Prieto Figueroa y sus aportes a la educación en Venezuela

Es imposible no admirar a Luis Beltrán Prieto Figueroa cada vez que se profundiza en su vida, es imposible cuando se lee algún tema en donde este venezolano excepcional, orgullo de nuestra nacionalidad, no tenga que ver, que no te nutra sobre la educación en Venezuela y percibes como su legado esta cada día más vigente.

Conocer su vida es parte de nuestra venezolanidad, ya que Luis Beltrán está presente en la historia contemporánea de nuestra querida Patria, fue político, pensador, escritor, catedrático, poeta, periodista, crítico literario, pero sobre todo un gran educador.

Prieto Figueroa fue el Maestro de Maestro y su obra como educador y político del Estado Docente, es su gran legado para la educación venezolana, tesis que elaboró a partir del concepto de Estado Social de Hermann Heller, que pertenecía a la Escuela Política Alemana.

El docente y político venezolano en el año de 1946 defendió esta tesis en una conferencia en la Escuela Normal "Miguel Antonio Caro" en donde expuso que "Todo Estado responsable y con autoridad real asume como función suya, la orientación general de la Educación".

El Maestro de Maestro decía que la educación debía responder al interés de la mayoría, tiene que ser democrática, gratuita y obligatoria y combinar la igualdad de selección sobre la base de las capacidades del individuo.

Él aseguraba que la educación es de carácter público, no pudiendo ser un asunto de carácter privado, menos privativo de sectores sociales ni de intereses particulares. Abogaba para que el Estado fuese el encargado de elaborar las líneas de una política cultural y educativa que nombró como Estado Docente".

Defendía el concepto del maestro como líder y que la educación debía partir a las masas y no a las castas, para formar al pueblo con una conciencia de lo que somos y de lo que queremos, siendo una función educativa, para que todos los ciudadanos de un país tengan responsabilidad en la vida de la nación.

Para el Maestro Prieto la educación debía ser progresista, para la formación del hombre integral como ciudadano libre y responsable, miembro de la comunidad pendiente del desarrollo económico y social en beneficio de todos.

Pregonaba que el Estado Venezolano siendo democrática su educación debe estar dirigida por principios que orienten esa democracia y el maestro responderá a los objetivos que la Constitución señala al Estado Venezolano.

Indicaba el insigne venezolano que la educación es tarea del Estado, respetando la libertad de enseñanza que es supervisada por la supervisión estatal.

Insistía en la obligatoriedad de la instrucción primaria, de la educación física y a las actividades educacionales que tengan que ver con la producción.

En materia educativa fue fundador de la Sociedad Venezolana de Maestros, siendo autor del primer anteproyecto de la Ley de Educación presentada al Congreso en 1936, fue coautor de la Ley de Educación del año 69 y diez años antes es autor del proyecto de ley que crea el INCE, además redacto en 1937 la tesis educativa del Partido Democrático Nacional (PDN) en donde manifiesta la propuesta de una educación de masas y esa política fue aplicada desde 1945 en la Junta Revolucionaria de Gobierno, que tendría como fin una escuela en cada aldea y un liceo en cada pueblo.

El educador margariteño estimuló entre los años de 1936 a 1945 el funcionamiento de "Las Repúblicas Escolares y cuando fue Ministro de Educación 1947-1948, creo las escuelas primarias, liceos, escuelas normales, industriales, comerciales y artesanales.

Se preocupó en el corto tiempo de su gestión en la profesionalización de los maestros no titulados, reconoció la nivelación del sueldo de los docentes, creó ese año de trabajo el Patronato de Roperos Escolares y Comedores Escolares.

Trabajo arduamente en pro de la cultura con la creación de la primera escuela de teatro de Venezuela y promovió incansablemente el Plan de Investigación a nivel del folklore nacional y la creación del Taller de Arte Libre y la Comisión de Investigación para el Planeamiento e Impulso de la Campaña de Alfabetización Nacional.

Este gran educador y político siempre gozó de gran jovialidad y como conversador, desbordaba su simpatía y carisma en cualquier ambiente donde estuviese, como lo fe en todas sus actuaciones en todos los niveles que participó.

Fue reconocido por muchos y vilipendiado por pocos, pero es sin lugar a dudas uno de los libres pensadores más importantes de nuestra Venezuela contemporánea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 499 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a284125.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO