El secreto del cacao venezolano que mandan a Japón y a Malasia

Siempre fui muy curioso, tal vez por eso trabajé gran parte de mi vida en asuntos de investigación científica, de fraude corporativo, y en trabajos de detective y espionaje industrial.

En ese ámbito, uno debe ser súper paranoico (es como ser súper demasiado curioso), uno debe sospechar de todo y de todos todo el tiempo y en cualquier lugar y circunstancia, debe observar y memorizar todo, debe cuestionar todo, no debe creerle nada a nadie, y debe siempre tratar de pensar como el enemigo.

¿Qué haría el enemigo si …?

¿Si esa personas fuese un estafador, cómo haría para …?

¿Si la personas me está mintiendo, entonces que estaría escondiendo …?

Se pudiera decir que para trabajar en ese ámbito, hay que ser súper avispado (y disponible para trabajar 7 días la semana las 24 horas del día ya que casi todos esos tipos de trabajos se hacen a última hora, de emergencia, como último recurso).

Bueno …

Por costumbre me imagino, cuando leo cualquier cosa como las noticias y las opiniones en Aporrea --- mi sitio web preferido ---, siempre cuestiono lo que leo, por ejemplo, leí el siguiente reciente titular en Aporrea:

" Exportan 57.120 kilos de cacao venezolano a Malasia y Japón"

… y de una vez se me prendió una luz roja en mi cerebro, y me avispé, preguntándome:

¿Por qué alguien en Malasia (un país que conocí) o en Japón quisiera comprar cacao de Venezuela cuando podrían conseguirlo a pocos kilómetros de allí en la zona Sur Asiática donde ellos mismos están ubicados (aunque Japón este un poco más al norte) en vez de conseguirlo de Venezuela que se encuentra a muchos miles de kilómetros más de distancia (ver los detalles más abajo)?

A primera vista, eso sería como si yo le diría a mi esposa, "Querida, ya vuelvo, mes voy (desde la costa caribeña venezolana donde vivimos) a Cúcuta (que se encuentra a unos 800 kilómetros de aquí en Colombia) a comprar un poco de cacao para tu torta, ya vuelvo," cuando mucho más cerca, a solo 20 kilómetros puedo comprar cacao cultivado aquí cerca de donde vivimos, digamos en Barlovento, un sector cacaotero (como a 20 kilómetros de Caracas).

¿Por qué voy a viajar 800 Km. para comprar algo que puedo conseguir a 20 Km. de aquí?

Hmmm …

Deben haber razones, ¿verdad?.

Uno no malgasta su plata tirándola por la ventana, ¿no es así?

Uno no le dice al comerciante, "Dame un paquete de tal cosa, pero dame el precio más alto que puedas, y te lo pago," ¿verdad?

Uno no viaja 800 kilómetros, gastando cientos de dólares en gasolina y restaurantes y hoteles para comprar un producto que puede conseguir cerca de su casa.

¿Verdad?

A menos que …

Bueno, en el caso de que yo fuese a Cúcuta a comprar el cacao para mi esposa, solo serviría hacerlo si en el trayecto, yendo o viniendo, alguien me pagaría un montón de dinero para cubrir todos mis gastos de traslado más (digamos) unos $1000 adicionales para --- por ejemplo --- transportar cocaína colombiana hasta el puerto de La Guaira, o algo así.

¿Verdad?

Allí sí que valdría la pena ir a conseguir el cacao para mi esposa a 800 Km. de distancia en vez de a 20 Km.

Otra posibilidad sería que yo tuviera una novia en Cúcuta, o tal vez otra familia completa, o tal vez tenga un amorío homosexual por esos lados, etc.

Todo es posible.

Pero también ocurre a menudo que empresas --- o dueños de empresas de maletín por ejemplo --- tratan de desviar fondos (activos, valores, o bienes) a través de gastos y traslados reales o ficticios para por ejemplo evadir impuestos o en preparación para una declaración planificada de una bancarrota (de una empresa) con el fin de evadir todas las deudas acumuladas y después quedarse ilegalmente y secretamente con esos bienes, valores o activos.

Una manera de hacerlo es de trasladar equipos, maquinaria, materiales, etc. a otros lugares, a menudo lejanos y secretos, donde se esconden esos bienes (activos) durante el proceso de bancarrota o pre-bancarrota para después del proceso recuperarlos todos otra vez, enseguida venderlos o montar otras empresas parecidas con los mismos materiales y equipos, y después de un tiempo declararse otra vez en bancarrota, y así, sucesivamente, ganándose millones cada vez, ilegalmente.

Hay gente que gana su vida haciendo esto, conocí a varios, y muchos de ellos hoy son multimillonarios.

Bueno, en el caso del cacao para mi esposa, algún empresario o funcionario corrupto pudiera pedirme de ir hasta Cúcuta una vez la semana, manejando su camión lleno de equipos industriales de la empresa que planifica quebrar, con todos los papeles en orden, donde yo traslado los equipos a un galpón en Cúcuta, me pagan el hotel, todas las comidas, una botella de whisky, y unos $1000, y aprovecho de comprar el cacao.

Existen muchas posibilidades, los mejores estafadores y corruptos son muy buenos en este tipo de fraude.

No sé si me expliqué bien, pero espero que sí.

DATOS (parciales y aproximativos)

Los siguientes kilometrajes son distancias en línea directa, por ejemplo, vía aérea, pero de acuerdo con la noticia de arriba, exportaron el cacao vía marítima desde Puerto Cabello --- situada en la costa caribeña de Venezuela --- hasta Japón y Malasia, entonces las distancias (abajo) serían significativamente mayores, sin embargo, las distancias que les proveo (abajo) les darán una muy clara idea de la realidad con respecto a este tema del cacao.

También les he proveído datos relacionados con Indonesia ya que Indonesia es un gran productor de cacao --- el tercero más grande del mundo produciendo casi 30 veces más que Venezuela --- un país que además se encuentra mucho más cerca de Japón y Malasia, casi al lado de esos dos países donde Venezuela estaría mandando el cacao.

Verán que a raíz de las diferencies en las distancias, no tiene ningún sentido que Japón y Malasia compren cacao venezolano cuando podrían comprarlo de Indonesia, un país que se encuentra mucho más cercano, casi al lado de Malasia, y no tan lejos de Japón.

Venezuela --- número 14 más grande productor de cacao con unas 23.000 toneladas.
Indonesia --- número 3 más grande productor de cacao con unas 650.000 toneladas.

Distancia entre Japón y Venezuela --- 14.000 Km.
Distancia entre Malasia y Venezuela --- 18.000 Km.

Distancia entre Japón e Indonesia --- 5.000 Km.
Distancia entre Malasia e Indonesia --- 1000 Km.

CONCLUSIÓN

En todos los casos, a nivel mundial, cuando se trata de transporte, sea vía aérea, terrestre o marítima, la cosa se calcula así:

más distancia = más costos.

Entonces, en base a los datos de arriba, de mandar cacao de Venezuela hasta Japón costaría alrededor de 3X más que de mandar el cacao desde Indonesia a Japón, y costaría 18X más mandar el cacao desde Venezuela a Malasia que mandarlo desde Indonesia.

¿Quién en su mente sana compraría el mismo producto desde Venezuela pagando entre 3 y 18 veces más que si lo hubiera comprado en Indonesia?

Eso no tiene sentido.

Definitivamente, hay algo que no cuadra allí, por nada.

Entonces …

Deben existir otras razones por las cuales alguien en Venezuela mandaría cacao a Japón y Malasia, o sea, no están mandando el cacao a Japón y Malasia solo por el cacao, podría ser para aparentar sí, y perder miles de dólares en el proceso de aparentar, pero también, así como en el caso del cacao para mi esposa, pudiera ser debido a otros factores más nefastos.

Personalmente, yo creo que ese asunto del cacao mandado desde Venezuela hacia Japón y Malasia tiene que ver con la droga (cocaína) porque no tiene absolutamente ningún sentido que personas en Japón y Malasia compren cacao de Venezuela.

Es totalmente ilógico, a menos que los cargamentos contengan también cocaína, o tal vez oro, o diamantes, o cosas así.

Allí sí valdría la pena.

¿Verdad?

Bueno, ese pudiera ser el secreto del cacao venezolano que mandan a Japón y a Malasia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2934 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a283273.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO