El paro que se avecina en educación, S.O.S al Ministro Jaua

Ministro Elías, comienzo extendiéndole mis felicitaciones por la gestión que como Ministro de Educación ha llevado a cabo durante estos últimos 18 meses.

Debo confesarle que su nombramiento como Ministro inicialmente generó escepticismo y rechazo en mí y una de mis primeras críticas tuvo que ver con el hecho de que se nombrara Ministro de Educación a un Sociólogo y más que eso a un "profesional de la política", cuando la cartera de educación siempre demandará, en mi opinión, a un gran conocedor de la educación más que a cualquier otro experto o profesional.

Conversando con un colega me decía que piensa que después de Aristóbulo Istúriz, Ud. es quien mejor desempeño ha tenido en la cartera de Salas. Yo incluso pienso que la gestión de Aristóbulo frente al Ministerio de Educación ocurrió en los mejores tiempos de Chávez y, sin pretender restarle méritos al profe Aristóbulo, con el petróleo a más de 100 dólares el barril era muy fácil ejercer cualquier ministerio en nuestro país. Para ponerle sólo un ejemplo, recuerdo que en aquellos tiempos el sueldo de un docente con unos pocos años de servicio, como era mi caso, llegó a estar sobre 1000 dólares mensuales al cambio, 1.200 dólares para ser preciso. Claro, esa fue la misma época en la que los ingresos petroleros permitían que se le otorgaran hasta 5.000 dólares viajeros al año a quienes optaran por viajar al exterior. No podemos dejar de lado tampoco que en los tiempos del profe Istúriz, la bonanza petrolera permitió que se construyeran y se dotaran muchísimos planteles, a lo largo y ancho del país, y se invirtieran cuantiosos recursos económicos en la reparación y refaccionamiento de muchas plantas físicas de instituciones educativas deterioradas hacía algunos años. Lamentablemente, hay que reconocerlo también, fueron muchos los casos en los que muchas empresas en concierto con los responsables del manejo de los presupuestos, menciono responsablemente a FEDE, desfalcaron al Estado, pero este es un tema que nos desvía del asunto fundamental de esta misiva.

Retomando el asunto de la felicitación, considero que el mejoramiento progresivo y sostenido del ingreso económico de los docentes, en esta crisis brutal que vivimos hay que resaltarlo como una política acertadísima hacia el gremio docente. Es lamentable que la política inflacionaria que los enemigos de la revolución ejecutan con eficiencia, hace que al día de hoy el salario promedio de un docente apenas se aproxime los 15 dólares mensuales, que contrastes con otros tiempos de la revolución.

Además de lamentar que la inflación inducida siga ganándole a las políticas del gobierno, los docentes vemos con más preocupación aún el hecho de que nuestros compañeros trabajadores (aseadores, obreros, administrativos, etc.) que laboran en tareas afines a la educación de nuestros niños y jóvenes deban sobrevivir con salarios que no equivalen a 2 dólares al mes. ¿Qué pasó con el contrato unitario de los trabajadores de la educación que recientemente se firmó?, ¿por qué el Ministerio no adecúa los salario de los trabajadores de la educación a las necesidades y exigencias de la inflación que nos devora a todos?.

Preocupa mucho Ministro Jaua que el inicio del año escolar 2018-2019 se vea amenazado porque los bajos salarios de los trabajadores los inciten a paralizar sus labores como medida de presión para que se haga un ajuste a sus ingresos mensuales.

Le confieso que pertenezco a la porción del gremio docente que celebra que los profesionales de la educación estemos siendo justamente reivindicados, pero también me coloco al lado de los trabajadores que hoy con un poco más de 5.000 Bs. mensuales deben cubrir las necesidades de alimentación, vestido, etc., de sus familias.

Ministro Jaua, no deje que llegue el mes de septiembre para atender la situación de los compañeros que laboran en escuelas, liceos e instituciones educativas que dependen de la nómina del Ministerio de Educación para atender la emergencia. Para mañana será tarde Ministro. En la larga lista de trabajadores están incluidos los de la Corporación Nacional de Alimentación Escolar, que es un Programa estratégico que en estos tiempos de crisis de fortalecerse.

Reiterándole mis felicitaciones por su apoyo al gremio docente e invitándole a considerar la urgencia de respaldar al colectivo de trabajadores del Ministerio de Educación, me despido.

Juan González.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 821 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a266263.htmlCd0NV CAC = Y co = US