Cultivando Patria; PDVSA Gas Comunal

Para 2007 las empresas privadas distribuidoras de gas domestico, declaradas en abierta y constante oposición al gobierno bolivariano, al Estado-Nación, a pesar de recibir de PDVSA Gas el producto a precios risibles, mantenía permanentes y desconsiderados aumentos en el producto envasado y distribuido a los hogares. Por momentos la situación de suministro de gas domestico fue critica, desesperante, caótica, sumados a la estrategia opositora contra el gobierno y la nación venezolana mediante el desabastecimiento de gas domestico, a lo interno de estas empresas distribuidoras la clase trabajadora, sus obreros y empleados, vivian un verdadero estado de indefensión laboral, “eran como esclavos al servicio de grandes señores coloniales”.

Chávez, en su momento; más allá de lo estratégico y soberano que representaba la nacionalización, toma y control de PDVSA y sus filiales, atendiendo el llamado, exigencia de dichos trabajadores, nacionaliza PDVSA Gas y todas las empresas del ramo. En su visión estratégica, los trabajadores; ejecutivos, administrativos, empleados y obreros, debían pasar a la toma y control de estas empresas, serian ellos de ahora en adelante los responsables del buen funcionamiento y sobre todo, de la búsqueda de bienestar para sí y el pueblo en general.

Muchos han sido los intentos por una sana, eficiente administración y efectiva distribución en manos de los trabajadores de PDVSA Gas, pero; como viene ocurriendo en la empresa distribuidora del gas domestico, ahora PDVSA Gas Comunal, en la mente, cuerpo, alma y corazón, desde el más alto ejecutivo hasta el más nuevo y “menos relevante” trabajador, sigue privando la visión capitalista y depredadora, abusiva, contra el gobierno, contra el Estado Nación y el ideal de una patria libre, soberana, de bienestar económico y social para todos y cada uno de los venezolanos.

Desde PDVSA Gas Comunal, en manos de los trabajadores, “convertidos en nuevos y flamantes propietarios”, ellos, los trabajadores en todas sus escalas siguen atentando contra la paz social, contra el Estado y contra el gobierno que de buena fe y en aras de un mejor vivir los colocó al frente de la industria distribuidora de gas domestico. Desde el más alto ejecutivo hasta el más reciente de los obreros han conformado un sistema “mafioso”, corrupto, burocrático a través del cual se imponen e induce acaparamiento, mala distribución, precios especulativos y clientelares.

Por ejemplo, desde Cumaná, como puede estar ocurriendo en toda Venezuela, la bombona para consumo residencial de 18 Kg con precio oficial de Bs 250, en el mejor de los casos, es llevada a la casa como corresponde por Bs 1000, 400% más de su valor oficial. Si denuncias el abuso del chofer y su ayudante en las oficinas administrativas de la avenida Arismendi, sector Cuatro Esquinas, se hacen los “gualbertos”, los que no saben nada, pero “te fichan” y dejan de suministrarte el gas.

¿Dónde están los trabajadores honestos, revolucionarios, los que dicen defender a la Patria bolivariana hasta con su vida? ¿Dónde esta la mano dura y firme del gobierno, del Estado Nación?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1369 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: