Radiografía de la UCV XVIII

  • El actual equipo de autoridades rectorales, ya menguado, va por la mitad de su cuarto período de gobierno, es decir más de doce años, sin convocar elecciones y ahora pretenden convocarlas, por la presión que existe a nivel nacional, pero violando la Ley de Educación Superior y con un estatuto provisional que se adapta a las ansias de continuidad del equipo discapacitado que queda.

  • En el marco de una gran inseguridad interna, donde hay violaciones, robos internos a cubículos docentes y bienes de la institución, se pretende convocar unas elecciones amañadas y la FCU, critica la presencia policial para investigar los crímenes, porque viola, según ellos, la cacareada Autonomía Universitaria. ¿Qué les parece?

Ya no es una pregunta que se hacen sólo los universitarios, sino, que es formulada por todo el país: ¿Por qué no se realizan elecciones en la Universidad Central de Venezuela?

La pregunta tiene pertinencia. Es notoria la ilegalidad de unas autoridades que se mantienen en sus cargos por casi doce años sin convocar a elecciones, designando a dedo, a otras autoridades centrales vacantes, como también en Decanatos y Direcciones de Escuelas.

Lo más irónico del caso, además por supuesto de la grave ilegalidad, susodicha, es que estas autoridades de la UCV, fueron las primeras en criticar y oponerse a la posibilidad de que el Presidente, Hugo Chávez Frías, se reeligiera y fueron de los primeros en calificar la propuesta de reelección como dictatorial.

Poca autoridad moral, tienen entonces, para atornillarse en unos cargos, que ya le quedan grandes y que constituyen una violación flagrante a la Ley de Universidades vigente.

En efecto la Ley de Universidades, publicada en la Gaceta Oficial N0. 1.429 de fecha 8 de agosto de 1970, además de establecer el período de ejercicio de las autoridades de cuatro años, contempla también, que las elecciones para sustituirlas deben convocarse con tres meses de anticipación.

Claro y diáfano es el articulado de la Ley en cuanto a la duración del período que le corresponde gobernar a las autoridades cuando son electas. Del 2008 (ultima fecha de elección rectoral) al 2022, han transcurrido catorce años, es decir, que el período que le corresponde a la actual Rectora y a lo que queda del equipo rectoral, ya menguado, se ha pospuesto en más de tres oportunidades. La Rectora y lo que queda del equipo, van por la mitad de su curato período de gobierno. Más de 12 años en el ejercicio de unos cargos, que a la luz de la normativa jurídica vigente, es totalmente ilegal.

Igualmente, lo que queda del equipo rectoral ilegal, ha desconocido una sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, dictad en 2019, donde el Máximo Tribunal de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, ordenó que un plazo de seis meses se realizaran elecciones en la UCV, para designar nuevas autoridades.

Podemos observar entonces que existe doble ilegalidad, períodos vencidos, sin convocar a nuevas elecciones para elegir a los nuevos equipos que deben conducir a la institución y por la otra, el desconocimiento de sentencias del Tribunal Supremo de Justicia.

Estamos entonces, frente a una situación que rompe con el ordenamiento jurídico en Venezuela, un Estado, dentro de otro Estado. Unas autoridades, que amparándose en una supuesta autonomía, que parece más bien, un estatus de independencia, desconocen tanto a la Ley de Educción Superior como al Máxima Tribunal de la República, lo que deja en entre dicho el ordenamiento jurídico nacional.

Hasta donde continuará esta ilegalidad?, ¿Hasta dónde la impunidad de unas autoridades, que desconocen la ley y al Máximo Tribunal de la República?, Hasta dónde, la burla a un país, que reclama renovación de autoridades para poner a la UCV, al servicio de la nación?

¿Quiero como profesor de la UCV, elecciones?. La respuesta es Sí. Pero no a cualquier precio, las quiero con el voto universal de toda la comunidad ucevista, exijo cuentas claras, auditoría interna para ver que se ha hecho con el presupuesto asignado a estas autoridades durante estos períodos ilegales que han gobernado y exijo, seguridad interna, para que se acuda al acto de votación garantizando la vida y la seguridad de los participantes.

Ya el tema no es exclusivo de los universitarios, el país entero está pendiente de cómo evolucionan los acontecimientos y exige que vuelva la legalidad al campus universitario y se elijan las autoridades que deben conducirla en los próximos años de acuerdo a lo establecido en las Leyes y Reglamentos del sector. Y esas nuevas autoridades deben ser electas con el voto universal de todos los miembros de la comunidad y no estatutos amañados, creados para garantizar la continuidad e impunidad de los que la han hundido la UCV desde hace más de 12 años. "Muchas veces las leyes son como las telarañas: lo insectos pequeños quedan atrapados en ella, los grandes las rompen". Anacarsis.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor