Qué busca el supuesto default

Al margen de su etimología y significado popular, default es aplicado amenazadoramente, malintencionadamente, criminalmente, etceteramente, en Venezuela, un país que, si bien podría caer en default en cuanto a reservas internacionales monetarias, o sea, en divisas, es decir, que carezca de o se insolvente de dólares, posee en cambio inmensas riquezas compensatorias del dólar.

Eso, por una parte, pero mediáticamente los propagadores de ese supuesto default sólo han buscado alarmar a la población ignara, bloquear las posibles inversiones extranjeras, y con todo eso, como si fuera poco, además se convierte muy subrepticiamente en una solapada y eficaz estrategia dirigida o estimulante de la llegada del llamado capital peregrino, es decir, capital de corta viabilidad, aunque suficiente para comprar a precios de gallina flaca y más adelante vender a precio de vacas gordas.

Tal fenómeno se manifiesta con la atracción de capitales que aparecen en momentos de crisis, de refinanciamiento, cuando, por ejemplo, los bonos del Estado pierden confianza y en consecuencia sus tenedores optan hasta por rematarlos o sacrificar parte der los interese preconvenidos por el Estado en las emisiones estatales de bonos, y de resultas con altos descuentos en las tasas de interés ofrecidos, todo por falta de esa confianza que ha venido desprestigiando la mediática del default, que significa pedida de confianza inducida.

Peregrinos son esos capitales fugaces, esos que se limitan a esperar el vencimiento previsto y cobrar completico y en consecuencia ganar toneladas de dólares sin tirar un palo y sin invertir productivamente un dólar en el país caído en desgracia. Estúdiese el caso de Argentina, por ejemplo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 829 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: