Mentiras ideológicas

No existe figura legal, ni practica que descentralice más el poder tradicional que el poder táctico popular en construcción.

Los que se oponen ideológicamente tratan de confundir, no existen fundamentos serios. Aspiran politizar y polarizar un hecho que se tienen construyendo con la participación de la gran mayoría del pueblo, el poder popular.

¿Por qué se oponen?

Por la misma razón que hacen oposicionismo al Gobierno Nacional. La consolidación de las Comunas, sería el éxito del poder popular, es decir, de los Consejos Comunales, del pueblo organizado. Significaría sentar las bases progresivas ideológicas del socialismo, de la democracia consciente en función de los intereses de las mayorías y no solo de los intereses económicos de los grupos que habían controlado al estado y la renta petrolera.

Contradictoriamente el Alcalde Gerardo Blyde, afirma en entrevista del Universal 11/Nov, que el hecho de que las comunas puedan asumir responsabilidades y administrarlas, que puedan legislar para adentro; “eso es comunismo”. En paralelo, Ramón G. Aveledo de la MUD, asegura que “el Gobierno eliminará las Gobernaciones y Alcaldías”.

Estas mentiras tienen un propósito: tratar de crear confusión. Ellos conocen que la verdadera y concreta descentralización lo representa el Poder Popular. Cuando organizados asumen la reparación de una escuela, del alumbrado público, de cambiar rancho por casa o cuando participa conociendo, discutiendo y aportando a los grandes lineamientos que contiene el Plan Socialista 2013-2019. Ellos comprenden que esta forma de descentralización significa el fin del capitalismo salvaje.

Si el alcalde Blyde, hubiese escuchado al vecino de Upata el 13 Nov., que en asamblea popular solicito al Gobernador y Candidato del PSUV, Francisco Rangel, en nombre del consejo comunal, materiales para ampliar la escuela – dos aulas – y que ellos asumían la mano de obra, creo que estaría obligado a reconocer su equivocación y actualizar su ideología ante la realidad del proceso de cambios en Venezuela, para no continuar subestimando al pueblo al afirmar supuestos con el objeto de construir un engaño.

Existen fallas en el funcionamiento de instancias del Estado. El pueblo todo las ha padecido. Son tan viejas estas fallas de funcionamiento que se han convertido en estructurales. Han derivado en burocratismo que es igual a corrupción, falta de eficiencia en la administración publica.

En la IV Republica, la descentralización se nos presento, como la solución a estas fallas de funcionamiento y estructurales del Estado. Recuerdo que cada cierto periodo de tiempo el FMI y el BM, nos obligaban a renegociar la deuda externa, reconocíamos con rabia que el Gobierno Nacional desconocía el monto de la deuda real, porque gracias a la forma de entender la descentralización de entonces, hasta Alcaldías e Institutos autónomos habían adquirido créditos en el exterior, aparentemente sin el conocimiento del Gobierno Central.

En la V Republica, los principios democráticos y soberanos no tienen cabida a la contradicción de ser o no ser. La democracia socialista en construcción es real, que la constitución norma en ideas fundamentales: El Poder Popular, entre otras.

Nuestra Constitución Bolivariana es socialista de hecho, porque consagra (Art. 2) que es un Estado democrático y social, de derecho y de justicia. Jurídicamente somos también iguales en la solidaridad y responsabilidad social; y la Constitución dice que es la voluntad popular quien garantiza el cumplimiento de todos los principios.

Por ello, en democracia la descentralización es corresponsabilidad, autogobierno colectivo, producto del debate de las ideas; de allí debe nacer la Comuna.

El crecimiento y desarrollo del poder Popular (Comunas) obligara a las Cámaras Municipales y Alcaldes a ser eficaces y eficientes en sus funciones y atribuciones.

*CLEB - PSUV


gmesino@gmail.com

 

 





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2006 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor