Educación para la Liberación

La nueva Ley Orgánica de Educación, recientemente aprobada el día jueves, 13 de agosto de 2009; rescata algunos derechos importantes de la comunidad estudiantil, que tanta sangre y sudor han costado a trabes de la histórica lucha popular de los pueblos en sus reivindicaciones. En esta ley, se reivindica el carácter del Estado Docente, como ente soberano y garante del cumplimiento de la formación de los y las ciudadanas de la Republica Bolivariana de Venezuela. Al contrario de la tendencia neoliberal y capitalista, que cree que el Estado debe apartarse de todas las relaciones sociales, para que reine el darwinismo social y la anarquía en la sociedad, en esta ley se establece el carácter del Estado Docente; que interviene como garante y coresponsable de la formación de todo el pueblo en su inalienable derecho a la educación. El distanciamiento del Estado en la sociedad, bandera que enarbolan los principios capitalistas, es lo que ha permitido que la burguesía en general, los explotadores de las mayorías, puedan estafar al pueblo de la forma que históricamente lo han hecho; a través de la mercantilización de la educación, de la explotación del hombre y la mujer, de la sobre-explotación de la naturaleza, entre otras formas.  

A través de esta ley también se establece el derecho paritario para la comunidad estudiantil, lo que permite que basados en los principios constitucionales de participación y protagonismo, se puedan elegir a sus autoridades con igualdad de derechos en sus decisiones soberanas. Lo que no sucedía en algunas universidades que contradicen los principios de la democracia, y que establecían que los votos de los estudiantes y obreros, valían 30 veces menos que los de los “Doctores y Profesores” universitarios.

También se establece el carácter Laico de la Educación en Venezuela: lo que quiere decir que respetando la constitución democráticamente aprobada por el pueblo venezolano, debe entonces, respondiendo al carácter laico del Estado, mantenerse libre de injerencia de cualquier organización o confesión religiosa. Esto no quiere decir que tal y como dice (torpemente y casi de manera autómata) el oposicionismo en Venezuela, se va a sacar a dios de las escuelas y se van a cerrar las Universidades de carácter religioso. Si leen la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se darán cuenta de que se establece el libre pensamiento religioso y la multiculturalidad.  

Entre otros beneficios que trae la novedosa ley se encuentra el incremento de los días de escolaridad, donde se establece que el año escolar tendrá un mínimo de 200 días de clase, manteniendo los 60 días de vacaciones.

Algo verdaderamente importante que refuerza el poder popular, es que se establece el carácter de corresponsales en la formación de los y las ciudadanas a los Consejos Comunales y demás organizaciones de la comunidad, como lo son las mesas técnicas de agua, mesas técnicos de tierra, las asociaciones de vecinos y demás organizaciones de las comunidades venezolanas. 

Contrario a los argumentos que usados para hacer campaña negativa a la ley de educación, esta propuesta afianza la Patria Potestad, al plantear que “las familias tienen el deber, el derecho y la responsabilidad en la formación de valores, principios, creencias, actitudes, normas y hábitos en los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos'.  
De igual forma, se respeta la pluralidad ideológica que señala que se fundamenta por una parte en la doctrina bolivariana, en la de Simón Rodríguez y en el humanismo social además de estar abierta a todas las corrientes del pensamiento. 

La nueva Ley Orgánica de Educación, responde a los principios socialistas de convertir a “Toda la patria en una escuela”. La educación como un importante agente socializador, no puede seguir siendo el instrumento formador para incorporar al pueblo a los procesos productivos privados. El carácter “neutral” de la educación que pretende el oposicionismo imponer, a través de sus medios de divulgación masiva, es solo una campaña barata que busca la alienación de la sociedad y la normalización de los procesos de adoctrinamiento al servicio del capital. Los revolucionarios creemos en la educación para la liberación, en los procesos de formación educativa que sirvan para romper las cadenas de la explotación capitalista. 

Viva la nueva Ley Orgánica de Educación, Patria socialismo o Muerte, venceremos…  

adaleduardo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6220 veces.



Adal Hernández


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: