¡Trabajar con lo que hay! en la universidad desde casa

El contexto del COVID-19, a influido en la probabilidad de programar las clases presenciales o semipresenciales para enero, mientras se consolida la tendencia en el mundo, en la región y en Venezuela de la pandemia y sus consecuencias, además de concretarse la implementación de la vacuna y las cifras estadísticas bajen o como dicen, se aplana la curva.

No podemos definir las políticas educativas nacionales, en especial la del sub-sector universitario, no podemos cambiar las decisiones que tengan los órganos rectores en este momento. Tenemos que trabajar con lo que hay, "el proceso enseñanza aprendizaje a distancia", la cual implica contar con la competencias de los profesores en el proceso de enseñanza, el deseo y la motivación de aprendizaje independiente (auto-aprendizaje) de los participantes estudiantes, con el apoyo tecnológico administrativo de la instituciones de educación universitaria, incluyendo a los entes rectores del subsistema universitario.

A mi juicio, no se trata solo de una decisión del gobierno, sino del resultado de las consultas realizadas al gremio docente, a los participantes estudiantes, al gremio obrero administrativo y a otros involucrados.

Sin embargo, es necesario tener claro, que las condiciones de conectividad y de las diferentes herramientas de las tecnologías de la información y comunicación no son las mismas en todas las familias de los participantes estudiantes y de los profesores y de las instituciones de educación universitaria nacionales.

Dependiendo de estas múltiples realidades-complejas, hay que tener en estos momentos una mente flexible para entender qué podemos responder hasta donde estén nuestros recursos y posibilidades; cómo estudiante-participante limitado por las plataforma disponible; cómo profesor sin ingreso socioeconómico honorable, y cómo entes rectores con deficiencia de recursos materiales e inmateriales para apoyar el proceso de enseñanza aprendizaje a distancia.

Así pues, si quieren al estudiante-participante dedicado a su proceso de aprendizaje, al profesor-asesor innovando, creando, implementando durante el proceso de enseñanza y al equipo de apoyo administrativos y obreros realizando las tareas encomendadas y complementarias al hecho educativo formativo.

El Estado venezolano, el cual incluye a todas las empresa privadas, a todos los niveles de gobierno desde el Nacional al Regional y Local, tendrían que proponer, implementar y asignar sueldos monetarios y socioeconómicos al nivel que merecen las familias de los estudiantes y éste si labora, de los profesores-asesores y el personal obrero administrativo.

Ya que es insensato, pensar que habiendo tantas carencias alimenticias, medicinales, funerarios, de vestimenta, de transporte, de pago por los servicios deficientes recibidos, entre otros. Puedan los involucrados del hecho educativo universitario cumplir su labores con eficiencia, con pertinencia, con oportunidad, y con la ética exigida por la sociedad venezolana.

"Las buenas intenciones con praxis bien intencionadas, acompañadas de oraciones, no bastan para un mundo posible."

mail: luisj.gonzalez13@gmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 441 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter