El aprendizaje un asunto en cooperación

Como te decía antes, no es esta la primera vez hablamos sobre el valor que tiene el aprendizaje en su forma comunitaria, es decir, que se realiza entre varios. ¿Por qué ese valor se da en tal modo de aprendizaje? creo te decía una vez que es porque desarrolla la capacidad crítica y creativa de todos aquellos que participamos en él. Además, considero que cada grupo, también lo podemos llamar si bien lo deseas comunidad u organización, tiene que adecuar el aprendizaje a sus propias condiciones y necesidades; para que con esa dinámica que le es propia le sirva de punto de referencia para construir su propio saber.

En lo comunitario, como siempre te digo, aprendemos mutuamente a enseñar a pensar, aprendemos a estudiar, a hacer, a reflexionar. Aprendemos, eso lo has visto, a desarrollar propuestas que integran nuestros recursos intelectuales, afectivos y volitivos de los que en tal proceso participamos, es decir, que aprendemos a educarnos unos con otros.

Como hemos hablado, lo que se pretende superar en el aprendizaje social o comunitario es ese individualismo enfermizo, fatuo; la competencia necia que nos hace creer que somos los mejores. Fomentamos más bien un individualismo creativo, capaz de integrarse en sus relaciones interpersonales. Tal vez, de este modo, podemos superar el desfase entre los procesos de aprendizaje, al hacer de éste algo más integrado entre el conocimiento y la sociedad. Y con sociedad me refiero a ese grupo con el cual interactuamos día a día. No una idea abstracta de sociedad.

Estoy de acuerdo contigo cuando me has comentado que el aprendizaje comunitario es un asunto de ética. Ya que se basa en métodos de intercambios que busca una construcción social de la personalidad, ya que no somos personas aisladas. Además, bien has dicho que en este aprendizaje se fomenta el uso compartido de la información, nadie se queda con una propiedad que es de todos.

Lo anterior, hace que el conocimiento lo percibamos como un bien social. Por otra parte, junto al conocimiento, incluimos el valor que tienen nuestros sentimientos y afectos para aprender; porque constituyen parte de nuestras inteligencias múltiples.

Comparto contigo, eso que me dijiste el otro día, sobre que todos tenemos derecho de aprender; pero yo incluyo que también todos tenemos el deber de enseñar. No podemos quedarnos solo en el derecho y olvidarnos de nuestros deberes. Porque como siempre comentamos el aprendizaje cooperativo abre la oportunidad de descubrir el valor de trabajar juntos, en hacer equipo. Recuerda la diferencia entre equipo y grupo.

La cooperación en el aprendizaje nos lleva a comprometernos y responsabilizarnos con el aprendizaje personal y grupal. Esto me parece importante. Pues, así podemos desarrollar ambientes existenciales que favorezcan la solidaridad, el respeto, la tolerancia; el pensamiento crítico y creativo. Podemos incluir, si lo deseas, el desarrollo de la toma de decisión, la autonomía y la auto-regulación de nosotros como seres sociales. Así hicimos realizamos nuestro aprendizaje y construimos nuestra personalidad.

Te recuerdo, porque somos frágiles en la memoria, que en el aprendizaje comunitario aprendemos con y entre amigos, allí aprendemos en comunidad. En este proceso hacemos nuestra vivencia personal y grupal, porque nos apropiamos mutuamente de conocimientos, de habilidades, actitudes y valores que uno de nosotros aporta.

Siempre me has insistido que la transformación personal y social se da permanentemente por lo participativo, por el intercambio mientras cooperamos. Y lo concedo. Ya que la cooperación demanda involucrarse e interrelacionarse de todos aquellos que participamos en este tipo de aprendizaje. Pero te digo que necesariamente no tiene que ser un aprendizaje formal, nosotros lo hicimos de manera informal. Creo que la formalización del mismo lo convierte en una cosa cosificada.

Por ello, aunque muchos proponen que es necesario la organización y la coordinación de acciones para crear una comunidad de aprendizaje, la cual debe garantizar el desarrollo continuo de los participantes y de la comunidad. Considero que esto está enfocado a convertir este tipo de aprendizaje en algo formal, y no sé si es una buena solución; porque de este modo alcanza un estatus burocrático, una formalización estricta. Se convierte en dogma. Por eso tengo mis dudas. Ya que sabes que cualquier forma de compulsión autoritaria e impuesta no genera lo cooperativo.

Tú siempre decías que quienes participan en el aprendizaje de comunitario deben tener una «tarea común», que posibilite la interacción. Es esto una forma de practicar el intercambio de funciones y de representaciones internas. Todo eso parece cosa de hippies, pero ahora andan las organizaciones y las grandes empresas practicando en sus diversas gerencias este tipo de aprendizaje gerencial. Lo que quiero decir es que esto se está convirtiendo en algo formal.

Tengo otras cosas que comentarte, pero lo voy a dejar para cuando luego vuela a escribirte.

Algunos aspectos relacionados pueden verse en: http://obeddelfin.blogspot.com/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 525 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a270063.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO