Algo no cuadra con las tales "estaciones Premium" o el negocio de la gasolina a precio internacional

Hemos visto en Caracas largas colas de vehículos en las llamadas estaciones "Premium" que son las que están expendiendo gasolina a 0,50 dólares el litro, según el nuevo esquema de distribución de la gasolina que se instrumentó a partir del primero de junio en el país. Esto hace suponer, de entrada, que el "negocio" tiene un gran mercado y augura ser exitoso.

Llama la atención, de este esquema de venta de gasolina a "precio internacional", cómo es el Estado venezolano quien sigue siendo el soporte de los "privados" en sus negocios, veamos.

Todos sabemos que la gasolina de Irán fue importada por el Estado venezolano, aunque no es claro aún, se presume que esta mercancía se canceló con oro. Es posible que parte de este combustible haya sido financiado y se tenga alguna deuda con Irán, de cualquier manera ha sido la República la que ha asumido la importación de esta mercancía tan vital para reactivar el parque automotor, paralizado por la carencia de combustible.

Entonces la pregunta que surge ¿qué están poniendo los privados en el negocio de la venta de gasolina traída de Irán por el Estado venezolano?.

En el mediano plazo se espera comenzar a refinar petróleo y reactivar la producción de gasolina en el país, proceso seriamente afectado por las sanciones económicas que impuso EE UU a la República. Como todos sabemos la única infraestructura existente para producir gasolina es la de PDVSA, que es una empresa del Estado y que por tanto pertenece a todos los venezolanos. Entonces vuelven a surgir interrogantes: ¿qué aportarán los privados en el negocio de la venta de la gasolina refinada en Venezuela a precios internacionales?, ¿quiénes son los "privados" que manejarán el negocio de la gasolina que se producirá y venderá en el país en el mediano plazo?.

La historia venezolana de los últimos 100 años nos indica que el mayor beneficiario de la renta del petróleo ha sido el capital privado. Grandes fortunas amasaron los privados que se arrimaron al Estado y en distintas épocas históricas distintos y sucesivos gobiernos hicieron "alianzas" con privados que siempre terminaron favoreciendo los intereses de los capitales privados, en distintos sectores de la economía.

Desde la llamada "sustitución de importaciones", por allá por la década de los 60, hasta días más recientes, los gobiernos se han hecho benefactores de capitalistas.

No es un secreto que en el gobierno del Presidente Maduro hay factores que apuestan a que una "burguesía revolucionaria" juegue un papel determinante para garantizar la continuidad del proceso de transformación que se inició en Venezuela desde que Hugo Chávez llegó a Miraflores en 1998.

El negocio de la gasolina que se está instrumentando puede terminar favoreciendo a "sectores privados", en detrimento del Estado venezolano que es quien está poniendo todo, mientras los capitalistas de viejo y nuevo cuño terminarán siendo, como siempre, los principales benefactores.

El petróleo es de todos, pero desde siempre "unos pocos" se han favorecido más que otros. Con Chávez la "redistribución de la renta", comenzó a dar cobertura a vastos sectores que antes estaban excluidos.

El esquema del negocio de la producción y venta de gasolina a precios internacionales podría ser el negocio del siglo para privados, llámelos Ud como prefiera: burguesía parasitaria, boliburgueses, enchufados, burgueses revolucionarios, etc. la denominación es lo de menos, la cuestión es ¿por qué poner en manos de "privados" un negocio de una mercancía que se fabrica en Venezuela, con materia prima venezolana y con trabajadores venezolanos, mientras los privados no aportan nada?. Que alguien lo explique.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3634 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: