Acuerdo salarial universitario. ¡Victoria de tod@s!

Este viernes 14 de junio, quedará para la historia de la clase trabajadora universitaria, a las 5:30 am, el sol apenas mostraba sus centelladas, el presidente de FETRAESUV, el compañero Eduardo Sánchez, comunicaba vía mensaje de textos: “a esta hora vamos saliendo de las mesas. Creo que valió la pena, sacamos 116 por ciento de aumento. Vivan los trabajadores y trabajadoras universitarias”, con ello ratificaba lo que ha sido un anhelo de ese sector de nuestra clase trabajadora tan desasistido y atacado por la pésima gestión de la ex ministra Yadira Córdova y su directora de Opsu, Tibisay Hung, quienes se dedicaron a no abordar el problema universitario, correr la arruga. Es por ello que, al nuevo ministro, el profesor Calzadilla, lo recibe es una universidad “embochinchada” y, en lucha por sus derecho a tener mejores condiciones de vida y no de sobrevivencia que era, lo que estaban haciendo las y los trabajadores universitarios.

No por casualidad, el 65% de las y los trabajadores estaban en salario mínimo y, una vez, el Presidente Maduro decreta su ajuste, se colocaron en por debajo del mismo. La lucha persistente y constante que dieron, en los últimos meses del año pasado y, el que va en curso, tenía que ser atendido por la dirigencia ministerial y gubernamental. Atrás tenían que quedar toda la campaña de satanización y sicariato moral contra las y los verdaderos dirigentes de la clase trabajadora universitaria. Eduardo Sánchez, Elsy Navas, Carlos Suárez, Adrián Bolívar, Elizabeth Araujo, son parte de esa dirigencia clasista que, con su participación en las mesas de discusión, se convirtieron en garantía de que los derechos socio-económicos de la clase trabajadora universitaria NO serían birlados, tanto por una dirigencia sindical alejada del sentimiento de las y los trabajadores universitarios, como por una dirigencia gubernamental insensible; tal cual ocurrió en 2011. FETRAESUV, FENASOESV y los sindicatos no federados se convirtieron, en base a experiencias previas, en la representación icono de la clase trabajadora universitaria.

Con el acuerdo salarial, se supera el punto más álgido de toda contratación colectiva. Como ejemplo de lo sustancial que representa el aumento acordado, tomemos un trabajador que se ubique en el nivel 205 del tabulador Opsu, su monto en tabla reconstruida, al 1ro de enero de 2013, sería de Bs 2.547,00 como salario tabla. A partir de ese monto, se le daría un incremento y, a partir de esa fecha, se colocaría el salario tabla de ese nivel a partir del 1ro de enero de este año, en Bs 3.183,00. Para el 1ro de septiembre de este año, ese nivel sufriría un nuevo incremento que lo colocaría en Bs 3.979,00 de salario tabla. Hasta que, finalmente, a partir del 1ro de enero de 2014, se ajustaría nuevamente, para colocarse en Bs 4.974,00. El simple cálculo porcentual, nos daría como resultado un porcentaje de ajuste del 95%, solo en el salario tabla, sin agregar las Primas. Con la restitución de las interescalas es de suponer que, a medida que subimos hacia los niveles superiores, el porcentaje de incremento irá incrementándose. El porcentaje total para el sector, será el promedio de los parciales, obtenidos por cada Nivel o Grado. A ese porcentaje de incremento en el salario tabla, como es de suponer han de sumarse los porcentajes de incrementos en las Primas. Tal es el caso de la prima hijo/hija, que pasa de los 90 Bs por hijo/hija, que cobran empleados y obreros en la actualidad, a un monto de 320 Bs en 2013 y 360 Bs en 2014, lo que implica un incremento superior al 300 por ciento. Así mismo, la Prima Hogar, que se mantiene en Bs 235, sufre un incremento importante ya que subiría a Bs 560 en 2013 y 620 Bs en 2014; lo que implica un ajuste superior al 200 por ciento. La Prima de Antigüedad se hace extensiva al personal obrero, en las mismas condiciones en que las tiene actualmente el personal administrativo. En cuanto al beneficio de alimentación, las tiqueras contemplarán los 30 días del mes, a la misma UT, contemplándose una tiquera adicional de 30 días en el mes de diciembre en 2013 y, para 2014 se entregará una adicional, pero a razón de 45 días. Se aumentan también beneficios no salariales como el de los juguetes a razón de 1.500,00 Bs por hijo en 2013 y 1.800,00 Bs por hijo en 2014. Los útiles escolares, 1.800,00 Bs en 2013 y 2.200,00 Bs en 2014, entre otros.

En el caso de un auxiliar docente, sector de trabajadores y trabajadoras que pretendieron manipular sectores de la derecha, mal informando de que no serían beneficiados con esta contratación colectiva. Les informamos, que sí están contemplados, en igualdad de condiciones del resto del personal profesoral. Para el caso de un auxiliar docente I, a dedicación exclusiva, su salario tabla al 1ro de enero de 2013 se ajustaría a Bs 3.935, a partir del 1ro de septiembre de 2013 estaría en Bs 4.919,00 y, finalmente, a partir del 1ro de enero de 2014 se ubicaría en Bs 6.148,00.

Aún quedan cláusulas por definir, del total de las 157 que integran la propuesta de Contrato Colectivo Unificado 2013-2014. El caso de los jubilados será tratado en una Mesa Especial, no por casualidad. Se trata de un sector que ha sido mal tratado por la gestión saliente de la directora de Opsu, Tibisay Hung y el director de RRHH del MPPEU, José Luis Useche, sobre todo, éste último personaje, quien se ensañó contra ese sector; fundamentalmente, en los IUT y CU, desconociéndoles beneficios contemplados en su contratación colectiva. Su salida de ese despacho, sería una buena señal para este importante sector de la clase trabajadora universitaria y una rectificación necesaria.

Es criterio unánime, de la verdadera dirigencia de las y los trabajadores universitarios, la extensión de beneficios en igualdad de condiciones, tanto para activos como jubilados, sin exclusiones, en cumplimiento al mandato constitucional de que, todas las personas son iguales ante la ley (artículo 21), y en consecuencia no se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos. En ese contexto, bien cabe hacer el llamado al Presidente Nicolás Maduro sobre la actitud despectiva y excluyente, que ha venido asumiendo el Pdte. del IVSS, Rotondaro, al no permitirles a las y los trabajadores universitarios, acceder a su beneficio de la Pensión. Importante recordarle a Rotondaro que, los Convenios Internacionales, suscritos por nuestra República tienen rango constitucional, tal es el caso del Convenio 102 sobre Seguridad Social (Norma Mínima) (1952), que en su Parte V, regula las Prestaciones de Vejez, disponiendo que todo Miembro para el cual esté en vigor esta parte del Convenio deberá garantizar a las personas protegidas la concesión de prestaciones de vejez (artículo 25). Asimismo, entre los acuerdos de inclusión está la eliminación del tabulador de los trabajadores administrativos de los IUT, CU y universidades politécnicas, quienes se integran ahora al tabulador de las universidades nacionales en igualdad de condiciones.

Finalmente, tomando en consideración que, ahora las mesas acelerarán su trabajo para culminar en el corto plazo la aprobación del Contrato Colectivo Unificado del Sector Universitario 2013-2014, una cláusula que consideramos inmoral desde todo punto de vista que se evalúe, hablamos de las cláusulas que obligan al patrono a sufragar los gastos de funcionamiento de las organizaciones sindicales que suscriben este Contrato Colectivo. Nos referimos a la 134, 136 y 143, que limitan la independencia de las organizaciones sindicales respecto de la patronal, su Libertad Sindical. Asimismo, toda cláusula que intente reconstruir las costas sindicales del pasado, instrumentos que corrompieron al movimiento sindical cuarto republicano.

La clase trabajadora está de júbilo y algarabía, solo resta traer en esta hora de emoción las palabras de la compañera Elsy Navas, quien forma parte de la Mesa de Negociaciones: “FETRAESUV está de júbilo, cumplimos con nuestros compañeros trabajadores, en hora buena para los IUT, CU y UPT, se hizo justicia. Cumplimos con las jubilaciones y, ahora cumplimos con la aplicación de las tablas salariales universitarias a los empleados de estas instituciones universitarias. En lo particular, ha sido un honor haber puesto mi granito de arena para que se hiciera realidad después de 10 años de espera de este beneficio”.

Entre las anécdotas de la histórica batalla de Ayacucho, hay una que resalta y que bien vale traerla al momento que viven las y los trabajadores universitarios. Después de la derrota asestada al ejército imperial español, liberado el Perú, en 1824, se firmaba el Acta de capitulación en presencia de nuestro Mariscal Antonio José de Sucre, su Alto Mando, el Virrey de la Serna, quien estaba en el piso con sus piernas heridas. Nuestro Mariscal Sucre, al verlo se compadeció y exclamó “honor al vencido”, respondiéndole de inmediato, mientras se levantaba del piso al verlo el Virrey: “gloria al vencedor”. Ayacucho fue la cumbre de la gloria de América y la obra del General Sucre. La disposición de ella fue perfecta: maniobras hábiles y prontas desbarataron en una hora a los vencedores de catorce años y a un enemigo perfectamente constituido y hábilmente mandado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7430 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a168120.htmlCd0NV CAC = Y co = US