Ignorancia impúdica

Hay dos tipos de ignorancia de la educación formal (ignoro si más): la inocente y la otra. Es inocente cuando una persona nace en un medio económicamente deprimido y por consecuencia también alicaído social y educativamente, como quien nunca aprendió a leer o tuvo que abandonar la escuela desde la infancia para trabajar. Esa ignorancia dispone hoy de recursos que no tuvo en el pasado: escuela, liceo, universidad, Misión Robinson, Misión Ribas, Misión Sucre, becas, facilidades, estímulos, etc.

 

  No hay, pues, excusa para que nadie venga con que es ignorante como si fuera un mérito porque ser un intelectual, por ejemplo, es un asco. Entonces ¿para qué crear universidades? ¿Para qué simoncitos, escuelas bolivarianas y Canaimas, etc.? Si basta con ser pueblo para tener toda la sabiduría que se requiere para sacar el país adelante, cerremos todo eso. Mucha gente que dice ser revolucionaria anda con la muela de que no le hace falta formarse y exhibe con orgullo obsceno una ignorancia sin lagunas en cuanto tema requiera un mínimo de educación formal. Parece de oposición. Es de oposición.

  Porque donde la ignorancia alcanza su apoteosis es en la oposición. Siente orgullo de su ignorancia de la historia, por ejemplo, con el cuento aquel del Camaro Supersalvaje, cuyo lema era “infiel al pasado”. En realidad era tan fiel al pasado que ya no quedan ni chatarras ni recuerdo de ese carricoche. Yo me acuerdo porque soy un memorioso, pero la mayoría ni supo de la existencia de ese perol y quienes supieron olvidaron, porque, como todas las modas, era una efervescencia olvidable.

  La moda es un sistema totalitario que se saluda con una beata perversidad, «lo que es moda no incomoda», etc. Depender de la moda es renunciar a toda autonomía. “Está de moda” es declarar que no se tiene albedrío ante lo que te impongan las grandes multinacionales comerciales. Con el cuento de la moda arrasan culturas completas, así como los rústicos destrozan la biodiversidad. Esa actitud de la oposición se agrava cuando se cree “la gente pensante de este país” y habla de “chaburros” (http://j.mp/bSRq8n). Pero allá la oposición; no se ha percatado de cómo renunció a ser élite.

  “Ser cultos para ser libres”, dijo José Martí, pero ese sí de verdad era revolucionario.

roberto.hernandez.montoya@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4253 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a123274.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO