La arrechera de mi suegra cuenta los días: Al compañero Jesse Chacón le quedan 89 días

Ha perdido la cuenta de sus gastos en reguladores y protectores de voltajes.

Mi suegro lo intentó de mil maneras…

El viejo vive en Carupano arriba, el primer Carupano, lo que me dice siempre orgulloso.

El anciano después de buscar sin descanso una solución a los apagones…

Apareció un día con una paca de libros dispuesto a dar la batalla…

Y después de innumerables cálculos matemáticos, ayudado de la tabla de Pitágoras, la raíz cuadrada multiplicada por las ecuaciones infaltables…

Llegó a la conclusión que la mejor manera de proteger sus electrodomésticos de los apagones DIARIOS, era más sencillo de lo que creía…

Adiestró a su perro para que ladrara cuando se iba la luz.

Después lo montó todas las noches en la platabanda, para que su amigo más fiel, comenzara a ladrar, cuando las tinieblas comenzaran allá lejos en la entrada de Carupano.

Todo fue en vano…

No llegaba nunca al interruptor principal…

Cuando lo bajaba, ya las tinieblas se habían posesionado de su vivienda…

El hombre dispuesto a no rendirse, continúo con su odisea…

Un día se fue al mercado donde venden cosas usadas…

Y casi sin darse cuenta, tenía ante sus ojos…

El arma letal contra el destructor de sus electrodomésticos…

¡Un cronometro!

Como carajito con juguete nuevo, pidió ayuda a su nieto, para que le enseñara a usar su nueva arma…

El anciano con cronometro en mano, calculó los segundos que demoraba en llegar a la llave principal, en el momento que su perro diera su primer ladrido.

Mi suegra que siempre lo culpaba a él, por las dificultades vividas, viendo su sacrificio, comenzó otra vez, a darle su merecida taza de café y al ver que no se rendía, preparó su comida nuevamente…

El viejo (mejor comido) se sintió invencible…

Pero…

Ese bicho raro que su nieto le enseño a usar, lo hizo comprender que no era el arma que él imagino…

Las tinieblas lo emboscaban nuevamente…

No sin antes lastimarse un pie, una mano y romper una silla en su suicidas carreras.

Mi suegra miraba la nevera nueva que le regalé en noviembre (lo que hoy cuesta el triple) y temblando cuando la misma comenzaba a hacer ruidos extraños…

La rodeo de velas y santos por todos lados, para curarse en salud…

Al ver a su compañero rascándose la cabeza y que no descifraba las mejores maneras…………..

Mi suegro termino bajando al perro de la platabanda…

Hoy se apareció con un libro de Albert Einstein y otro de Thomas Edison…

Mientras el viejo se come (prácticamente) los dos libros…

Mi suegra colocó un poster gigantesco de Jesse en la cocina, con un almanaque de iguales dimensiones…

Y va tachando los días que transcurren hasta llegar a la promesa del compañero Chacón, de los cien días…

Y sobre la nevera…

Descansa plácidamente un rabo e´ chucho con una leyenda escrita:

“Si los apagones no cesan en los cien días me voy pa´ su ministerio”…

“Compañero Jesse, mira que esta vieja es bien jodida, no es un juego”

EN CARUPANO TODOS LOS DÍAS SE VA LA LUZ POR LAS NOCHES

La diferencia entre recuperar los 700mil votos, o perder otros 700mil más…

josevarela753@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2789 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a165095.htmlCd0NV CAC = Y co = US