Carta (muy íntima) a una camarada, que me tiene como un kilo de estopa

Mi muy querida camarada

En verdad, tengo la costumbre de leerla. Siempre me sorprende por sus apreciaciones y opiniones, respecto a lo que viene aconteciendo con el bolívar. Ya no la veo como ministra. Por su entrega total al dato, más bien la observo como presidente del INE en su recuperación.

Sigo pensando camarada, que el rentismo la secuestró y esto no me suena casual, porque la "revolución" decidió un empate técnico con la IV, muy a pesar de lo que Chávez quiso con el 1er y en el segundo plan socialista. Si se acuerda camarada, el proyecto de Chávez se enfocó en echar las bases para un nuevo modelo productivo, que le diera otro perfil al país. No olvide o no debe olvidar, que el primer objetivo histórico se enfocó en la independencia. Sin Bolívar duro y con trabajo, no es posible camarada. Podemos tener mucho oro, pero si la economía y los empresarios continúan siendo zángano, no hay modo.

Debe estar en su memoria estimada camarada, que Chávez también nos habló y prometió un bolívar fuerte. Desde mi perspectiva, toda riqueza y la moneda que la sustenta, tiene en el trabajo su fuerte. El Trabajo en Venezuela, es factor clave, en un proceso de armar un nuevo modelo productivo. Ya está bueno de tango zánganos.

Pero muy en el fondo, no voy a tratar nada sobre el secuestro que padece ahora. Es otra cosa que me preocupa de usted y me tiene muy confundida. Siento Camarada, que sin usted simpatizar con medidas monetaristas, se le hace más difícil darle un palo cochinero al bueno para nada de Tareck Zaidan El Aissami Maddah . No creo amiga, que usted tenga interés de darle continuidad a las políticas de Maduro, que como ya lo ha explicado y cuestionado muchas veces, su política tiene un tufo monetarista y está entendido, que Maduro no torcerá el camino y usted tampoco tomara una atajo para llegar a la orilla chapaleteando, casi ahogada e informando al país sobre las medidas de corte Monetarista, que el ex camarada Maduro asumió. Creo cualquier cosa de usted mi querida amiga, pero no esta.

Pero voy al punto que ahora tomo de sus recientes declaraciones. "No hay una explicación económica" para este vuelo "abrupto, repentino y desproporcionada" del tipo de cambio. Voy directo a la cuestión: ¿Usted no la tiene? ¿o verdaderamente no la hay? Las dudas que reflejo en estas preguntas, salieron a leer en ese mismo texto, las consideraciones de dos economistas. Uno no es de mi agrado y el otro ( Tomás Socías López) nos dice que "la subida inusual en estos días… tiene que ver fundamentalmente por la falta de actividad económica en el país". Este economista enfoca el punto bajo un criterio económico y creo que dice una verdad o una media verdad. Lamento y mucho, que usted aún no sea capaz de componerse para que pueda mostrarnos la totalidad concreta. (las negritas son mías) https://www.aporrea.org/economia/n354586.html http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/economia/pasqualina-curcio-subida-del-dolar-no-es-casual/

Usted estimada amiga, insiste y no deja de tener algo de razón, que este vuelo del dólar es parte de una guerra no convencional. Efectivamente amiga, con esta pelazón, no puede existir una mayor demanda de bienes. Creo, así como usted lo dice, que cuando un pobre le llega un bonito, no se prepara de madrugada para irse a una entidad bancaria y comprar dólares. ¿Pero hasta cuándo la política de la dádiva? ¿Hasta cuándo la plancha de zinc? ¿Un bono y una plancha de zinc con cemento no es la misma vaina de ayer? No será que nuestra zanganearía tiene algo en todo esto que nos está pasando. Lea Chávez camarada.

Efectivamente amiga, no es casual. Esto también es verdad. En esto no hay nada que venga como cosa de un destino ya escrito, pero si causas hay que ubicar, es posible que unas endógenas abrieron el hueco para que otras (externas) pudieran entrar. Un comentaristas de béisbol querida camarada, explicaría este asunto (la especulación, la dolarización) de una manera muy sencilla.

En béisbol uno suele oír: El que no hace le hacen. No se hizo lo que debía hacerse y ahora nos hacen. Debe saber camarada, que la guerra es la continuación de la política. El gobierno "revolucionario" se creyó que el petróleo era suficiente para importar porque es el combustible del mundo y del capitalismo. Con orgullo (mucho) decíamos y se dice todavía, que tenemos todo el petróleo que necesita el mundo y venderlo era la vaina más fácil. O sea camarada, seguimos con el facilismo y la zanganearía. Decidimos vivir a expensas del capitalismo. Claro, usted en sus cuentos ya nos echó con sus datos su cuento y dijo, que hemos sido un país que produce, crece y todo eso. Esto de suponer, que Venezuela no produce, es según usted, es parte "de nuestra cultura popular". No sé qué tanto Maza Zavala, los Silva Michelena y Héctor Malave Mata (por citar algunos) se lo pasaban tocando tambor en Curiepe, pero dijeron a través de sus obras (y con datos) todo lo contrario. https://www.aporrea.org/economia/a287018.html

No hicimos lo que teníamos que hacer y hoy esa explicación de una guerra no convencional le nubla ele entendimiento y se no está poniendo como un disco que se pega. En el diagnostico y la "solución", Usted insiste y los datos los tiene, que la producción de dinero inorgánica no es la causa de la hiperinflación en Venezuela. Perfecto. ¿Si aquí no lo es y EEUU que "imprimó 2.2 billones de dólares no produjo ningún efecto inflacionario, el dato es suficiente para decir que ni lo uno ni lo otro producen inflación? ¿Eso quiso decir?

Me llama la atención querida camarada, esta tan segura afirmación que el vuelo del dólar no tiene una explicación económica. Siendo así y no tengo porque dudarlo, su "remedio" es de naturaleza económica. Una pastilla para la diarrea por ejemplo, no sirve para controlar la tensión. ¿o si? Ante una acción, que no tiene una causa o explicación económica, usted me confunde y dice:

"Ante esta acción que califica como un "arma de guerra no convencional" que tiene el objetivo de desestabilizar el país, Curcio recomienda una serie de medidas para "blindar" el bolívar como es respaldar su valor al oro, incrementar las reservas internacionales también por medio de la monetización del oro e incrementar la producción y exportación petrolera, entre otros"

No sé camarada, si ahora soy un kilo de estopa o el kilo de estopa es usted. Pienso en esto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3069 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: