3Rs y LEU

Rescatemos, Redimensionemos y Reavivemos la Autonomía Universidad

El concepto de autonomía que actualmente maneja la derecha venezolana enquistada en nuestras universidades autónomas se ha degenerado de aquella autonomía universitaria alcanzada por nuestros líderes revolucionarios que en su mayoría fueron asesinados por los partidos del oposicionismo de hoy en nuestro país y cuyas cúpulas academicistas ahora defienden y apoyan política y económicamente. En la actualidad, la autonomía, no es más que la capacidad que tienen dichos grupos de poder para hacer con el erario público -y ni que decir de los ingresos propios: pruebas internas, alquiler de espacios, etc., y sin ahondar en hechos menos lícitos- que se les entrega lo que más les satisfaga, exigiendo derechos legales pero sin cumplir con las responsabilidades legales y morales debidas y merecidas para con el gobierno nacional, sus estudiantes y el resto del soberano.
Este Año 6 mil jóvenes depositaron dinero en una de las cuentas de la UCV, para presentar una prueba interna que sólo ofertaba 80 cupos, inimaginable el nivel de exclusión y frustración para cada uno de los 5920 rechazados. También es necesario señalar que este tipo de universidades (autónomas) reciben el 54,85% del presupuesto nacional otorgado a este sector educativo, equivalente en el 2010 a 3.871 millones 219.000 bolívares, teniendo una matrícula que no alcanza siquiera el 20%de la matricula universitaria nacional, pero constantemente hablan de "deficit presupuestario", el cual ni siquiera es argumentado con montos, rubros y facturas de los gastos en bienes y servicios, porque vaya usted a saber que hacen con nuestros recursos.¿Democratización Universitaria? ¿Igualdad? ¿Inclusión?

Todo esto es por y para la división social del trabajo, que persiste aún a pesar de más de una década de revolución, producto de la labor que constantemente realizan los aparatos ideológicos del estado (universidad e iglesia, entre otros), y cuyo objetivo principal es mantener la separación de la sociedad en dos clases, proletarios y burgueses, y la relación de dominación de los últimos sobre los primeros. El rol fundamental de las universidades dentro de la sociedad burguesa: reproducción de más proletarios, alienados por falsa conciencia, por el desconocimiento del escalafón que ocupa en la sociedad y la incapacidad crítica para considerar una forma distinta de relacionarse con los seres humanos y con la naturaleza. Así es como formamos universitarios graduados de esa "academia" que piensan que los ricos, los nobles y los feudales son necesarios en nuestra sociedad.

Retomando eso que sucintamente tocamos en el párrafo anterior, nuestra relación con la naturaleza, debemos decir que intentar estimar la deuda que actualmente tenemos para con la naturaleza sería una osadía digna de un Nobel de economía, en la cual además deberíamos contabilizar los agravios cometidos contra nuestros pueblos originarios que defienden y que mantienen una relación de respeto familiar con la PachaMama; sintiéndose reivindicados -por lo menos en un pequeño grado- con la creación de la primera Universidad Indígena del país, en el estado Bolívar, donde se respetan sus saberes, tradiciones y costumbres en general, promoviendo y garantizando su derecho a la participación política protagónica (tal como lo establece nuestra actual constitución) sin agravios físicos o culturales a sus comunidades.


Por todo esto y muchas más razones es necesario que:

1) Rescatemos la autonomía universitaria alcanzada por nuestros líderes juveniles de otrora del vulgar secuestro tergiversador y manipulador, y habiendo significado en ese momento una cuota mínima de participación en lo político no sólo dentro de la universidad sino fuera de ella, como un espacio de lucha por las reivindicaciones sociales del estudiantado universitario y de todo el pueblo que se encontraba mudo por sumisión y con una democracia burlescamente representativa; y luego de más de 4 décadas de poderío elitista academicista sólo quedan las 9 letras y la tilde. A 200 años de nuestra independencia, la gesta continúa, pero las armas son mucho más precisas y contundentes, y poco menos que invisibles, ahora la batalla no es física sino psicológica, por lo tanto, es nuestro deber revolucionario recuperar los bastiones científico, político e ideológicos que representan las universidades autónomas.

2) Redimensionemos los límites de nuestras casas de estudio para la inclusión de la mayor cantidad de jóvenes en ellas, mediante nuevos y revolucionarios programas de enseñanza, basados en prácticas integradoras dialécticas educador-educando, y el desarrollo de proyectos verdaderamente cónsonos con la realidad de sus comunidades aledañas y no tan aledañas, y en correspondencia con el Proyecto Nacional Simón Bolívar, creando así las bases para un Nuevo Modelo Productivo.

3) Reavivemos la participación de nuestras casas de estudio en el desarrollo de nuevas formas de creación científico-intelectual, en el rescate de nuestros saberes campesinos y ancestrales, y la invención de tecnologías libres y liberadoras acordes con las necesidades sociales, económicas y productivas de nuestro país. El MPPCTII juegan un rol rector fundamental, en conjunto con sus Centros de Investigación y demás entes adscritos, en esa búsqueda de un nuevo modelo de ciencia y tecnología, para lo cual se requiere de cambios estructurales donde el Estado Burgués -aparato de gobierno, personificado entre otros por las instituciones de la administración pública y sus burocratistas- finalmente desaparecerá, -claro está- luego de largos, constantes e intensos procesos de cambios sociales. Bajo estas premisas es que nace el CENDITEL (http://www.aporrea.org/tecno/a27122.html), una institución creada por y para la revolución, con el fin ulterior de desaparecer luego de haber cumplido su misión. Pero actualmente se ha convertido en un pantano tecnócrata de conocimiento y acción, con la apolítica como premisa y el prestigio económico y académico como objetivo.

*Investigador en Tecnologías Sociales para la Gestión de Gobierno y Ejercicio del Poder Popular
Fundación CENDITEL

toro.freddy@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1643 veces.



Freddy Toro*


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a116174.htmlCd0NV CAC = Y co = US