Parlamento

Cae el imperio del dólar

El imperio americano se impone por el todopoderoso dólar. Desde la entronización del dólar como moneda de reserva en 1944, en la conferencia de Bretton Woods y el posterior establecimiento del petrodólar a principios de la década de 1970, casi todo el comercio internacional se ha realizado en dólares. Así, los bancos centrales de todos los países tienen dólares para liquidar los flujos comerciales internacionales. Pero los EEUU han abusado de este privilegio especial imprimiendo dólares de la nada. Ha financiado su imperio de cientos de bases en todo el mundo con el exceso de dólares. Además, ha impuesto el cumplimiento de su política exterior expansionista congelando las cuentas en dólares de bancos centrales extranjeros, ha creado grandes dificultades a las naciones consideradas ofensivas para los intereses de los EE.UU.

El todopoderoso dólar descansa sobre una base de arena conocida como dinero fiduciario, que no es canjeable en una mercancía deseable como el oro o la plata. Esta característica ha provocado la inflación del dólar en los últimos cincuenta años, a un ritmo cada vez más acelerado. Dicha inflación hace que el valor de cambio del dólar disminuya.

Desde que el Presidente Richard Nixon sacó a los EEUU de lo que quedaba del patrón oro en otoño de 1971, el valor del dólar frente al oro se ha reducido en un 98%. Nadie cree que esta devastación vaya a terminar. De hecho, los EEUU parecen decidido a acelerar la depreciación del dólar para pagar sus aventuras militares y la expansión de sus programas de beneficencia. La combinación de la devastación del dólar con las sanciones comerciales ha creado una situación intolerable para quienes actualmente están en desgracia con América.

Rusia lleva tiempo trabajando en el marco de una nueva moneda de liquidación del comercio, y ahora China y otros países como Irán, India, Brasil y Sudáfrica se suman al proyecto. El establecimiento de un sistema alternativo de liquidación del comercio no tiene nada de nefasto en sí. Puede llamarse interés propio racional. Es un proyecto pacífico, pero sus resultados pueden ser devastadores para los países que dependen de un dólar estable. Los que se adhieran al nuevo sistema ya no necesitarán tener dólares. Esta disminución de la demanda de dólares conducirá a una inevitable caída de su poder adquisitivo, quizá incluso a su colapso total. Esto podría ocurrir literalmente de la noche a la mañana y sin previo aviso.

Un 19/11/2007, El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que "el imperio del dólar está derrumbándose, esta opinión emitida por el Comandante Chávez, no fue considerada por los expertos en la materia. Estamos en presencia de una máxima que determina la visión futurística del Comandante Chávez, quien para el momento del 2007, acordó con su aliado antiestadounidense Irán impulsaran medidas sobre el debilitamiento del dólar durante una cumbre de la OPEP en Riad. "Naturalmente, con el derrumbe del dólar, se derrumbará el imperio de Estados Unidos". Chávez se reunió con Ahmadinejad y ambos acordaron establecer un banco conjunto, además de firmar acuerdos para impulsar la cooperación en los sectores petrolero, petroquímico e industrial, después del año 2007, se elevan las agresiones en contra de: Siria y Venezuela por los Gobiernos de los EE.UU.

El yuan se convirtió en el mes marzo, en la moneda más utilizada para transacciones transfronterizas en China, superando al dólar por primera vez desde que hay datos, según han revelado datos oficiales, lo que refleja los esfuerzos de Pekín para internacionalizar el uso del yuan. La caída del dólar reduce el poder adquisitivo de los miembros de la OPEP.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: