Pagaremos con creces al capitalismo el abandono de la revolución

Maduro demolió la economía, la moneda y con ella los sueldos. Ahora privatiza empresas básicas y de servicio público, que en manos privadas nos harán pagar con creces el recule madurista, el abandono de esas empresas y del proyecto socialista. Se trata de un giro ideológico de 180 grados a la derecha que los capitalistas nos van hacer pagar caro y sin piedad.

El gran paquete neoliberal del madurismo.

PRIMERO, adulteraron el Plan de la Patria de Chávez (su programa de gobierno) y así entregaron sin pudor nuestras reservas monetarias en divisas a empresarios ladrones, empresas fantasmas y burócratas, con la excusa de "fortalecer las fuerzas productivas del país".

SEGUNDO, abandonaron los proyectos chavistas de construcción y mantenimiento de infraestructuras, desde el cardiológico de adultos en Montalbán, hasta el plan ferroviario, destruyeron a PDVSA, abandonaron el Metro de Caracas, el sistema eléctrico nacional CORPOLEC, acueductos y el sistema de distribución de agua potable, la CANTV; todo el dinero ahorrado, en fondos creados para invertir en los proyectos revolucionarios y los servicios públicos lo entregaron, en forma de dólares baratos, a empresarios ladrones y burócratas oportunistas que se enriquecieron, desde el 2013 hasta hoy, con miras a privatizarlo todo más adelante.

TERCERO, con el pretexto de las sanciones comenzaron a desmantelar la obra de Chávez, restituir tierras a terratenientes y privatizar empresas confiscadas a conspiradores o aquellas abandonadas por sus dueños extranjeros, arguyendo cínicamente la ineficiencia de la administración pública, y a liberar de las cárceles a los mismos conspiradores.

CUARTO, la aprobación de las leyes liberales: ley de inversiones extranjeras (que viola la constitución), ley "antibloqueo" (para poder violar la constitución), ley orgánica de la ZEE, o maquilas (que también viola la constitución).

QUINTO, la violación de las convenciones laborales y de la ley del trabajo mediante a activación de la fórmula "tripartita", con la cual en el pasado adeco copeyano éstos permitieron que les robaran las conquistas y reivindicaciones a los obreros. Además la amenaza de derogar la Ley de Hidrocarburos para favorecer la privatización de PDVSA, del petróleo y el gas, y la ley de tierras, para restituirlas a los privados, la del ambiente para dar más concesiones en el "arco minero".

A Diosdado Cabello habría que decirle que no hay excusas para abandonar la lucha por el socialismo, la única razón para hacerlo es el miedo, el cansancio o la traición directa. Las sanciones y el raro bloqueo han debido ser para nuestra revolución más bien estímulo para el trabajo revolucionario, creador y socialista, para mejorar todos como personas y como sociedad, un estímulo para la disciplina y para la eficiencia, para la solidaridad y la cooperación, para luchar sin cansancio por nuestra independencia.

SEXTO, marginar al pueblo chavista de la política, de las decisiones del gobierno, y así poder actuar a sus espaldas y en su contra; engañarlo y pacificarlo repartiendo migajas, encarcelando trabajadores y militares disidentes del madurismo, reprimiendo las protestas. Abandonar al pueblo chavista en lo material y en lo espiritual.

SÉPTIMO, borrar a Chávez de la memoria del colectivo diluyéndolo poco a poco en la porquería capitalista, hacerlo pasar como capitalista, y de la misma manera hacerlo con el socialismo; acostumbrar a la gente a confundir, a relacionar el capitalismo majunche y colonial que ellos practican, con el socialismo, mentir sobre uno y otro.

OCTAVO, se colocan en la bolsa de valores las empresas del Estado…

¡ESTAMOS RESTEADOS CON CHÁVEZ!, ¡VIVA CHÁVEZ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 761 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: