No ocurría desde enero de 2015 ¿Es bueno o es malo?

La inflación acumulada anual en Venezuela alcanzó su nivel más bajo en 9 años

INTRODUCCIÓN

TENEMOS UNA BUENA NOTICIA para todos los venezolanos. En el mes de febrero de este año 2024, por primera vez la inflación bajó del 100% acumulada en 12 meses continuos luego de 9 años. Es algo que no ocurría en Venezuela desde el año 2015, cuando comenzó la crisis política y económica que nos llevó a la peor hiperinflación mundial de los últimos 70 años.

De hecho, según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), la inflación anualizada (acumulada en 12 meses continuos) de febrero de este año cayó hasta 76,7%, un nivel inferior que el alcanzado en febrero de 2015, que se ubicó en 80,17%.

Eso significa una tendencia positiva para la economía con visos neoliberales que ejecuta actualmente el gabinete económico de Nicolás Maduro, donde se sacrifica la liquidez monetaria en bolívares, se aplica una dolarización sigilosa y se mantienen deprimidos los ingresos de los trabajadores, pensionados, militares y jubilados.

Como dato curioso sobre las cifras de la inflación en Venezuela, el valor interanual más alto registrado (acumulado de enero a diciembre: 12 meses) reconocido fue el alcanzado el año 2018, al ubicarse en 129.982%. No obstante, esa no sería la inflación anualizada más alta de la historia económica venezolana. En febrero de 2019, se alcanzó la cifra más alta de la inflación anualizada: 344.280%, casi el doble de la acumulada hasta diciembre de 2018. De hecho, entre enero y mayo de 2019, la inflación anualizada fue superior a 130.000%. En ese contexto, entraría en vigencia la política cambiaria actual denominado "Sistema de Mesa de Cambio".

A manera de crítica constructiva, esa noticia de la inflación acumulada alcanzando en febrero de este año niveles de dos dígitos (menos del 100%), devela una mala política comunicacional dentro del Gobierno de Nicolás Maduro, que más bien deberían estar celebrando con "bombos y platillos" una noticia tan importante para la economía nacional. Me imagino que los defensores de la política económica actual deben estar muy preocupados adulando que analizando e informando las tendencias macroeconómicas benéficas en un contexto prelectoral presidencial.

Pero analicemos ésta noticia de alto impacto económico con más detalles y objetividad como me caracterizo.

DESARROLLO DE ARGUMENTOS

Según cifras del BCV, la inflación se ha venido desacelerando desde el mes de septiembre de 2023, cuando alcanzó 8,7% y a finales del mes de febrero de este año, cerró apenas en 1,2%. Como objetivo macroeconómico eso es un logro, es la mejor noticia del año en materia económica. No reconocerlo sería una necedad, sería una mezquindad. Ver gráfico abajo.

No obstante, eso podría explicarse por diferentes razones, veamos algunos de ellos:

En primer lugar, se explica porque el tipo de cambio está estable. Se han inyecto divisas al mercado para una esa sociedad dependiente de los dólares petroleros para importaciones. "Hay un mercado satisfecho de dólares", a costa del sacrificio de la reservas internacionales, como fuente de ahorro y de apalancamiento de la liquidez monetaria necesaria para incrementar salarios, pensiones y jubilaciones, así como estimular el crédito interno para el consumo y para la inversión.

Segundo, porque no hay un nivel de consumo importante en las familias, trabajadores y empresas, debido a que la economía está estancada, por los bajos salarios e ingresos mínimos vitales, donde las familias privilegian consumir sólo lo necesario.

Tercero, porque hay una sobreoferta de productos en el mercado, es decir, está abastecido. Donde los empresarios para vender ya no están especulando con los bienes y servicios de primera necesidad y consumo masivo como ocurría hace varios años. Además, porque saben que hoy no hay poder de compra entre los consumidores y si dejan de vender, más bien pierden porque corren el riesgo de no tener los ingresos suficientes para cubrir los costos fijos y tener que bajar las "santamarías".

Y, cuarto, desde una perspectiva sindical, algunos creen que dado el nivel de ingresos, salarios y demás remuneraciones de la clase trabajadora, pensionada y jubilada, una noticia como esa: que les digan que la inflación alcanzó dos dígitos o bajó del 80%, no les cambia su realidad.

En este caso, la economía se debilita al tener mano de obra cesante, que migra de manera frecuente de un lado a otro (dentro y fuera del país) buscando mejores oportunidades, debido a los bajos niveles de salarios o ingresos mínimos vitales, que realmente no alcanza para la subsistencia. Lo cierto es que, esa situación impacta de forma negativa el nivel de empleo, el consumo y la demanda agregada, haciendo caer el PIB.

No obstante, para el sector empresarial, un contexto de mano de obra barata, con un ritmo de disminución de la inflación los beneficia, porque baja la incertidumbre, aumentan sus beneficios, genera confianza en el mercado y en los inversionistas reales (no golondrinas), generando expectativas positivas de rentabilidad y de retorno del capital invertido en el mediano y largo plazo.

CONCLUSIÓN

En fin, como economista reconocemos que lo ideal es tener una economía con baja inflación. Pero una baja inflación con una economía en recesión, estancada, con desigualdad de ingresos es mala.

Es por ello, que ante ese nuevo escenario "aparentemente beneficio" de inflación bajando a niveles de dos dígitos en Venezuela, cabe una pregunta de reflexión económica, ¿es bueno aplicar una política de control inflacionario cuando la población lo que requiere con suma urgencia es que se les empareje o restituya el salario real (poder adquisitivo) a niveles mínimos de subsistencia como lo establece el Artículo 91 de la Constitución, que debe ser igual a la canasta básica familiar que hoy circula por el orden de los 600 dólares según el CENDAS?

Para los "chavistas" socialistas, ¿Qué creen ustedes hubiera hecho Hugo Chávez, sacrificar salarios por mejorar los indicadores económicos, o mejorar salarios indistintamente los resultados macroeconómicos?

Una buena pregunta de investigación económica en estos tiempos sería ¿Es bueno para una nación rica en recursos naturales como Venezuela, aplicar medidas que mejoren los indicadores macroeconómicos como la inflación a costa del sacrificio de la población trabajadora, pensionada y jubilada? Realmente, ¿esa es una medida con sentido socialista, o es una medida de carácter neoliberal?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 939 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: