Como no tengo “carnet de la patria”, mi cuenta bancaria presenta un saldo de Bs. 1,66 “soberanos”

Es curioso, pero cada vez que escribo, siempre aparecen algunos desadaptados enviando correos electrónicos y mensajes por distintas vías en donde me acusan de apátrida, "vendido al imperio", pitiyanqui, escuálido, y hasta de oligarca.

Según los inagotables términos de quienes adversan mis ideas, -en especial las que publico en Aporrea – señalan en su condición tautológica casi que elevando en condición de un "Cristo del siglo XXI" a Nicolás Maduro, que éste ha sido un pobre hombre, víctima de nosotros los opositores imperialistas quienes hemos convertido su gobierno en una suerte de apostolado, cuyos integrantes han sido perseguidos por los fariseos, escribas y emperadores que niegan la palabra de ese enviado de algún "todopoderoso" para redimir a nuestro pueblo.

Palabras más, palabras menos, los defensores del madurismo nos dicen ¿cómo va a pensar que Maduro quiere aumentar los precios? ¡Eso es culpa de los comerciantes inescrupulosos! O sea, que Maduro reconozca como pecado la emisión de dinero inorgánico por parte de su gobierno, eso no sería una prueba de la espantosa hiperinflación que atravesamos los venezolanos, porque al final quien aumenta el precio sería el único culpable y responsable.

Que ese aumento desbocado de precios se haya complementado estos años con el referencial en moneda extranjera que generalmente ha puntuado una conocida página con el nombre de Dólar Today, el cual fue llamado por el propio madurismo como "dólar criminal" durante más de un lustro, pero al final sea el presidente de la República quien menciona el valor de la tasa cambiaria que tenía dicha página para el día en que nos anunció de manera rimbombante su "plan económico", nos preguntamos: ¿Cómo es eso de que Maduro para estabilizar la economía y en función del nuevo salario mínimo, el mismo sea calculado por el valor que "criminales" imponían al mercado cambiario? ¡Claro! Aun así, para los maduristas los delincuentes cambiarios no son quienes fijan ahora ese valor, porque al fin y al cabo, ellos desde el gobierno están "libres de pecado".

Que en el medio de esta barbarie económica desde nuestra óptica de pensamiento digamos que el hecho de que el gobierno al intervenir las empresas, pagando el salario mínimo de unos 12 millones de trabajadores que representan la alicaída pequeña y mediana empresa, y que aseguremos que eso es una expropiación de facto de lo poco que nos queda como empresa privada, - mientras tanto El Heraldo de Negocios del Siglo XXI, el diario económico más importante de China, nos informa que ese país coloca en primer término la inversión privada en sus políticas públicas¹ - al punto que hasta uno de los alcaldes maduristas acompañados de la mal llamada "Guardia Nacional Bolivariana" (GNB), con cizalla en mano, se atreva a decir por las redes sociales: "Así iniciamos el día de hoy carajo si no abres tu negocio te lo abrimos". Y posteriormente complementar la infeliz frase con otra de antología al culto a la personalidad afirmando: "Que nadie tenga duda que desde el gobierno (…) seguiremos haciendo valer las medidas económicas anunciadas por nuestro presidente Nicolás Maduro, es posible que eso para esos maduristas sólo sean consignas del plan "económico".

Obviamente que si cualquier funcionario llega hasta su comercio, negocio o propiedad privada, y con todo el poder y apoyo de los militares quienes deberían hacer valer el respeto por la Constitución, y realizan semejante acción de manera pública, y que a su vez es validada por la cúpula madurista, si ello no es una expropiación, entonces ¿Cómo definir un hecho de esa naturaleza?

Sin duda, que los maduristas dirán que lo que hace tal alcalde es una "ejecución del gobierno revolucionario para pueblo y por el pueblo" ¿Y así piden que vengan nuevos inversionistas para el país? No obstante, para ese mismo madurismo que nos agrede por redes y hasta de manera personal, los entregados al imperialismo somos nosotros porque estaríamos "mintiendo", al señalar que las medidas de Maduro representan la total expropiación de la malograda pequeña y mediana empresa que aún queda en Venezuela, porque en esencia, lo que estaría haciendo Maduro con esas acciones es cargar una cruz para redimirnos como pueblo.

Y si en función de lo anterior, usted logra observar videos o imágenes en donde jóvenes trabajadores, fundamentalmente cumpliendo funciones de gerentes en supermercados o centros de consumo masivo son esposados y puestos a las "ordenes" de la justicia "socialista", cuales vulgares delincuentes, mientras Valentín Santana el jefe del colectivo armado llamado "La Piedrita" aparece por distintos videos acompañado con un grupo de encapuchados que portan armas largas, amenazando de muerte a quienes se oponga al madurismo porque con tal acción estarían "defendiendo la patria"³, no se debe sorprender porque en este caso Santana es para los seguidores del gobierno, un ejemplo revolucionario que cumple las órdenes de Nicolás Maduro.

Además, que ese mismo individuo que comanda un grupo paraestatal aparezca en otro video saludando a la alcaldesa de Caracas, un ministro y un general de la "fuerza armada"⁴, pues entonces es evidente que en Venezuela, estamos gobernados por sujetos – civiles y militares - que aplauden la delincuencia y la impunidad, mientras persiguen a los trabajadores ¿Y cómo llamarle a un gobierno que se abraza públicamente con quienes violan la ley, y portan armas que el propio Chávez condenó en su momento diciendo que esas armas tenían que estar sólo en manos de los militares y cuerpos de seguridad del Estado? ¡Ah ya! Para los maduristas si alguien se viste con pasamontañas, chaqueta roja y desenfunda una ametralladora o cualquier tipo de pistola diciendo "viva Maduro", el "cristo" de los pobres en la "patria de Bolívar", inmediatamente se convierte en parte del apostolado, aunque en su currículo abunde la corrupción, robos, atracos, secuestros, violaciones, narcotráfico y homicidios.

Lo paradójico de toda esta situación es que seguramente, esos individuos que fungen como defensores del madurismo, también son portadores con seguridad del "carnet de la patria", y quienes cobraron oficialmente su "bono" de reconversión – supongo que no será humana, ni espiritual y menos ideológica – de 600 bolívares "soberanos", mientras que el suscrito como docente adscrito del ministerio de educación, apenas si logró como quincena que le depositaran menos de 200 de esos nuevos "bolívares", y finalmente después de adquirir unos muy pocos alimentos que alcanzarán para dos o tres días, quedar con un saldo bancario de 1,66 "soberanos".

En otras palabras, para el madurismo los trabajadores no valemos nada, somos simplemente unos delincuentes imperialistas que deberíamos estar tras las rejas, mientras los colectivos armados, como los "revolucionarios" maduristas que integran La Piedrita, y portan su "carnet de la patria", pueden estar seguros que nunca van a aparecer esposados y montados en patrullas policiales como criminales – caso de los gerentes de empresas - , y menos que aparezcan con una cuenta bancaria con apenas un bolívar de saldo como la que presenta mi condición de docente al servicio del país. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://twitter.com/jvivassantana/status/1034061441228316672

² https://www.aporrea.org/regionales/n330479.html

³ https://www.youtube.com/watch?v=lyLmE5vh-oQ

https://www.youtube.com/watch?v=Q6KdujR8B1k



Esta nota ha sido leída aproximadamente 50628 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a268457.htmlCd0NV CAC = Y co = US