El título de la investigación

La construcción metódica de cualquier investigación, presentan algunas condiciones básicas que signifiquen la comprensión y entendimiento en el momento de su lectura, una identificación precisa y concreta, que determina hacia dónde y el qué de un determinado contenido, y que debe (o debería) quedar totalmente consustanciado y con una sólida coherencia y consistencia, en su intrínseca vinculación, con lo primera superficie de todo trabajo escrito, y allí radica la importancia vital de un título, que señala la ruta epistemológica y prepara al lector y la lectora, hacia “el quo vadis”, del epicentro ontológico, entre un cúmulo de palabras transcritas y ordenadas, que intentan explicar espacios del conocimiento, que se basa en un propósito general y nos lleva a la intención de quien escribe…

Esa primera mirada, va dirigida necesariamente, a lo que considero es “el enunciado preocupativo” inicial de toda investigación, que se concreta en un título definitivo, el cual se convierte en “la etiqueta identificadora” de todo trabajo escrito…dicho en un sentido contrario, cuando un determinado contenido no tiene un título, es simplemente un grupo de “palabras sueltas”, sin una “brújula enunciativa”, que le falta direccionalidad y un orden metódico sobre lo se quiere decir…

Por lo tanto, la importancia del título radica en su función estratégica de iluminar el camino de un contenido que necesita asignarle un verbo en infinitivo, a la táctica decisión de expresar un objetivo general…el título permite señalar el que, el cuándo y el donde, de lo se quiere hacer, sin usar “los para y los con”, sin adjetivos calificativos, y lo que es definitivamente clave: en el propio título, no debe estar las recomendaciones, ni el resultado de la investigación realizada…

El título presenta una dimensión sustantiva, y es que debe ser elaborada con la más estricta pertinencia, con respecto al grado universitario que se quiere obtener al presentar y defender el trabajo de investigación, y presentar unos precisos ejes temáticos, que serán el apoyo para la construcción de la fundamentación teórica de la investigación y su vínculo con el planteamiento del problema…el titulo representa a “la tapa epistémica” del contenido de la investigación…las preguntas qué hacen las personas, giran alrededor del título: ¿de qué se trata lo que estas investigando?...

¿Cómo se llama tu investigación?...¿cuál es el tema de tu tesis?...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 877 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor