El final feliz de una larga película de engaños, luchas, amores, despechos y derechos

La firma de la primera Convención Colectiva Única para los trabajadores universitarios de Venezuela, obreros, empleados administrativos y profesores, es sin duda un hito histórico en nuestro país. Tan transcendente es, que existen meritos suficientes para declarar al primero de julio como DÍA DE LA UNIDAD Y LA DIGNIDAD DEL TRABAJADOR UNIVERSITARIO EN VENEZUELA. Es así, no es cualquier cosa.

La lucha contra una pagana creencia en las Normas de Homologación como una formula adecuada, legal y justa ha sido lo mas difícil de vencer. Para mi es todavía increíble que los profesores universitarios venezolanos se hayan subsumido a una creencia, a un cuento, a una manipulación a una interpretación amañada durante 31 años, y que todavía hoy persista en muchos tal negación de la realidad.

Jamás se puede comparar un acuerdo alcanzado en un momento dado con un derecho constitucional. Jamás se puede suponer que un ciudadano que trabaje como profesor en una universidad esta excomulgado de un derecho constitucional. Jamás se puede pretender que la autonomía que goza y debe gozar una universidad para ampliar sus horizontes de debate y pensamiento pueda inutilizar el poder del Estado y el derecho de los ciudadanos trabajadores de si misma.

A lo largo de los meses de mayo, junio y julio de 2013 escribimos incesantemente e inundamos los correos electrónicos de nuestros colegas en un esfuerzo para tratar de socavar las bases de lo que por 31 años se convirtió en la mentira mejor construida del país. No tengo duda de ello. Para mi las Normas de homologación han sido la mentira mejor construida de la historia de Venezuela, porque engaño a nada mas y nada menos que a nosotros, los vencedores de las sombras, los eruditos, los magíster, los científicos, los PhD, los doctores.

Tan cerrada fueron las filas para la mentira y tan regia la actuación de los mentirosos, que ellos mismos se la creían, fueron victimas de si mismos, y fue tal la alienación que ni siquiera se les ocurrió visitar alguna pagina de sindicatos de profesores universitarios de Colombia, Argentina, México, Chile, Perú, Ecuador, Uruguay, USA, Canadá etcétera, para contrastar nuestras condiciones socio-laborales y nuestros procedimientos de lucha gremial.

Dos años antes de este paro universitario propiciado por FAPUV, en el 2011, se me ocurrió escribir un artículo para la pagina web aporrea.org. Artículo inspirado en la postura de un dirigente sindical de los obreros de la UCV ante una de las tantas falsas huelgas de hambre que los jóvenes opositores a la revolución bolivariana han hecho. El dirigente sindical de los obreros de la UCV criticó por TV, reclamando que ellos, los obreros universitarios, no necesitaban que nadie hablara por ellos para reclamar sus derechos.

Motivó mi escrito de aquella oportunidad, la actitud de nuestra Federación de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), al esconderse detrás de los estudiantes huelguistas, y usar la escusa del escaso presupuesto para otros fines ajenos a su deber de reclamar salario justo y beneficios honorables para sus agremiados.

Al introducirse el proyecto final de normativa laboral creí ingenuamente que los profesores universitarios la defenderían o apoyarían, pero no fue así. Increíblemente y con la inercia de un gigantesco objeto fofo se opusieron y reclamaron sus normas de homologación cual niño llorón que pide el tetero para chuparlo, así este vacío.

El ilegal paro, mi sentido de orientación y la preocupación propia de ser jefe de un departamento académico, lo cual equivale a ser jefe circunstancial y transitorio de mis amigos, además de ser profesor y padre de dos estudiantes universitarios me hizo sentar frente al computador cada noche, y después de evaluar lo acontecido y lo conversado durante todo día en los pasillos de mi universidad resultó en mi la inspiración suficiente para que con palabras seleccionadas, ejemplos irrefutables y algo de humor y seriedad plantear escenarios que permitiesen a mis colegas ver otra cosa y al menos dudar de quien los lidera gremialmente, con la esperanza de romper el prejuicio que en nuestro país se cierne sobre la figura de los sindicatos.

Se que la derrota es amarga, difícil de aceptar y a veces difícil de creer. Sin embargo, y por edulcorante que parezca, esta vez no hay derrotados sino de ganadores por donde se mire, y del lado que sea. Quienes entendimos que el camino de la convención colectiva es el camino correcto y quienes sometidos por alienación a un mecanismo impuesto desde hace 30 años defendieron una creencia, un falso dogma y hasta una interpretación amañada hoy día estamos cubiertos por una convención colectiva que garantizará un presupuesto universitario que incluya todos nuestros beneficios contractuales.

Quieren saber de que estoy hablando, pues lean la siguiente lista, ojo, en la lista no están los incrementos salariales de 130 %. no estamos hablando de eso, estamos hablando de mucho mas…

Ah, y como la lista es algo larga, aprovecho para despedirme como en las películas… con los créditos…chao

 

Transformación universitaria para incluir a los trabajadores en los órganos de cogobierno

Posibilidad de compartir recursos entre las universidades (personal y bienes).

Respeto a la diversidad.

Incorporación de la universidad para el fortalecimiento de la paz en la sociedad.

Dinero para la dotación de medios de comunicación universitarios (radio, TV, imprenta)

Dinero para fortalecer y garantizar Internet para todos

Incorporación de la universidad en la lucha contra la especulación y el acaparamiento

Dinero para garantizar los cursos de mejoramiento profesional y los postgrados.

Claridad para ejercer el derecho a los permisos para ausentarse del trabajo.

Se garantiza la licencia sabática.

La jubilación, no solo por años de servicio sino también por incapacidad y para los sobrevivientes.

El derecho a cobrar la suplencia (caso típico de jefes de departamento y sección)

Reducción a 30 estudiantes por sección teórica, a 20 por teórico practica y a 16por laboratorio. 8 pasantes por profesor, y 8 por servicio comunitario.

180 dias de clases.

Dinero para los cubículos de profesores.

Dinero para salas de comedor para trabajadores

Condiciones de seguridad e implementos de seguridad.

Organización de un sistema de salud.

Seguro de vida y gastos funerarios.

Examen medico integral una vez al año.

Lentes, prótesis, ortopedia.

Cobertura del 100% de los medicamentos.

Afiliación al IPASME.

Creación de instituciones de Preescolar y básica dentro o fuera de la universidad.

Garantía de dinero para actividades deportivas.

Fondos y mecanismos para viviendas.

Dinero y Gestiones para vehículos, computadoras, electrodomésticos.

Planes de turismo y recreación.

Las jubilaciones se mantienen en los mismos términos y si se establece algún beneficio adicional por modificación o ley de la administración publica, bienvenido sea.

Los jubilados podrán: participar como asesores, tutores, directores, catedraticos, comisionados y podrán cobrar si se les asigna un cargo de libre nombramiento y remoción.

A los jubilados les cae el aumento completito.

Los jubilados tendrán un bono recreacional.

Los jubilados tendrán su bono de fin de año.

Los jubilados tendrán un bono asistencial.

El cálculo de los bonos tiene la fórmula clara y explícitamente publicada (sen acabaron los errores de cálculo).

Primas por hijos

Prima por hogar

Bono para investigación

Becas por hijos, 300 Bs/mes este año y 375 el año que viene con tan solo la constancia de inscripción.

Dinero para útiles escolares por hijo.  1800 este año y 2200 Bs el año que viene.

Dinero para juguetes  1800 Bs por hijo.

FINANCIAMIENTO DE LOS ESTODIOS DE POSTGRADO

Bono por casarse por parir y por morir.

Prendas de vestir….En el caso de los profesores la toga y el birrete, y posiblemente un traje decente para asistir a los actos de grado…digo yo.

Garantía de las prestaciones sociales completitas mas sus intereses pagados anualmente

Adelantos de prestaciones de acuerdo con los requisitos de ley.

Garantía de la información del presupuesto de la universidad para el conocimiento de los sindicatos y trabajadores.

Cláusula de contingencia ( si sube el salario mínimo se ajusta la escala salarial)

 

 

Firmado en los estudios de la UNEFA (antigua sede de la vieja PDVSA)

copyright Republica Bolivariana de Venezuela 

MMXIII

Derechos para todos.

manuelgragirena1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Manuel Salvador Gragirena Flores

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor