¿Quién invierte en empresas dirigidas por un montón de forajidos, señor Farías?

Cada empresa "estratégica" del Estado es un feudo y un misterio a la vez. PDVSA es la caja de Pandora derramada sobre la industria, con la esperanza por fuera; son los secretos bien guardados de Tarek el Aissami, el cual solo ha sabido mentir con lo de la producción petrolera desde que funge como su presidente, de resto, en los espacios de la Campiña donde yace su dirección, solo hay desolación, y jubilados de la petrolera reclamando la deuda de su fondo de pensiones. La CANTV es la única empresa que cobra un servicio que no presta, o presta a medias; cuando unos tienen comunicación otros no tienen, y a la inversa. Las empresas de Guayana nadie sabe si están produciendo, si las vendieron, o dónde quedan. CORPOLEC, según dicen, solo es cebo para los terroristas, su luz es intermitente, como la de los nacimientos… Y aun así las pretenden vender.

Las declaraciones de Jesús Farías son ingenuas (pero él no es ingenuo); "UN: El presidente de la Comisión Permanente de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional de la Asamblea Nacional (AN), Jesús Faría, enfatizó que la oferta de acciones de algunas empresas estratégicas del Estado en la Bolsa de Valores no puede interpretarse como una privatización debido a que el porcentaje de algunas compañías se colocan como una manera de sostener al aparato productivo nacional para el bienestar de la población."

Lo de "para el bienestar de la población" es el motete, la paja loca que le agregan a todas sus felonías. La mentira mentira es decir que la oferta de acciones "se colocan como una manera de sostener al aparato productivo nacional". Primero que todo, ¿quién del mundo empresarial, sea chino, ruso, o de donde sea, va a colocar dinero en estas empresas sin una ventaja, sin que su inversión le sea redituable? Y segundo, después de tanto dinero regalado y a pesar de tantas ventajas concedidas en forma de leyes y decretos, ¿todavía el aparato productivo nacional no se sostiene?

¡Digan de una vez qué hay detrás de ese anuncio y eviten un desastre político más degradante, peor que el de ahora!, ¡ya el daño está hecho! ¡Ya Maduro no puede recoger sus palabras! Y sus anuncios solo son la punta de un iceberg, nos mostraron solo la puntica; en el fondo está todo; todo lo que uno se pueda imaginar..., menos eso de que "es una manera de sostener al aparato productivo nacional para el bienestar de la población". ¡Preferimos las torpezas de Maduro!; el caradurismo de Maduro se siente más sincero que Farías.

Como las verdaderas razones para ese anuncio privatizador del presidente están ocultas, son "confidenciales", nosotros nos imaginamos vainas, tenemos licencia de imaginar, y decimos que, 1.- los inversionistas quieren el control operativo y comercial de estas empresas 2.- los inversionistas inyectan dinero y, además de lo anterior, se llevarán ganancias en especies: petróleo, gas, hierro, acero, 3.- los inversionistas ya se quedaron con el negocio de la CANTV, 4.- las acciones ofertadas son adquiridas con dinero esquilmado al Estado venezolano, algunos burócratas lavan dinero robado comprando esos paquetes de acciones para retirarse de la política como "empresarios", y 5.- un grupo de idiotas con plata les inyecta dinero a esos carapachos de empresas a cambio de nada, que es lo que el renegado de Jesús Farías pretende que creamos … ¡¿No habla culerías este señor?!

La respuesta más justa a todo lo que está pasando es que en secreto se está negociando el traspaso de la revolución de Chávez al viejo modelo capitalista colonial, al punto donde dejó el país Carlos Andrés Pérez, o quizás (peor todavía) Juan Vicente Gómez – si nos orientamos por el estado en que dejó Maduro la industria petrolera, eso que llama Jesús Farías, el "sabotaje" hecho a la industria petrolera desde el 2017 hasta hoy, que nosotros leemos como autosabotaje desde el 2014 hasta hoy, la empresa la van rematar por cuatro lochas –. Si uno no supiera lo pícaro y mentiroso que es este señor pensaríamos que es muy tonto.

Desde la Casa Blanca se autoriza a las petroleras trabajar en Venezuela, que es una forma de disminuir las sanciones económicas. Las razones de Estados Unidos no importan tanto como lo que debieron exigirle a Maduro por esa autorización, una exigencia hecha en total secreto conspirativo. Una condición de mucho valor político. Tanto es así que obligaron a ese anuncio tan grotesco de poner en venta (por pedacitos) las empresas del Estado en la bolsa de valores (¡así mismo fue, a pesar de las tontas aclaraciones de Farías!) Para que hicieran público algo tan bochornoso le han debido prometer a los gringos mucho más que petróleo, que eso del 10 % de acciones. Nosotros imaginamos que además de eso, cambios políticos fundamentales, ¡los gringos no dan puntadas sin dedal!; ¡no los quieren en el gobierno!, ni a Maduro, ni a los maduristas. Pero tampoco a los socialistas, chavistas; ¡el mismísimo cuartel de la montaña lo van a desaparecer!, ¡cualquier vestigio de revolución y socialismo será eliminado a cambio de sus "retiros voluntarios" del gobierno. Es decir, que si llegamos a las próximas elecciones presidenciales, el madurismo y cualquier alternativa chavista no podrán representar una opción de poder, de eso se tendrá que encargar este gobierno.

El secreto, las contradicciones y las mentiras nos dan licencia para especular.

¡VOLVAMOS A CHÁVEZ SOCIALISTA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 890 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: