Marcha universitaria, bandera del pasado...

La muy propagandizada marcha universitaria no pasó de ser una marchita de las que nos tiene acostumbradas/acostumbrados el oposicionismo apátrida, con un final que dejó mucho que desear de la dirigencia rectoral que hizo la convocatoria, al final el Camarada Vicepresidente de la República, Elías Jaua, no le quedó otra que lamentarse en los siguientes términos: “La intención era escuchar el planteamiento gremial que traían estos sectores y lamentablemente no hubo acuerdo para subir a conversar con el gobierno bolivariano (...) Seguimos abiertos al diálogo", dijo el Vicepresidente. Reiteró que no hubo acuerdos para dialogar con los dirigentes de la marcha, sectores de partido, ya que no llegaron a un acuerdo de quien tomaría la vocería de representación. "Tenemos la disposición de asumir con ellos para llegar a futuras soluciones sobre los problemas que les aquejan"…(RNV, 14-10-2010). Es obvio que de universitaria, no tenía, dicha marcha, mucho, sí de oposicionismo por oposicionismo.

Esta marcha, la primera que realiza la oposición después de las elecciones del 26S, se convirtió en una prueba de fuego para los apátridas del oposicionismo, su carácter nacional indicaba que se trataría de una movilización de cierta importancia; no obstante, los resultados no fueron de mayor trascendencia. Como era esperable, el grueso de la marcha estaba conformada por estudiantes que, en el caso de la UCV, es un hecho notorio y comunicacional, la forma que logran sus autoridades motivar a los estudiantes a ir a marchas contra el Gobierno Revolucionario, el profesor/profesora con lista en mano, insta a sus alumnos/alumnas a tomar la calle, si no, no hay aprobación de materia, así se manejan las cosas en nuestra muy democrática UCV. De hecho, en esta marcha era notorio que, al inicio de los grupos estudiantiles y la pancarta, fuera un profesor/profesora. Todavía nuestra “casa que vence la sombra” no ha logrado atravesar el umbral de la edad media y entrar a la modernidad.

Esta marcha de la oposición apátrida, estuvo signada por la presencia de la bandera de siete estrellas, como estandarte de quienes añoran el pasado cuarto republicano, llamó poderosamente la atención el poco respeto que tienen los apátridas hacia los símbolos patrios, una bandera nacional con siete estrellas de color negro, si así como lo leen, el amarillo, azul y rojo, se tiñó de negro, luciéndose entre el conglomerado estudiantil, como símbolo de lo poco apegado que están a nuestra Patria, casi se sustituye el pabellón nacional por la bandera gringa, ganas no faltaron entre los apátridas.

Un hecho a resaltar, en esta marcha del oposicionismo apátrida fue la pírrica asistencia de los trabajadores/trabajadoras universitarias, quienes se plegaron a la línea de sus sindicatos de no asistir a esta marcha por considerarla de un carácter eminentemente politiquero. Este hecho debe poner a pensar a las autoridades universitarias seriamente, sobre todo si consideramos que la LOE les otorga ciudadanía universitaria, y se espera que en los procesos electorales para elegir las autoridades universitarias tengan derecho, en igualdad de condiciones, al voto.

Este nuevo fracaso del oposicionismo apátrida, en el seno de las universidades, supuestos bastiones, debe motivar a los factores revolucionarios a incrementar su actividad política a lo interno de las universidades, disputarle al oposicionismo el liderazgo de los movimientos estudiantiles y profesorales, hoy a la deriva y en búsqueda de nuevos dirigentes, más gremialistas y menos politiqueros.

Leíamos en Aporrea una declaración de los camaradas de Marea Socialista, sobre las prontas elecciones estudiantiles en la UCV, debatían sobre la posibilidad de realizar primarias para elegir sus candidatos/candidatas, veían en ese instrumento de la democracia burguesa una alternativa a presentar a los estudiantes ucevistas. No se percatan los camaradas revolucionarios/revolucionarias que en este período de transición, recurrir a las armas melladas del capitalismo, como dijera el camarada Ernesto “Che” Guevara, es reforzar el poder de los enemigos de clase, en este caso de los estudiantes burgueses. Nos acordábamos de nuestra época de dirigentes estudiantiles en que nos proponíamos barrer con las viejas estructuras de las organizaciones estudiantiles, devolviéndole el poder a las bases, eliminando esa estructura de las Secretarías, por una estructura de representación por Facultades, en las cuales sus voceros al Comité Ejecutivo sean electos en sendas asambleas por facultades, lejos de entretenernos en discutir si primarias o no, centremos el debate en la nueva estructura organizacional que habrá de sustituir las viejas FCU. Que surjan los candidatos/candidatas de las asambleas estudiantiles de facultades y escuelas, hagamos realidad la participación activa de los estudiantes, construyamos el Socialismo universitario!!!

henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1592 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a110307.htmlCd0NV CAC = Y co = US