Se voltean los papeles

Conflicto universitario:

A la vuelta de las saboteadas vacaciones, de los trabajadores/trabajadoras universitarias, no podía  ocurrir otra cosa sino el conflicto abierto, la lucha de clases, el motor de la historia como dijera Carlos Marx, en este caso, contra un Estado burgués que se resiste a morir para darle paso a las necesarias transformaciones sociales. La torpeza del ministro Edgardo Ramírez, lo llevó a posibilitar encuentros entre la “burguesía” universitaria y los trabajadores/trabajadoras universitarias, quienes ante la arremetida del Gobierno Revolucionario contra sus condiciones de sobrevivencia y las de la familia universitaria, no les quedó otra alternativa que declararles el conflicto abierto y tomar las calles y universidades en su defensa. Tres puntos básicos se plantearon obtener en esta confrontación los trabajadores/trabajadoras universitarias: la cancelación de las deudas derivadas de la Normativa Laboral 2008-2010; la cancelación de los pasivos laborales, interrumpidos desde 2007  y el aumento salarial 2010, con vigencia desde el 1º de enero de este año. Mientras las organizaciones sindicales clasistas, se montaban en la agenda del conflicto por la defensa de los derechos de sus afiliados/afiliadas a una vida digna, las organizaciones sindicales universitarias como Fetrauve, Fenasimpres y Fenastrauv, cerraban filas en la defensa de la gestión del ministro Ramírez, valga decir, para ellas no existían motivos para protestar, todo andaba de maravilla, llegando a extremos tan vergonzantes, como lo ocurrido en la USB en que se amedrentó a sus trabajadores/trabajadoras afiliadas, quienes se plantearon toma de puertas como medida de presión para garantizarse sus pagos. Cero conflicto, era la seña de la dirigencia burocratizada de la CTV, perdón, de los sindicatos afiliados a las federaciones antes mencionadas. De hecho en la Circular Nº 25-2010 de Fetrauve, definen como: “GRAN TRIUNFO DE LA LABOR CONJUNTA DE FETRAUVE-CSTUV Y EL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA”, y qué era el “gran triunfo” que se auto catalogaban, pues, nada más y nada menos, que la aprobación de los créditos adicionales que la Asamblea Nacional habían aprobado, valga la redundancia, engañando así, a sus afiliados/afiliadas, ya que se apropiaban de una victoria que habían conseguido los trabajadores/trabajadoras universitarias con el conflicto de calles que aún no termina, apenas está en la etapa de los PREACUERDOS, valga decir, todavía queda camino por andar.

  Si la postura de los sindicatos  apéndices del minppeu  se hubiese impuesto, el Camarada Presidente, Hugo Chávez, aún hoy, estaría desinformado de lo que está ocurriendo en  nuestras universidades, no hubiese ocurrido la reunión de la vicepresidencia, hoy no se estuviese hablando de escenarios para cancelar los pasivos laborales, ni de aumento salarial, en fin, el ministro Edgardo Ramírez continuaría en su arrogante política de bloqueo salarial y desafío a los trabajadores/trabajadoras universitarias, las universidades se hubiesen convertido en un polvorín a punto de explotar, en que los trabajadores/trabajadoras universitarias hubiesen establecido alianzas tácticas contra un gobierno que tiene muy poco de obrerista, como lo define el Camarada Presidente, Hugo Chávez. Por fortuna, los sindicatos afiliados a Fetrauniversitarios mantuvieron la postura consecuente con sus trabajadores/trabajadoras que clamaban por la lucha por sus derechos y reivindicaciones y tomaron las calles y universidades por asalto. Esta postura sindical, le permitió al Camarada Presidente, Hugo Chávez, darse cuenta de la falsedad de sus palabras expresadas en Cadena Nacional, de que estaba cancelando todas las deudas a los trabajadores/trabajadoras  universitarias, y así se lo manifestó al vicepresidente Elías Jaua, preguntándole ¿cómo se explica, que si está cancelándole todas las deudas a los trabajadores/trabajadoras universitarias, estos están protestando en la calle?. De allí surge la iniciativa de  la reunión del pasado martes 19 de Octubre, en la sede de la Vice Presidencia de la República.

  Vergonzosa fue la postura de las federaciones, apéndices  del minppeu, quienes en sus intervenciones se limitaron fue a exaltar las virtudes del señor ministro de educación universitaria, ni una sola palabra salió de sus bocas para reclamar deudas faltantes, el aumento salarial u otra reivindicación que requieran sus trabajadores/trabajadoras afiliadas. Esto no solo debe avergonzarnos, sino llamarnos a una profunda reflexión, se trata de sindicatos que se reclaman revolucionarios, pero que reproducen la forma de actuar de los sindicatos adecos, la extinta CTV. Se trata de organizaciones sindicales parasitarias del Estado burgués, que se aferran a los ministerios para ver que obtienen y basan su liderazgo en la figura del ministro, terminan convirtiéndose en verdaderos/verdaderas burócratas, no al servicio de la clase trabajadora, sino al servicio del funcionario de turno, al cual se pliegan para obtener no solo prebendas económicas, sino políticas, la alianza con el funcionario quizás les permite acceder a una diputación u otro cargo de representación. Así pasó en la extinta Unión Soviética, en eso convirtió Stalin a los sindicatos, en no más que simples piezas de su engranaje de poder unilateral.  Que triste sería repetir esa historia en nuestros sindicatos que se proclaman revolucionarios!!!

  Por su parte, la postura de Fetrauniversitarios se mantuvo en el ámbito de la defensa intransigente de los derechos y reivindicaciones de los trabajadores/trabajadoras universitarias, centrado en los tres puntos clave que dieron origen al conflicto: cancelación inmediata de las deudas derivadas de la Normativa Laboral, 2008-2010, cancelación de los Pasivos Laborales, que ya montan los 5 mil millones de BsF producto de la incapacidad ministerial para buscarle solución a dicha problemática y que seguirá incrementándose mucho más, en la medida en que no hayan respuestas; y en tercer término, el aumento salarial 2010, con vigencia 1º de enero de este año, aspirando el sector, el mismo porcentaje de incremento otorgado a nuestros camaradas de la Fuerza Armada Bolivariana (40%). Estos son los puntos vitales, a los cuales se les une la incorrecta aplicación, por parte de Opsu, de las fórmulas de cálculo de los Bonos Vacacional y de Aguinaldo, mecanismo mediante el cual esa institución del Estado burgués, aún vigente, hurta a los trabajadores/trabajadoras universitarias una importante parte de este beneficio, desde 2002 hasta el presente. Estos son problemas fundamentales, que han afectado negativamente la calidad de vida de los trabajadores/trabajadoras universitarias, convirtiéndolos en los peor remunerados de toda la Administración Pública. Al efecto, considérese que un poco más del 60% de los mismos, no llegaba al Salario Mínimo Nacional. Se trata, en definitiva, para un Gobierno que proclama el Socialismo como paradigma societario, sencillamente de un Acto de Justicia con estos/estas compatriotas integrantes de nuestra clase trabajadora.

  Paradójicamente, mientras el Gobierno Revolucionario entra en una fase de rectificación de su política de enfrentamiento a los trabajadores/trabajadoras universitarias; las autoridades universitarias, frustradas en su intento de politizar el conflicto laboral universitario, frustradas en su intento de desviar la atención de la opinión pública del tema del mal manejo del presupuesto universitario y ante la imposibilidad de tener como aliado a la clase trabajadora, ahora buscan enfrentarla; valga decir, cambian los papeles, la política fracasada del ministro Ramírez, ahora pretenden adoptarla las autoridades universitarias. Cosas de la lucha entre clases. Como diría Marx, en su clásico Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte: “Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez  como tragedia y la otra como farsa…”, y  no podía ser para menos, si alguien conoce con certeza, los usos y abusos del presupuesto universitario, eso son los trabajadores/trabajadoras universitarias. Por sus manos pasan facturas, cotizaciones, órdenes de pago, oficios, memorándums, en fin, todo lo que tiene que ver con la ejecución del presupuesto de gastos; muchas veces, la mayoría de veces, tiene que callar, cuando ve y constata una irregularidad, las reglamentaciones vigentes le imponen el silencio, ante la impunidad reinante en nuestras instituciones universitarias, en las que existen órganos de control interno, que no se controlan ni ellos mismos, ya que les deben obediencia a quienes los colocan en sus cargos: las autoridades universitarias. De allí, que una vez resuelto el conflicto laboral de los trabajadores/trabajadoras universitarias, esas autoridades les tocará enfrentarse contra quienes les conocen hasta el detalle de la casa quinta recién adquirida por miles de millones de bolívares, por el profesor cuyo sueldo no llega ni siquiera a los 5 mil BsF, o la tasca, muy cerquita de la universidad, o el caballo que corre en el hipódromo, o la empresa tercerizada, manejada por testarrefos, esa es la verdadera esencia del gasto universitario, la creación de una  “profeburguesía”, que está viviendo a costa del presupuesto universitario, por eso la molestia de que le toquen su caja chica, y nuestro pueblo, que es quien otorga los miles de millones de BsF para el funcionamiento de esas instituciones debemos sensibilizarlo para que acuda ante esas instituciones a exigirles cuentas de los recursos que les otorga, esa debe ser nuestra tarea y la del partido de la Revolución… 

Postscriptum: nos unimos al repudio generalizado por las agresiones físicas del Prof. Víctor Márquez, presidente de la Apucv, contra una estudiante ucevista que daba declaraciones  a Venezolana de Televisión, transmitidas por ese canal en su noticiero, lo que lo convierte en un hecho público y comunicacional; asimismo, a las agresiones de este sujeto contra el personal de vigilancia de esa institución universitaria. Hechos que evidencian una conducta altamente violenta y contraria a los principios morales y cívicos que, por Ley, está obligado a seguir todo profesor/profesora universitaria, para ser considerado/considerada como tal. Esa actitud, que asemeja mucho la observada por la tv, en el que, el hoy gobernador del Estado Táchira, “mazamorro” Pérez Vivas agrediera a la camarada Diputada Iris Valera, no hacen más que evidenciar, que la llamada disociación psicótica existe, y es un problema de salud pública que debe ser abordado por nuestras instituciones de salud mental. 
 

Caracas, 22 de octubre de 2010

henryesc@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4993 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a110705.htmlCd0NV CAC = Y co = US