¿Porqué no llegó el mensaje?

En mis años de estudiante de bachillerato, por allá por los finales de los sesenta, las luchas estudiantiles se libraban en contra del aparato represor del estado adeco-copeyano y en contra de la dominación colonial del imperialismo yanqui, que nos invadía entonces por los medio de comunicación masiva (tv, radio y prensa) con propagandas que descalificaban nuestros valores autóctonos y promovían los de ellos como lo ideal para vivir. Fueron en esos mismos tiempos cuando por intermedio de la gusanera cubana que huyeron como ratas de la revolución, que nos empezaron a meter con la venia del imperio colonialista gringo, las drogas . En esos años recuerdo que decir estudiantes de bachillerato o de educación superior, era sinónimo de progresistas y revolucionarios, si se quería ofender a un estudiante: se le llamaba adeco, copeyano, o pro yanqui. Los estudiantes, tenían conciencia de clases y se batían en las luchas por defender a los obreros y campesinos , son cientos de miles los lideres estudiantiles, que incluso, alimentaron la guerrilla para defender valores de patria y socialismo. También de allí salieron delatores, que se introdujeron dentro de la lucha para espiar y después delatar. Un nombre me viene a la memoria: Cesar Montaño, el liceo José Gregorio Hernández en gato negro, Catia. Por un dedazo de este señor fueron detenidos una cantidad de luchadores ¿recuerdan? José Tomas Pinto, también el popular Poeta, el flaco que siempre andaba en su moto de rueda gruesa, con su flaquita Charito atrás y vagabundo de Bandera roja, pajúo también, llamado el negativo.

Pero esos sapos (que si son sapos de verdad) no pudieron detener los ímpetus de luchas de los muchachos estudiantes de entonces. La lucha luego contra la implementación del parasistema, movió a todos los sectores estudiantiles de caracas, se tomaron liceos etc. Eran los tiempos en los cuales la estrategia imperial se había propuesto reventar la capacidad de lucha y de conciencia del movimiento estudiantil revolucionario. Nos borraron la historia y la geografía de Venezuela del pensum de estudios, quitaron la responsabilidad a los profesores de dictar clases presentes y lo dejaron a su albedrio. Es decir atacaron la calidad de la educación publica, con la meta siguiente de privatizarla luego, fueron esos los días en que el socialdemócrata Caldera, eliminó las escuelas técnicas y arrebató el jardín botánico a la UCV.

HOY POR EL CONTRARIO DA PENA VER A UNA JUVENTUD ESTUDIANTIL DE LA UCV, A LOS PIES DEL IMPERIO, Y MENDINGANDO DOLARES POR VENDER LOS INTERESE DE LA PATRIA. No me explico que pasó con el mensaje del pasado que se perdió en la senda del presente. En algo hemos fallado los estudiantes del ayer, al no dejar encendida la llama revolucionaria en las hogueras de los estudiantes de hoy . asumo mi cuota de responsabilidad, aunque debo reconocer ( no como justificación) que fuimos victimas de muchas traiciones que desganaron a mas de uno, traidores de pozo séptico, tales como: Pompeyo Márquez, Teodoro Petkof, Americo Martin, Luben Petkof, etc. Además de la demoledora campaña mediática por demonizar la palabra y acción revolucionaria. Afortunadamente existe un grupo de jóvenes gloriosos, que se han sobrepuesto a las presiones, engaños y mentiras del imperio y sus serviles lacayos y levantan con dignidad las honrosas banderas de la lucha social. Es a estas luminarias del socialismo, que tenemos que garantizarles el acceso a todos los medios de comunicación y centros de educación publico y privado, para vuelvan a encender los pebeteros de la rebeldía concientizadora de los estudiantes Venezolanos. Tengo muchas esperanzas en los que vi con un verbo y acción lucidos en la asamblea nacional, donde arrinconaron a los niñitos bien, asalariados del imperio. Demostraron garra, coraje, inteligencia y cordura, mientras los hijitos del Tío Sam, estuvieron torpes, inseguros, balbuceadores y sin rasgos de inteligencia, actuando como unos verdaderos robots biológicos.

Se de la capacidad de recuperación de la juventud revolucionaria de Venezuela, ella siempre se ha caracterizado por reaccionar en los momentos mas decisivos en que la patria los reclama. Creo que ese momento llegó y, se que darán, como es tradición en su grandeza, la respuesta oportuna y adecuada para mantener la dignidad, independencia y soberanía del país. Corrijamos los errores y fortalezcamos al movimiento estudiantil en la marcha, sin detenernos. Éllos serán artífices de su futuro con nuestra ayuda.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2395 veces.



Javier Del Valle Monagas Maita


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: