TSJ sírvase ejecutar medidas sancionatorias a favor del pueblo

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anuló o suspendió el cobro aplicado por la Alcaldía de Chacao por multas e impuestos, las cuales estaban siendo calculados y cobrados en dólares, la medida quedó sin efecto a partir del ocho de agosto del presente año, en virtud de que establecen "la creación de unidades de valor fiscal tributaria y sancionatoria anclada en un mercado cambiario distinto al regulado por el Banco Central de Venezuela. Sin embargo, ya en el país existe la posibilidad de expresar las obligaciones en divisas, por ejemplo: un inmueble de arrendamiento puede costar el canon una cantidad de dólares, que esta no sea residencial sino comercial, éste se puede restablecer, incluso no se está en la obligación de pagar el monto en divisas, ya que existe la posibilidad de pagar al valor de nuestra moneda como lo establece el BCV. También estableció el pago de obligaciones laborales en dólares si así las partes (el patrono y el trabajador o trabajadora) lo establecen, al tipo de cambio oficial del sistema de Divisas DICOM. Aunque se establece que se puede pagar en bolívares a este tipo de cambio, también se puede pagar directamente en dólares. Siendo así las cosas no entiendo el porqué de la primera medida; pero acogiéndome a ella como ciudadana de este país, y perjudicada como estamos todos los venezolanos, creo que la medida contra la Alcaldía de Chacao debe ser extensiva a otros organismos tanto públicos como privados, extensible a quienes han usado la divisa norteamericana como un instrumento de especulación contra la economía venezolana. Si esta norma se hubiera dictaminado en un principio, se hubiese evitado más la inflación inducida a la que juegan los comerciantes y especuladores contra el pueblo venezolano, ya que este es el único país donde la moneda el dólar el sector empresarial le induce un espiral inflacionario. Misterio de la ciencia.

En vista de que los controles a los acuerdos establecidos y firmados entre el gobierno y el sector empresarial misteriosamente no se cumplieron, por ende no hay medidas sancionatorias ni contra la burguesía empresarial, ni menos contra los organismos públicos regulatorios (como la SUNDDE), pedimos al TSJ sírvase ejecutar medidas sancionatorias a favor del pueblo venezolano, establezca criterios jurisprudenciales a favor de todos y de todas los ciudadanos de este país, ya que nos sentimos desprotegidos ante la avalancha de enajenaciones que se cometen a diario contra el pueblo. Es intolerable que las empresas de gas cobren a una ama de casa el servicio en dólares, peor aún es que tenga pagar una bombona de 43 Kgs. En Bs. 120.000 (3 Salarios Mínimos) y la SUNDDE no sanciona, solo aparece en diciembre a cerrar locales comerciales. Es reprochable que un cartón de huevos cueste Bs. 80.000 (dos SM) cuando se produce en Venezuela. Los cánones de arrendamiento (tanto los comerciales como residenciales) son fijados en altas sumas en dólares o en pesos, mientras que los órganos competentes no supervisan y los arrendatarios hacen enormes sacrificios para pagar el mismo y alimentar a su núcleo familiar. Los bancos tanto públicos como privados a los pensionados y público en general les limitan la entrega de efectivo, las máquinas de los puntos de venta se convirtieron en un negocio redondo. La CANTV, las empresas de telecomunicaciones y cableras, hacen lo que les da la gana en la prestación y cobro de los servicios. Las empresas funerarias hacen estragos con el dolor ajeno ante la muerte de un familiar, los cobros en dólares son excesivos. Las clínicas, laboratorios y farmacias son los verdaderos mercaderes de la salud cuando de cobrar en dólares se trata. Son interminables las razones por las cuales nos sentimos desamparados ante la ineficiencia de los organismos públicos que no ejecutan las medidas pertinentes. Dolarizar la economía del país es y será la peor medida que se haya ejecutado, como sucedió en Ecuador. Aquí lo observamos: caída de los salarios, pérdida del poder adquisitivo, desplome de las pensiones y de los ahorros, aceleramiento de la inflación, estancamiento de la economía, freno de la poca producción nacional existente por la competencia de las grandes industrias o empresas transnacionales; la dolarización no va a eliminar el riesgo de la crisis ni económica ni social, por el contrario la acentúa, y ante un escenario de la caída del dólar a nivel internacional como va a ocurrir, ésta terminaría de desplomar gravemente la economía del país; entre otros factores y riesgos económicos financieros.

Es imposible ya sobrevivir ante esta locura desenfrenada de los bachaqueros y de los comerciantes, especialmente de la comunidad árabe. Estos últimos tienen un gran negocio con los alimentos, la mayoría de ellos que eran comerciantes de línea blanca y marrón, ahora tienen bodegas, panaderías, supermercados y grandes galpones, pero con precios súper elevados. ¿Por qué no ejecutan medidas de control? Trump quiere que le entreguemos la Patria, pero los funcionarios del gobierno sabotean al propio gobierno al no estar a la altura de este momento histórico que vivimos. La peor guerra es la que le están haciendo al propio gobierno los coordinadores, directores, gerentes o jefes mediocres incapaces corruptos apátridas que están al frente de estas instituciones. No es suficiente parecer ser revolucionario, es necesario serlo, defendiendo los valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio, luchando por la justicia y por el país, defendiendo a los más débiles, a los salariados, a los que no nos pagan con la única moneda que tenemos y que debemos rescatar: nuestro gigante Bolívar, que ya estos delincuentes lo están convirtiendo en lo que lo convirtió Santander, en nada. Señores del TSJ tienen ustedes hoy un compromiso con la historia, el de reivindicarse con todos los venezolanos, así como lo hicieron con los burgueses de Chacao, de defendernos ante las inequidades de quienes usan la revolución para enriquecerse, para aquellos que pretenden amalgamar una cultura imperialista con el legado de Bolívar y el proyecto de Chávez. Los revolucionarios de a pie, como dijo Numa Molina, nos sentimos desprotegidos. Basta de tanta ineficiencia, de tantas excusas para no actuar. Ya es suficiente con la libertad incomprensible del impulsor de todo esto, Juan Guaidó, después de autoproclamarse presidente y ejecutar acciones como si lo fuere, robando los recursos del Estado venezolano mediante una empresa petrolera. Hasta eso lo hemos soportado, pero no nos pidan a los que en realidad hacemos la revolución que nos sacrifiquemos más cuando hay delincuentes de cuellos rojos saboteando un proyecto, una historia, un país. Termino parafraseando a Chávez "quienes acaparen, escondan, pongan sobreprecios de los alimentos al pueblo y no lo defienda, deben ser juzgados por las leyes de la República como criminales de guerra". Ni siquiera esto ha podido cumplir ni el TSJ ni la actual ANC. La verdad nos hará libres.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 928 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a282026.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO