Día del Profesor Universitario…

Aunque asumo esta profesión como un deber social y felizmente lo que ejerzo lo hago porque es mi deber y no para que me lo reconozcan, quiero expresar en estas líneas la felicitación a los colegas Profesores Universitarios en especial a los que asumen la docencia con un objetivo de concienciación y no de transferir repetidas teorías a cambio de una remuneración como lamentablemente muchos entienden este oficio, no obstante hoy más que conmemorar "el día del Profesor Universitario", este día debe significar una profunda reflexión de que estamos formando, como estamos formando y para que estamos formando, o como bien se diría en el manifiesto de Córdoba de 1918 "Si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y por consiguiente infecunda"

Entre esa reflexión y compromiso a quienes me dirijo (por favor abtenerse profesores reposeros y acomplejados) las universidades no pueden estar un paso atrás de la realidad del país, por lo contrario deben estar al lado de las exigencias de las comunidades porque sus profesores y sus estudiantes vienen de ellas, la ley de Universidades vigente (1970) nos habla en su Artículo 2. "Las Universidades son Instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales" por lo cual aunque los directivos estén claros o transpiren incompetencia como los que usted y yo conocemos.., es deber de todo docente universitario hacer una refundación universitaria basada en la sociedad que queremos, identificada con un proyecto de transformación y no en improvisaciones porque la universidad es el reflejo de la sociedad.

En sinergia es necesario recordar lo planteado por Ender (1977) "El problema de la educación no puede ser considerado aisladamente del contexto político, social, económico, y cultural en que se da" por lo cual es pertinente entender de dónde venimos, quienes somos como universidad, donde estamos y para donde tenemos que ir de acuerdo a las demandas de la sociedad Venezolana o como bien lo dijera Gloriana Contreras (2013) en su trabajo Simón Rodríguez y Félix Adam dos pensamientos educativos influyentes en la formación ciudadana permanente en el contexto actual "Es hora de propiciar el estímulo positivo en las personas y llenarnos de aliento para emprender la gran reforma educativa trazada por Simón Rodríguez con su luminosa visión del futuro, predica luces y virtudes sociales para ella."

En este día hablo más de deberes que reivindicaciones ya que de ventilar mis inconformidades con los directivos sería un ejemplo tan similar al de cuando los padres se insultan teniendo a los hijos de testigo (que en este caso serían nuestros estudiantes y la comunidad que espera que de las universidades egresen compañeros de una lucha en común y no eruditos de la lógica del capital), por ello muy por encima y más que mordernos la cola o señalar culpables ( a los que les llegara su hora) está el preocuparse y ocuparse del que hacer para contrarrestar la situación de antagonismo entre la formación universitaria y las demandas de las comunidades, esto es lo que debe figurar entre los principales objetivos docentes, si realmente queremos fortalecer nuestra profesión en el marco de la responsabilidad y pertinencia en el desarrollo social, y aunque parezca una utopía no se equivoca Ramírez (2004) al esbozar "Quien cree que transformar nuestro país es algo que va más allá de nuestras propias posibilidades institucionales, profesionales o personales olvida que todo profesional que ejerza responsable y comprometidamente su profesión, necesariamente tiene que causar algún tipo de impacto en su entorno familiar, social y profesional y, en consecuencia en la sociedad." En correspondencia a nuestra profesión no olvidemos lo referido por el Profesor Julio Valdez "la educación es el camino privilegiado para viabilizar el crecimiento pleno del ser humano" hoy en esta sociedad de expertos (que saben mucho pero que entienden muy poco) jugamos un papel fundamental para imperar que la suma de las partes (colaborativa y dialógicamente) puedan crear ese todo mayor que la suma de las partes como lo plantea Aristóteles

Hoy nos toca una indeclinable tarea, hacer que nuestra nación marche hacia su grandeza al mismo ritmo con que marche la educación por la que debemos luchar y crear…..

Felicitaciones Colegas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1335 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: