En el mundo de los idiotas, el tuerto es rey

Es que, lo presiento, "si, pero es que el refrán no es así", pero yo no voy a ofender a mis cieguitos, conocí a uno muy querido, cuando estudie comunicación social, en la aldea Héroes de Canaima, lo llevo en mi vida, en un lugar muy especial, por ser un gran ejemplo para mí, y para muchos que tuvimos el honor de tenerlo entre nosotros (as) en el mismo salón, honor para mí amado Juvenal, dios te cuide y te de mucha salud.

En una ocasión, una persona me dijo, que el hecho de ser vieja, como que si me ofendiera, muy agradecida de la vida por los años que me regala, no me daba el privilegio de ser culta, digo, pero hay que ver que esta juventud que se hizo vieja antes del tiempo, si es culta! carah!.

Como que si la cultura se aprende, o se recibe en un aula de clases, o mejor, se adquiere a través de un título firmado por otros cultos, en una universidad. Me perdonan aquellos presuntos cultos, pero me voy por el concepto más simple, que pude leer, pero es el más simple y acertado que me convenció, "La cultura también se define en las ciencias sociales como un conjunto de ideas, comportamientos, símbolos y prácticas sociales, aprendidos de generación en generación a través de la vida en sociedad. Sería el patrimonio social de la humanidad o, específicamente, una variante particular del patrimonio social".

¿El por qué, empiezo así?, les digo: Que casualidad, que los que se llenan o se inflan en su condición de estar o pertenecer a colectivos (les voy a colocar la palabrita pa que se engrinchen más, los supuestos cultos académicos), los de Educación universitaria, según la nueva ley de universidades, quiéranla o no, a ellos le gusta es aquella, la que reza, Educación superior, esa, la misma, la que los destaca, pero los hunde cada día más en el estercolero de la historia. Pero van a tener que entrar en ella quiéranlo o no, porque son los mismo, los cabecillas de las bandas del intelecto, de las letras, del saber, de la academia, los mismo que borran la historia, los mismo, los que le dicen a la historia de las universidades del país, Archivo muerto, borrando la historia, la misma que llevan en sus talones, la que los persigue, por eso no vivirán en paz, hasta que no sea llevada a la luz y reconocida en el mundo que los rodea.

Los mismos que piden ¡elecciones ya!,¨es lo mismo del 2002, y llevan periodos vencidos en su academia, en sus universidades, todas las universidades autónomas, las intocables, las que ni con el pétalo de una rosa y ni por asomo hacen elecciones.

¡Cómo le han caído a la palabra colectivo!, hermano de la palabra comunidad, esa les huele a comunismo, si, seguro, por ahí anda Chávez de salido, fuera también. Que vaina con esta clase media culta. Muy bien descrita por nuestro amado Benedetti, no les voy a copiar el poema a ver si tienen, la molestia y lo buscan por la red, como son tan cultos.

En realidad yo iba a escribir sobre ciertos personajes que hoy ocupan con sus escritos, un número excelente de lectores en nuestra página Aporrea, me gusta la cantidad de usuarias y usuarios del otro sindicato, adictos a la ventana, que leen a nuestros "camaradas" los que derraman una verborrea de palabras que asombra de tanta academia en sus discursos, que en realidad son oraciones de puro embuste con ensañamiento y alevosía, pero parece que causan un orgasmo en sus lectores.

Pero me fui a discernir, o mes desvié más hacia un colectivo, que se encuentra dentro de paredes blindadas del mundo del lacayismo universitario, una vez me dijo un amigo, muy querido, salud y vida para Ramón Mendoza, del colectivo el Cayapo, yo sé que este si se esponja, cuando le digo, eres de un colectivo, El cayapo, honor para mí tenerte como amigo, hermano, él me decía que los empleados universitarios, eran de la misma ralea de los sumisos, por no escribir en verdad lo que me dijo, cuánta razón, mi amado Ramón.

Los medios de comunicación son la miseria más acertada que existe para envainar a un colectivo, los envuelve en una maraña que los apresa en sus pensamientos y sentimientos, bien descrito en un programa de la hojilla, pasado en días atrás. Ese colectivo, que ensucia la palabra con esas acciones terroristas, está metido en un lago de miseria, perdieron todos los sentidos, ya que no escuchan, no ven, no tocan, no gustan, no leen, menos sienten, van como caballos engringolados, desbocados y se estrellan en la carrera, quedan en el limbo, aunque según la iglesia moderna, este ya no existe, se frustran, pagando su amargura en el entorno, matando, quemando y destruyendo.

Los envenenó el capitalismo, el consumismo, quieren consumir más y más, el dinero no les alcanza ni les alcanzará, en esa lucha viven, más y más, cobran quince y último puntualmente, más bonos, cesta ticket, les han pagado prestaciones y deudas, que gobiernos de IV, dijeron impagables y siguen con la ansiedad. Quieren más.

Uno les recuerda las luchas gremiales en el pasado, no desmienten, que nosotros éramos felices y no lo sabíamos, es verdad, ya venía una generación, borrando la historia, que no les convenía el devenir del futuro. Por eso crearon el famoso ARCHIVO MUERTO.

La avaricia por el consumo los devora, los enferma, quieren libertad para derrochar, la lucha de ahora es por dinero y ahora, ¿Cuándo pagan?, es el saludo, no les preocupa lo que pasa fuera de ese muro académico, mucho menos les interesa, cuando salen se frustran, va a llegar el momento que para gastar lo que les llega, no tendrán un mercado acá y pedirán más para ir fuera de las fronteras y creo que ya lo vienen haciendo, de ahí esa avaricia por el dinero. Esto les dije por Facebook, a varios que no comparten mi pensar, lo siento por ellos, esa es la universidad que se forma ahora, nada que ver con aquella donde me forme por los años 70 y 80, que lastima como el materialismo arropa nuestra universidad.

"Ahora entiendo como el cisne se para en el pantano y no se mancha, no deseo ni llegar a ser clase media, ya Benedetti los describió en su mayor grado literario, no deseo esa libertad que udes. desean pues no le deseo mal a nadie, bastante peinillazos, perdigones, balazos y bastantes compañeros rescatamos de calabozos, para que esta generación goce logros que nunca se vieron en estas universidades, uno de los males en ellas es que la historia la llaman ARCHIVO MUERTO, por eso muy acertado el decir de cría cuervos y te sacarán los ojos, y más si las vitaminas tienen un valor monetario"

Hubo un rector que llego a recortar nuestros aguinaldos, para pagarlo luego, al siguiente año porque éramos incapaces para manejar nuestro salario y era muy seguro que que en enero llegáramos sin real, y así él nos daba nuestros ahorros que estaban en sus manos, así mismo pasó con el famoso fondo de pensión y jubilaciones, pusieron a un profesor para cuidarlo, porque mansos y sumisos aceptamos que nos dijeran que no éramos facultados para manejar tanto dinero. Todavía hoy no sabemos dónde anda ese capital.

Yo en medio de mi ignorancia, con la poca cultura que me ha dado la vida y por supuesto con tanta brutalidad que me baña, sigo en medio de incógnitas que me fusilan el alma cada día, ¿en manos de quien dejamos la Universidad, todos los que luchamos por hacer una universidad humanista y no es esta que vemos hoy día? Donde el clasismo es el rey.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1152 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a244866.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO