Algo de rebeldía

En mis estudios universitarios debo reconocer que tuve excelentes profesores. Docentes que en realidad tenían algo maravilloso que ofrecer que era el conocimiento y lo hacían de manera muy natural. 

Nuestra condición, me obliga a entender que había más de que preocuparnos en cualquier situación de nuestra vida y que fuéramos críticos en el más mínimo detalle, claro está utilizando la Lógica.

Recuerdo que hubo un Film, llamado; La Sociedad de los Poetas Muertos, basado en el libro del mismo nombre,   en donde la historia empieza con la llegada de un nuevo año en la elitista y conservadora escuela Welton, en la flemática sociedad inglesa, donde aparece un nuevo profesor, John Keating. Mientras esperan la presentación del nuevo profesor, éste les pide que salgan del aula y en el pasillo cita un poema que Walt Whitman  que dedicó al presidente Abraham Lincoln: «Oh Capitán, mi Capitán». Poco después, se refiere a la clase de un alumno de primera generación e indica que no ha comprendido el concepto de “carpe diem”, (no dejes para mañana lo que tenga que hacer hoy) y que ahora, desde el más allá, pide a los nuevos alumnos que no pierdan lo que nunca podrán recuperar: el tiempo. En la clase, el profesor les pide que miren el cuadro de coordenadas que la introducción del libro utiliza para definir la poesía, y lo llama «basura» y les dice que arranquen esa página porque su concepción de la poesía es que no tiene estructura, ni reglas. Se trata de crear y pensar en algo, darle el énfasis que necesita y romper el molde.

Ante esta introducción, los cuatro amigos muestran interés en averiguar quién es su extraño profesor y, a través de su anuario, averiguan que formaba parte de la «Sociedad de poetas muertos». Al preguntarle a él directamente en el patio del colegio, éste les explica que el grupo se reunía en la cueva que llamaban India y escribían poesía, pensaban libremente y expresaban sus emociones a través de «una verborrea que fluía como la savia de un árbol herido». Los chicos deciden crear un nuevo Club de Poetas Muertos y, liderados por Neil Perry, se escapan una noche a la cueva e inician un ritual: uno que se refleja en el hecho de que la cueva está libre de los prejuicios de la sociedad y no hay nadie que los oprima. Les comienza a gustar la poesía y continúan reuniéndose en la cueva. Neil Perry, que siempre ha querido ser actor y que ha permanecido siempre bajo el férreo control de su padre, logra a expensas de éste el papel principal en una obra de Shakespeare. El joven Todd Anderson consigue perder su timidez a través de la poesía. Knox Overstreet se declara a una joven sin importar lo que pueda pasar. Mientras que Charles Dalton invita a dos chicas a la cueva y firma un artículo "rebelde" en la revista de la academia, de esa institución.

Este breve, resumen indica que el alumno o la persona que está aprendiendo algo tiene que tener en el fondo algo de rebeldía, que por cierto, en muchas canciones Ali Primera lo expresa.

Creo y estoy seguro que la influencia del aparato educativo es muy fundamental para que el docente haga del alumno un sujeto altamente productivo, porque en el fondo todos los alumnos tienen un gran potencial que debe ser aprovechado, sino como dice la frase “que dios y la patria os apremie”.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: