Democracia universitaria vs. enmienda constitucional

"La confrontación ideológica que ha producido la propuesta de Enmienda Constitucional comienza a encauzarse hacia el debate de ideas, las encuestas comienzan a dar síntomas que la estrategia violenta de “revolución de colores” que, han implementado los oposicionistas apátridas, mediante sus muchachos estudiantes universitarios de las universidades privadas y la UCV...." encauzarse hacia el debate de ideas, las encuestas comienzan a dar síntomas que la estrategia violenta de “revolución de colores” que, han implementado los oposicionistas apátridas, mediante sus muchachos estudiantes universitarios de las universidades privadas y la UCV, formados por los organismos de inteligencia norteamericana en estas artes de tumbar gobiernos con la “no violencia”, basada en la experiencia desarrollada por el imperio en los países de la Europa del Este, se ha venido a menos; ya las encuestas no pueden ocultar el crecimiento ascendente que ha venido desarrollando el SÏ, lo que pone en evidencia el fracaso de esos “grandes ligas” enviados por el pentágono a dirigir la campaña de la oposición, valga decir, pues, se perdieron esos 3 millones de dólares de los ciudadanos estadounidenses.

Por si fuera poco, los caraqueños por estos días, disfrutamos una mejoría sustancial del vital servicio que nos ofrece el Metro de Caracas, gracias a la decisión oportuna de reemplazar la directiva de este organismo; ya nos estábamos acostumbrando a que en período de elecciones, en este servicio se entronizaba el oposicionismo para amargar nuestra permanencia en sus instalaciones, de resaltar es el hecho, que los vagones comienzan a mostrarnos su rostro original, desechando la propaganda consumista que hasta nos tapaba los ventanales de los vagones, esperemos sigan así, mejorando el servicio. Y para rematar, los Leones del Caracas ya están en la final del campeonato, es decir, todo se combina para que el 15 de febrero los venezolanos demos una estocada de muerte a ese viejo concepto de democracia representativa que hundió nuestro país en la pobreza y la desesperanza, salgamos todos a votar por el SÏ, no nos quedemos en nuestras casas.

En lo colateral, el debate se centra es en las universidades, públicas y privadas, cuando los estudiantes salen en protesta contra la Enmienda Constitucional que devolverá el poder de decisión plena al pueblo venezolano para elegir y revocar a sus autoridades, lo hacen es en defensa del sistema político en que se vienen formando, valga decir: la democracia universitaria, último bastión de la democracia representativa y, en definitiva, del oposicionismo apátrida. El Maestro y camarada Aristóbulo Izturiz siempre nos dice: “para formar República, debemos formar ciudadanía”, y esta idea del camarada Aristóbulo es clave para entender uno de los retos fundamentales que debe asumir la Revolución Bolivariana después de ganada la batalla por la Enmienda Constitucional: la transformación del subsistema universitario; la inteligencia norteamericana penetró este subsistema educativo en nuestras propias narices y no hicimos nada para neutralizarlos, ya basta de ministrillos timoratos, se busca ministro con las que te conté, bien puestas o ministra con la gallardía de nuestras mujeres revolucionarias para afrontar este reto.

Es inaudito que, los jóvenes que han de dirigir el futuro del país se formen en unas instituciones en que la práctica de la Democracia se realice en la Universidad Colonial del siglo XVIII, como sucede en la Ucab, en que su rector se entronice durante más de quince años, sin que los miembros de su comunidad tengan arte ni parte en su designación, sino la “Sociedad de Jesús” la que allá en el Vaticano sea la que, desde ese remoto lugar, designe sus autoridades, antes lo hacía Fernando V; hasta que llegó Bolívar con sus Estatutos Republicanos y cambió ese monárquico sistema de designación de autoridades universitarias, por eso Ugalde odia tanto el Bolivarianismo y los jerarcas de la iglesia católica se les revuelve hasta el alma, cuando el Comandante Presidente nos habla de Jesús, el carpintero socialista, el hijo de Dios.

Otros estudiantes repudian la Enmienda Constitucional, desde las universidades privadas, tipo la Metropolitana, desde allí quemaron el Guarairarepano, en este tipo de institución no existe democracia de ningún tipo, sus autoridades las designa el dueño de la compañía y punto, sus designios son obtener el mayor beneficio posible.

Tenemos también los estudiantes de las universidades experimentales, en este tipo de institución sus autoridades las designa el Ejecutivo Nacional, valga decir, el Ministro de Educación Superior, quien acomoda en esos cargos a sus compañeros y compañeras, en gestión de Luis Fuenmayor al frente de Opsu pudimos observar confrontaciones por los cargos de todo tipo, ya que éste nefasto personaje de la derecha endógena exigía incondicionalidad hacia él y sus directrices, fue un período de tensa calma en el subsistema de educación superior, afortunadamente con su salida, a las universidades experimentales volvió la calma más no la democracia, con el cambio de Ley suponemos se democratizará este subsistema.

Finalmente, tenemos las universidades autónomas en las que se vive un sistema de democracia relativa, la plutocracia profesoral cuenta con casi todo el poder de decisión, ya que el voto de los estudiantes vale ¼ del de un profesor o profesora, los empleados y obreros no tienen ese derecho, ni los profesores instructores, ni los estudiantes de postgrado, mientras los profesores de escalafón cuentan con plenos derechos como ciudadanos universitarios. Se ha llegado al extremo en estas instituciones, que al pensamiento opuesto se le segrega o aísla, como ocurriera recientemente en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV, en que estudiantes de esa Facultad que pretendieron montar una exposición fotográfica sobre Palestina, por órdenes expresas de la Decana de la Facultad, se les recogió el material fotográfico y no se permitió su exposición, el sionismo no está sólo, tiene sus aliados, y son estos personajes los que acusan al Comandante Presidente Chávez de querer imponer el “pensamiento único”.

La Enmienda Constitucional se enmarca en la profundización de la Democracia Participativa o Directa, valga decir, el Socialismo; en que darle todo el poder de decisión al pueblo se convierte en el fundamento de dicha propuesta, por eso la oposición tan encarnizada y virulenta del imperio y sus mercenarios de Primero Justicia, AD, Copei, Un Nuevo Tiempo, Proyecto Venezuela, Jerarquía Eclesiástica, Fedecámaras y sus juventudes universitarias; para quienes la democracia debe ser ejercida sólo por ellos, como lo fue en la cuarta república y como lo es en las universidades nacionales. Para ellos, sí es democrático y ejemplar que, en los Estados Unidos, se enmiende la constitución para permitir la reelección continua de sus presidentes, mediante acuerdo demócratas y republicanos, así como aquí lo hacían adecos y copeyanos en la cuarta, sin consulta de ningún tipo al pueblo estadounidense. Eso sí es un paradigma de democracia para ellos...






Esta nota ha sido leída aproximadamente 2087 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a71150.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO