Ahorro/petroporro

No hay economista sin título, pero sí economía de ridículo, y a ésta débese este cura cleuasmo asno, mas, el objeto del desarrollo es aumentar la renta nacional. A la renta nacional convergen cuatro aspectos del proceso de desarrollo, que es ciencia del tiempo perdido, del revivir lo que no existe, llevado por la experiencia que debe resurgir en la conciencia y en el juicio de alguien. El Estado, conciencia y juicio, a él tienden y de él trascienden: Desarrollo económico/factores demográfico, agricultura/industria, capital/producción, ahorro/balanza de pagos.

Ahorro/petroporro, ahorro/balanza de pago. Lo petroporro, ha de tener vinculación con la balanza de pagos. El petroporro como canuto para inflar el perro del ahorro, y disminuir la inflación en las faltriqueras del calzón. El ahorro, deviene de la agricultura y de la extracción de los minerales. Los campesinos son una categoría de ahorristas, conectados con el carnet de la patria, al igual, la clase dirigente, entre estos el presidente de la República, que el día del Trabajador Textil, hizo su ahorro de un mes de aguinaldo en petro, e igualmente la primera combatiente , la camarada Cilia Flores, al tiempo que convocaba, el primer mandatario, al pueblo de Venezuela a hacer la misma cosa, toda vez, que estos días son los días de los aguinaldos y de la utilidades de fin de año, mes propincuo y propicio para desarrollar el ahorro como elemento esencial del desarrollo, pues, a según las cifras hay más 15 millones de venezolanos con el instrumento de guerra económica, el carnet de la patria, canuto para inflar el perro petroporro del ahorro.

El ahorro/petroporro, a más de los campesinos y de la clase dirigente, se encuentran las grandes empresas y sociedades extranjeras y nacionales, que se ocupan de la extracción del oro, del petróleo, del gas, del coltán, del diamante, del hierro, del uranio, tantos otros minerales estratégicos, pues en el ahorro/petroporro, están las empresas y sociedades públicas y privadas, que se ocupan de la explotación de la tierra, de las plantaciones de lo que comemos. Los campesinos y la clase dirigente, han de tener importancia, tanto como las empresas, pero sí en estos momentos la obligación de ahorro para enfrentar el bloqueo económico que ha estado rempujando y repujando el imperio gringo go home, putativo padre de la crisis humanitaria, al promover las caravanas de migrantes en todo el globo terráqueo con su política intervencionista e injerencista, que le está tocando su fin, con estas elecciones de mitad de término, en un referendo que va decir mucho con un congreso de EEUU desfavorable a Donald Trump.

De las plantaciones de lo que comemos, ha de estarse limitado. Al igual que empresas, sociedades y corporaciones dispuestas en la línea del desarrollo de la nación en una economía rentista, ya no tan petrolera. Pero al fin y remate, a la renta hay que inflarla con la renta nacional, en que juega papel preponderante el ahorro/petroporro. Empresas, sociedades y corporaciones, que consagran los dividendos en el extranjero y en el país. Asina, otras fuera del perímetro de dichas empresas, sociedades y corporaciones.

En el ahorro/petroporro, están las materias primas, esto es, petróleo, oro, gas, coltán y otras, cuyos precios están sometidas a fluctuaciones, en los últimos años y meses lo hemos experimentado todos los venezolanos, producto de la guerra económica del imperio gringo go home, contra el pueblo de Bolívar y de Chávez, petróleo de 100 dólares el barril a menos de 20 dólares por barril, el venezolano ha sabido sortear la arremetida imperialista, con exportaciones relativamente inestables, al tiempo que descendían las capacidades de importación, pero que el gobierno supo canalizar, pese a la persecución de los financiamientos y el cierre de compromiso internacionales, mas ha importado la capacidad de maniobra que ha tenido el presidente Maduro, que ha sabido enfrentar la situación, hiriendo por los mismos filos a los gringos, creando el petro, criptomoneda contra el dólar criminal y coercitivo. Y llamando para el ahorro, y los intercambios comerciales, en la recuperación económica de crecimiento y prosperidad.

Del ahorro/petroporro, un país extraería de las exportaciones una parte importante de su renta nacional, pese a las perturbaciones profundas, adaptando y adoptando las importaciones a la evolución de las exportaciones, ya liquidando y subastando las reservas de cambio, y al fin equilibrándolo con el proceso de crecimiento, con eficiencia la utilización de divisas al tiempo que la eficiencia y la eficacia se manifiesta en la capacidad de importación, y en mientes la adquisición de bienes de producción con márgenes en prosperidad a bienes de consumo durable y de lujo, en que resulta un equilibrio del crecimiento. Aun, sin meter en cintura a la especulación y la inflación inducida con guerra financiera, económica, comercial y monetaria, y el regurgitar del dólar paralelo criminal por lo que prepodérase el ahorro/petroporro, en una dialéctica de precios de importación y de exportación, en donde entra el salario como aspecto que mide el desarrollo, teniendo presente el objeto de éste, que no es otro que el aumento de la renta nacional sin rentismo petrolero, y apostando a la producción interna de lo que consumimos, sin olvidar además el progreso social en lo educativo, la salud, la vivienda, los servicios básicos, la recreación, la seguridad social, el bienestar general, la defensa de la soberanía e independencia con lo militar, y en el bien común lo racional, en que humanismo y desarrollo engástanse con fundamento en las reservas naturales de la nación, petróleo, gas, oro, coltán, en que para cada uno de los venezolanos es, y para todos los hijos de esta patria de Bolívar y Chávez, también, en que hase herido al enemigo manifiesto por los mismos filos: Contra el dólar criminal, el oro el petro y el coltán. Puesto que de quien es el suelo, también es el cielo, y ese derecho de haber conquistado el cielo por asalto, no nos los arrebatarán.

Si hemos conquistado el cielo por asalto, con nuestras propias reservas naturales, entonces sea dicho, que habrá de ahorrar en petro, en oro y en coltán de la combinación ahorro/petroporro, como aspecto del desarrollo y del aumento de la renta nacional, con miras al bien común y al bienestar en general. Ergo sea dicho, que ese derecho objetivo y subjetivo de cada uno y todos los venezolanos no nos lo arrebatarán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 529 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a271581.htmlCd0NV CAC = Y co = US