Pascualina juega mucho nitendo

Cada vez que tengo la oportunidad de leer un artículo de la camarada  Pascualina Curcio, por alguna razón que aún no logro explicarme, me sale el fantasma de Gaston Bacehlard con su obra: La Formación del Espíritu Científico. Creo que esto viene porque este filósofo veía en algunos tratados científicos,  plumas de pavo real, que él  calificaba como ciencia pintoresca.

Pero hoy estamos frente a un nuevo libro de la camarada Pascualina. Sin leerlo todavía y no sé si pueda, debo decir, que la lectura de este libro tiene que ser obligatoria. Más que un libro, este de  Teoría general de los precios, el salario, la producción y el dinero en guerra económicason cuatro libros en uno, porque dentro de este libro, usted amigo lector se encontrara con tres tanques: Julio Escalona, Luis Brito García y Julio Gambina. Un auténtico comando. Este libro, es además un libro muy particular, porque  es un  libro dedicado a la clase obrera venezolana y esto no hace más obligado su lectura.

No puedo ahora y tal vez no si en otro momento, tenga la posibilidad de  comentarle este libro. Yo tengo la esperanza que sí, porque si es un libro dedicado a la clase trabajadora venezolana que está realmente viviendo en la inopia; el libro podrá encontrarse en cualquier parte de manera gratuita porque no creo que la camarada Pascualina, haya cometido el pequeño error de transformar su libro (dedicado a la clase obrera venezolana)  en una mercancía con un duro y fuerte valor de cambio. Nada más contradictorio que esto.

En cualquier artículo u obra  que escriba Pascualina, puede faltar algo, pero menos un paseo por  su tesis de achacarle toda la culpa del desastre que vivimos al imperialismo. Es verdad, que todo lo que sufrimos hoy y ayer también, tiene como centro esta plaga. Pascualina es clara y tajante en este detalle, pero en otros puntos, su ciencia no le permite ninguna o casi ninguna precisión y se pierde. En esos puntos le falta rigurosidad.  Ahora Pascualina “descubrió”, que contrariamente a los que suponían y afirmaban todas las corrientes económicas conocidas, no hay (como se creía equivocadamente)  tres  únicos agentes que interactuaban en los mercados. No; la cosa ahora  no es así. Los mercados tienen un nuevo actor,  que permiten  que en vez de tres sean cuatro. El imperialismo estaba dormido y Chile con Allende no existió. Pascualina dice que esto lo demuestra científica y empíricamente en este libro, que no es uno sino cuatro libros en uno. “Todas las corrientes del pensamiento económico, clásicas y neoclásicas, incluyendo la marxista, solo reconocen tres agentes que interactúan en los mercados, a saber, los demandantes, los oferentes y el Estado. En el libro demostramos teórica y empíricamente que opera un cuarto agente, el imperialismo”  https://www.aporrea.org/economia/a304305.html

Es así. Pero no es esta la cosa o situación  que me ha llamado la atención de este libro que recomiendo leer o tener programado como una lectura obligada. Lo que me preocupa son un par de cosas, que seguidamente paso a considerar:

En algunas situaciones, Pascualina es clara y tajante. En  otras, en la que  pudiera ayudarnos un poco para entender este desastre, Pascualina entra como en una especie de gagueo y no atina a decir nada. No pierde un momento de colocarle la culpa al imperialismo que la tiene, pero cuando pasa al plano nacional se le pegan los platinos y se vienen con una cosas tan confusa como esta: “Estos planteamientos están vigentes en Venezuela por parte de quienes, con posiciones reformistas y argumentos monetaristas repletos de contradicciones, intentan justificar el no ajuste de los salarios ante una hiperinflación que ha sido criminalmente inducida en el marco de una guerra económica contra el pueblo venezolano por parte del imperialismo”.

Aún yo no estoy en capacidad de imaginarme,  la identificación de  estos reformistas y monetaristas que no se deciden a realizar un ajuste salarial. Estoy muy clara que no es Maduro ni su equipo de gobierno. Eso está claro y hay certeza total que Maduro no tiene nada que ver con esto. Si fuera así; Pascualina hablara claro. Ellos  (Maduro y su equipo) nada tienen que ver con esto. Yo espero, si el libro es gratis o muy barato porque no debe tener  muy marcado una condición de mercancía, que al leerlo, voy a poder conocer quiénes son estos reformistas y monetarista. Si el libro está dedicado a los trabajadores venezolanos, nada más contradictorio, que esta obra cuesta muchos salarios mínimos.

La otra cosas que me llama poderosamente la atención y no es por capricho, es lo que dice Pascualina sobre las férreas luchas que se ven hoy en las calles de Venezuela. Pascualina es marxista y   dice:

“Dibujamos en el libro la lucha de clases que estamos librando en Venezuela que se manifiesta de manera evidente en la contradicción capital-trabajo y en la repartición cada vez más desigual de la producción nacional entre ganancia y salario. Proponemos y explicamos en detalle la indexación de la economía como estrategia para neutralizar los efectos de los ataques imperiales”.

Yo espero que en el libro sí, pero en este artículo no dice nada. Pienso que en el libro, Pascualina pueda explicarme, cómo y por qué, este socialismo le paga de salario a los trabajadores menos de 4 dólares y la empresa privada paga un poco más de 20 veces más de lo que paga el sector público. No lo explica aquí, pero espero que en libro haya una larga, empírica y científica explicación, cómo es esa lucha de clase que se libra en Venezuela, tiene trabajadores presos por defender los derechos de los trabajadores y capitalistas que amasan fortuna con el hambre del pueblo están bien y pagando mejor que lo salarios que paga el sector público.

Yo como no veo mucha lucha de clase en Venezuela en la manera tan pintoresca cono nos la dibuja Pascualina, pienso que la amiga, le gusta jugar nitendo y  se mete duro, con  esos juegas de guerras y cosas así.

Finalmente, Pascualina cierra con el siguiente deseo: “Esperamos, humildemente, contribuir con este libro, al debate público, nos referimos al debate serio y respetuoso que derive en la construcción colectiva de propuestas para combatir y neutralizar a ese cuarto agente externo de la economía, el imperialismo, de manera de poder seguir avanzando hacia el sueño de un mundo justo, humano y socialista”. https://www.aporrea.org/economia/a304305.html

Yo humildemente, también apuesto por esto. O sea, espero que este libro nos de luces para combatir al imperialismo (agente externo) pero también no ofrezca luces para combatir el imperialismo chiquito (colonialismo) interno, que también nos lleva bien jodido. Desearía que en este libro, Pascualina se aproxime un poquito y explie;  cómo el imperio interno fuertemente rebestido de colionialismo, hace del eco-socialismo, una manera de destruirno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: