Elecciones para autoridades universitarias

Traer a los profesores universitarios de remotos lugares del mundo con todos los gastos pagados con recursos económicos de cada universidad, es una práctica común de los rectores en ejercicio de cada universidad autónoma venezolana, la finalidad es de que estos profesores que hacen cursos de especialización con ocasión de sus años sabáticos voten en las elecciones universitarias por los candidatos apoyados por estos rectores; para que éstos y su grupo político mantengan sus cuotas de poder dentro de la universidad. Este procedimiento es comúnmente utilizado por el rector de cada universidad por lo que sin más miramientos autorizan se saque del presupuesto universitario el dinero necesario para cubrir esos gastos; no importa la cuantía del desembolso. Cada voto profesoral vale por 25 de cada estudiante, de manera el voto de cada docente es vital para la conservación del poder económico representado en el manejo del presupuesto de cada universidad. Fíjense como solo se menciona el factor económico y ningún otro, y esto es así porque últimamente no es necesario que los candidatos presenten aptitudes en gestión, en academia y menos en moral para aspirar a ser candidatos a Rectores, Vicerrectores y Secretarios.

Las personas que hoy gobiernan en las universidades lo hacen solo pensando en sus propios intereses, les importa un comino la atención al colectivo y la recuperación o implantación de la excelencia universitaria, y como ahora las autoridades universitarias viven en un eterno enfrentamiento de tipo político que no les deja tiempo para gerenciar eficientemente y ocuparse de lo que debería ser sus verdaderas responsabilidades universitarias, por ello es que los nuevos egresados en cada una de las menciones, científicas, humanistas o técnicas son cada vez menos preocupados en sus respectivas profesiones, cosa que indudablemente se debe también a que los profesores de cada una de las materias que el alumno estudia son, en su gran mayoría, de regulares a malos docentes, aunque ciertamente quedan unos cuantos profesores que se pueden calificar de buenos a óptimos, ellos son una ínfima minoría y no son precisamente los que se postulan como candidatos a ocupar alguna posición de elección universitaria; ellos no se atreven a exponerse ser insultado y vejado de mil maneras por los clanes que dirigen los partidos políticos enclaustrados en las universidades. ¿Qué profesor universitario que se precie de tener como único tesoro el respeto de sus familiares, amigos, colegas y alumnos expondría esa riqueza espiritual por una posible elección a un cargo de autoridad universitaria?

El lunes 3 de noviembre de 2.008 la Universidad de Carabobo tendrá elecciones para elegir a las autoridades rectorales y cuando el votante no comprometido con alguno de los grupos que apoyan determinada fórmula analiza las credenciales de cada uno de los postulados, se da cuenta que lo mejor que puede hacer para cumplir con su deber de buen ciudadano es escogerlos por medio del azar, aquí me permito ofrecer un método para hacer esa escogencia. (También sirve para seleccionar a las autoridades en cualquier otra universidad de Venezuela) Tómese tres pedacitos de papel y escriba en cada uno un número, del 1 al 3, déle un número a cada equipo que éste integrado por las personas en el orden que aparecen: Rector, Vicerrector Académico, Vicerrector Administrativo y Secretario, ese número asígnelo a las iniciales de los nombre y apellidos de las personas de cada equipo, ejemplo, el número 1 al equipo cuyas iniciales comienzan por V. R.., P. V., A. C., y A. M.; el número 2 al equipo J. D., U. R., A. F., y P. A.; por último el número 3 al equipo M. P., E. Q., M. E., y E G. Bueno, ahora agarre los tres papelitos y con cada uno haga una bolita, métalas todas en un recipiente pequeño, revuelva con la mano las tres bolitas de papel, es sumamente importante ver para otro lado al hacer ésto, cuando usted crea llegado el momento culminante, sin ver el recipiente que contiene las bolitas, saque una de ellas, solo una, proceda con cuidado y comience a abrir el papelito en forma de bolita y al final lea el número, entonces ármese de valor y vaya a la mesa de votación que corresponda y haga lo que en suerte le tocó al sacar del recipiente la bolita de papel. Sienta como se libera su mente de la presión que representa elegir un buen equipo rectoral, dese cuenta que ya su responsabilidad no es tanta por cualquier desaguisado que en el futuro el equipo por el cual usted voto y salió electo pueda hacer, dígase mentalmente, fue solo una racha de mala o peor suerte la que me tocó.

joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a65953.htmlCd0NV CAC = Y co = US