¡No encuentro que comprar con mi tarjeta de crédito!

Me sentí muy orgulloso de mi tarjeta de crédito cuando me la dieron por primera vez. Cuando compraba con ella siempre decía, refiriéndome al artículo que adquiría: ¡No tiene precio, pásala allí! Sirvió para comprar ropa, repuestos para mi carro, entre otras cosas de gran utilidad, aun cuando el límite no era gran vaina. Es más, me sorprendía que cuando la pasaba para pagar, pensando en que no tenía fondo, siempre el banco como que estaba pendiente de aumentar el límite. ¡Qué felicidad! Entonces, repetía como el pelotero Antonio Armas cuando le hacia la propaganda al Banco de los trabajadores, valorando la prontitud del banco en sus operaciones: "Algo mascumbanco"

Pero, las cosas han cambiado, desde los conos monetarios hasta el precio de los productos que uno desea comprar, pero que el dinero en tarjeta no lo permite porque está rebasado por el valor del bien. ¿Qué se consigue ahorita en 1500 bolívares soberanos? Nada. Ese es el límite de mi tarjeta y eso que soy buen pagador, siempre me dan las gracias, por conservar mi salud financiera; y sin embargo, se han puesto duros en aumentar el límite, según la última resolución de Sudeban. ¿Qué hago con salud financiera, si la salud física es lo que quiero mejorar, si el límite de crédito actual alcanzara para comprar el medicamento?

Debo confesar la envidia que sentí cuando supe que las tarjetas del bicentenario habían sido aumentadas a 75 mil bolívares soberano y me dije: ¡Coño, con eso si puedo comprar el medicamento y hasta un caucho para el carrito! Ojalá, al banco de Venezuela se le ocurra algo parecido. Pues, no, aún tengo mis 1500 bs S. Sortario el que con real y medio compró una chiva, una gata, una lora, una pata y todas tuvieron cría, y al final tenía hasta su real y medio. Eso no lo puedo hacer con 1500bs S.

Hay unos que me dicen: "Oye, pero tienes que mover esa cuenta para que el banco vea que tu consumes" Ahora digo yo: En estos tiempos ¿Cómo hago para mover 1500bs S, si en un solo gasto y completando con la tarjeta de débito o efectivo es que puedo comprar algún producto? No, eso no va por ahí. ¿Será que alguien del Banco de Venezuela puede explicar a sus clientes tarjetahabientes que se debe hacer para poder tener mayor límite en la tarjeta de crédito?

Debo confesar también que cuando veo que no puedo adquirir un producto por lo caro, allí si me sirve la tarjeta, pues me la paso por la frente y recojo el sudor, que brota de la impotencia de no poder adquirir dicho producto, y lo lanzo al vacío.

En fin, debería pensarse en la ayuda que brindaría aumentar el límite de las tarjetas de crédito para "medio enfrentar" la situación económica que vivimos, sobre todo en este comienzo de año cuando ya los productos que habían superado los precios en relación al último aumento de sueldos, ya andan volando en paralelo con la sonda que la china mandó a la luna.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 31366 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a273788.htmlCd0NV CAC = Y co = US