y unos 3.000 BPD de crudo. También desconoce que la producción total de PDVSA GAS ANACO en 2008 era de 1.650 millones de pie cúbicos día (MMPCD), mientras que hoy apenas produce cerca de 400 @ 420 MMPCD.

Por mucho que se esfuerce Aissami en repetirlo, en PDVSA no hay conspiración, ni hay misiles [https://www.aporrea.org/energia/a297012.html], allí lo que hay es indolencia, corrupción e ineptitud de la buena.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2579 veces.



Einstein Millán Arcia

Asesor Petróleo y Gas "Upstream" & RE SME/Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo Universidad de Oriente, 1979. Ha publicado y presentado en diversas revistas y conferencias internacionales más de 12 trabajos especializados en materia de Petróleo y Gas. Ha escrito más de 300 artículos de opinión y sido citado en materia de petróleo y gas en: spglobal.com, aporrea.org, NoticiasVenezuela.org, Plattsblog, Oilpro.com, las armas de coronel, Vanguardia de España, segurosybanca.com, The Slush Pit (Oklahoma Oil & Gas News), Energy Economist, Kaieteur-news & Stabroeknews Guyana, Sputnik-news y Los Ángeles Times.

 emillan7@hotmail.com      @EinsteinMillan

Visite el perfil de Einstein Millán Arcia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: