Radiografía de la UCV (VIII)

La gran mayoría de la comunidad universitaria desconoce la existencia de la Estaciones Experimentales que tiene nuestra máxima casa de estudios en todo el país (13 en total). Un patrimonio de inestimable valor y un riqueza que poco a poco se ha venido desmoronando producto de la falta de atención por parte de las autoridades centrales, que han descuidado de tal manera esas propiedades de la UCV, que incluso actualmente algunas de ellas están siendo invadidas por lugareños, y tenemos conocimiento que hay planes concretos del Estado para establecer allí zonas residenciales, gracias al estado de abandono en que están y por la falta de una política central que haga valer los derechos de la institución sobre esos predios de su propiedad.

Me referiré en esta ocasión a la Estación Experimental de San Nicolás ubicada en el Estado Portuguesa, que pude recorrerla en su gran extensión, acompañado del equipo de fotógrafos de la UCV, en unas visitas que realice a esa Estación, con dos Rectores: Rafael José Neri, Edmundo Chirinos, y el Secretario de la UCV, Jesús Morales Valarino. Tuve la oportunidad de acompañarlos y observar su desarrollo. Por cierto, que una de esas visitas fue motivada por el Aniversario Fundacional de Portuguesa y el Gobernador a la sazón, invitó formalmente a las autoridades universitarias para los actos conmemorativos.

El Gobernador, Luis Morales, se mostró muy complacido por la visita de los ucevistas caraqueños, destacando como muy importante la labor docente experimental que allí se desarrollaba y sobre todo señalando que los terrenos donde estaba ubicada la estación experimental era uno de los más cotizados y fértiles para la siembra y apropiados para la siembra y la cría en todo el Estado.

Creo que el profesor que para ese momento dirigía la estación era Luis Paredes. Nos pudo explicar y guiar para que conociéramos en toda extensión las actividades experimentales que allí se realizaban.

Ganadería de primera mano, que la Universidad ofrecía incluso a los criadores de la zona, a través de la venta de padrotes muy cotizados y apreciados por los ganaderos regionales. En las exposiciones que se hacía se podía notar el interés de los criadores regionales que deseaban tener en sus fincas y haciendas estos productos vacunos criados en la UCV.

Las áreas de cultivo eran extensas y se podía apreciar las siembras de variedades pasto para el ganado bovino, la siembra experimental de Cereales, tubérculos, como por ejemplo, el de la Yuca. Allí fue que pude conocer por primera vez la gran variedad de especies de Yuca que existían, a parte de la amarga, que es utilizada para la confección del Casabe y la denominada Dulce, para consumo humano.

Pero también la Estación Experimental de San Nicolás en el Estado Portuguesa es un reservorio natural de fauna, flora, y aves, algunas de las cuales están en peligro de extinción, como el caso del Oso Frontino y otros animales silvestres.

Todo ese esplendor se ha ido esfumando por la desidia y la falta de atención de las autoridades centrales de la UCV, pienso que algunos de ellos ni siquiera se han acercado a las Estaciones para apreciar el estado actual en que están, lo que constituye una falta de diligencia en el cumplimiento de los deberes que como autoridad se debe tener con la institución, que raya prácticamente en una omisión muy censurable.

Lo más grave de este asunto, de la desatención, de la no planificación de un presupuesto apropiado para su desarrollo, de la falta de atención al personal docente, empleado y obrero sobre los cuales caía todo el peso de mantener la cría y la producción con fines experimentales y docentes, fue que las comunidades adyacentes a la Estación Experimental de San Nicolás, tenían la sensación del abandono y la ineficiencia de esos predios, tenían la sensación de su falta de uso, por el estado de abandono que veían y afirmaban que era una verdadera lástima que ese patrimonio que podía utilizase en función del desarrollo nacional se perdiera y estuviera abandonado como se observaba.

Bueno, paso lo inevitable, la falta de vigilancia, la desatención, el abandono de los quehaceres en la Estación, fueron aprovechados por personas que han venido invadiendo los terrenos, apropiándose de lotes y ahora el Estado también, por la falta de comunicación entre las autoridades ucevistas y representantes del gobierno nacional, pretenden urbanizar lo que constituiría arrebatarle ese patrimonio a la UCV.

Consideramos que la incomunicación existente entre las autoridades ucevistas y el gobierno nacional, la falta de atención por parte de las autoridades centrales, está produciendo este abandono, que no sólo es propio de la Estación Experimental San Nicolás, como demostraremos en otros artículos, sino que se extiende a otras propiedades de nuestra universidad.

Esto apenas es la punta del Iceberg de la Estaciones Experimentales de la UCV, sometidas unas más otras, quizás menos, al abandono. Lo estamos investigando y le brindaremos a ustedes un paneo de cómo nuestra UCV, no sólo viene perdiendo prestigio a nivel nacional en lo académico, docente, cultural e investigativo, sino, perdiendo, incluso, el patrimonio que históricamente se había acumulado para su desarrollo y extensión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor